Patrimonio Nacional da luz verde….


5730d83260996_r_1469529346684_0-7-812-426Carmena sugiere dar “una nueva visión al Valle de los Caídos” y llamarlo “El Valle de la Paz” La Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos amenaza con la vía penal para evitar exhumaciones La Fiscalía recurrió con dos semanas de retraso las dos exhumaciones en el Valle de los Caídos Un juzgado autoriza las primeras exhumaciones de cuerpos en el Valle de los Caídos

 

 

Patrimonio Nacional da luz verde a la primera exhumación en

el Valle de los Caídos

Se trata de los restos mortales de dos hermanos fusilados cuya exhumación ha autorizado un juez en un auto firme y no recurrible. Es la primera exhumación por la vía civil.

 

MADRID. -Patrimonio Nacional ha dado luz verde a la exhumación de los restos mortales de dos hermanos que fueron fusilados y enterrados en una fosa común en Calatayud (Zaragoza) y posteriormente trasladados al Valle de los Caídos, según han informado fuentes de esta institución.

Lo ha hecho tras recibir una comunicación del Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), que ha decretado que el auto que autoriza la exhumación de los dos cuerpos es firme y, por tanto, no es recurrible.

Se trata del primer caso de exhumación judicial en el Valle de los Caídos, donde se encuentran los restos de más de 33.400 víctimas de la Guerra Civil, y del primer caso de exhumación por vía civil, en base al expediente de jurisdicción voluntaria, en aplicación del articulado de la perpetua memoria.

Patrimonio Nacional, organismo que administra el Valle de los Caídos, aseguró en su momento que “cumplirán escrupulosamente las resoluciones judiciales en cuanto se les notifique”, como así acaba de realizar el juzgado a instancias de la propia institución.

“Si el auto es firme, que lo es, y se dice que se tiene que hacer, Patrimonio Nacional va a actuar”, han asegurado las fuentes, que no han precisado cuándo se iniciarán los trabajos.

Por el momento, el organismo está recabando información para ver cuál es la mejor fórmula para poder llevar a cabo los trabajos y abrir el columbario donde se cree que se encuentran los restos de los hermanos Lapeña.

En concreto, se estudia cómo llegar a esos cuerpos y qué posibilidades hay de exhumarlos, para lo cual se ha contactado con el Colegio Oficial de Médicos para ver cómo hacerlo y qué medidas hay que tomar.

De esta forma, Patrimonio Nacional procederá en las próximas semanas o meses a “abrir la puerta” al equipo de científicos, forenses y arqueólogos que se desplazará al Valle de los Caídos para realizar las tareas.

El juez José Manuel Delgado autorizó la exhumación tras estimar la petición de la nieta de los fallecidos para recuperar los restos mortales de Manuel y Antonio Ramiro Lapeña Altabás y reconoce su derecho a darles una “digna sepultura”.

 

La juez procesa al PP ….


La juez procesa al PP por destruir los ordenadores de Bárcenas

Propone juzgar también a la tesorera Carmen Navarro, al informático del partido José Manuel Moreno y al abogado Alberto Durán, por los delitos de daños informáticos y

 ¿Un partido o una pandilla de delincuentes! <mío>

 

MADRID.-La titular de Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid ha procesado al PP por la supuesta comisión de un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento por el borrado y destrucción de la información contenida en los discos duros de los ordenadores usados por el extesorero Luis Bárcenas en la sede nacional del partido, en la calle Génova de Madrid. Lo ha hecho en un auto por el cual se declara concluida la instrucción y se transforman las diligencias previas en procedimiento abreviado. Además, la juez propone juzgar a la tesorera y gerente Carmen Navarro; al asesor jurídico, Alberto Durán; y al director de sistema de información del partido, Jose Manuel Moreno. En concreto, asegura que Durán ordenó la destrucción de los discos duros para eliminar los archivos mientras que la actual tesorera “conocía y permitió” la eliminación de los datos contenidos en los ordenadores. “El PP no estableció un modelo de organización y gestión adecuada para impedir la comisión de esos delitos”, agrega.

Con esta decisión la juez cierra la instrucción y da el primer paso para sentar al PP en el banquillo, tras desestimar la petición de archivo que planteó la Fiscalía y el Partido Popular. Se trata de la primera vez que una formación política es procesada. El Juzgado dará ahora traslado de la causa a la Fiscalía y a las acusaciones personadas con el objeto de que, en el plazo de diez días, soliciten el sobreseimiento o la apertura del juicio oral. Ahora bien, esta resolución puede ser recurrida ante el propio juzgado en caso de que sea de reforma y ante la Audiencia Provincial de Madrid si es de apelación. Dice la jueza Rosa María Freire que existen indicios de que el PP cometió un delito de daños informáticos “por no haber establecido un modelo de gestión y organización adecuado para impedir la comisión de este delito” ya que en la actualidad “no existe un inventario de los elementos informáticos en su sede”. Pese a que tanto el PP como sus tres responsables investigados afirmaron ante el juez que el borrado se hizo según el protocolo de la formación política, la magistrada afirma que “no existe un protocolo interno de seguridad”. Añade que Durán es responsable por “haber ordenado la destrucción de los discos duros con el fin de eliminar los archivos que contuviese”, que Moreno también lo es por “haber ejecutado la orden a pesar de no estar jerárquicamente obligado a ello”, y que “Navarro conocía sobradamente las circunstancias”. Respecto al delito de encubrimiento, la juez dice que viene determinado por el conocimiento de todos los implicados sobre la investigación por financiación ilegal del PP que dirigía el Juzgado Central de Instrucción número 5 del Audiencia Nacional. Y también, destaca el auto, “por la determinación de impedir que datos importantes relativos a la contabilidad paralela y otros extremos que Bárcenas guardaba en los ordenadores portátiles usados por él a lo largo de los años de su desempeño como tal pudiesen acceder a la investigación, acordando su destrucción física con aplicación de técnicas drásticas que han imposibilitado de facto conocer (…) lo que se almacenaba en su interior”. Sobre las dudas del PP y de la Fiscalía respecto al testimonio de Bárcenas, la juez manifiesta “no apreciar contradicciones palmarias” con relevancia para impedir la continuación del procedimiento. Es más, afirma que su relato en sede judicial se apreció “coherente, firme y meticuloso”; y que el ejercicio de memoria en su segunda declaración sobre la información que contenían los discos duros “aparece justificada por el tiempo transcurrido y por la necesidad de localizar un soporte en papel en el que decía tenía una relación pormenarizada de sus archivos informáticos (…) y que sorprendentemente para él no pudo localizar”. La causa se inició a raíz de una querella por daños informáticos y encubrimiento presentada por una acusación del caso Bárcenas liderada por IU ante el exjuez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz quien remitió las actuaciones al Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid, que acordó el archivo provisional, lo que fue recurrido por las acusaciones. Pero la causa se perdió y la jueza citó a las partes para que aportaran toda la documentación que tengan, con el fin de reconstruir la causa perdida y dar trámite al recurso. Cuando la causa fue reconstruida, la jueza dio traslado del recurso para que lo resolviera la Audiencia de Madrid, que acordó el pasado enero reabrir el caso de la destrucción de los discos duros al entender que “el archivo provisional se adoptó sin practicar diligencia de investigación alguna”.

 

 

“Riverita”


 

El parvulario

Santiago Gonzalez

Pienso que el “riverita” va siguiendo los caminos de Rosa Diez. No se puede subir al cielo sin tener los pies en el suelo <mío>

 

25/07/2016 05:56

Así las cosas, en el parvulario del Congreso las cosas siguen como estaban, salvo que el lento proceso digestivo con que Pablo Iglesias afronta los resultados del 26-J lo convierten en campeón de la prudencia, por comparación con sus competidores directos: Pedro y Albert. En todo caso, da la impresión de que los únicos que de verdad parecen haber aprendido algo en las elecciones repetidas de los seis meses anteriores han sido los votantes.

Los gestos y mohines de Pedro están resultando francamente llamativos. Él sigue en el no. No a las terceras y no a Rajoy, soplar y sorber, salvo que de verdad piense urdir algo con el silente Pablo. Mientras, ¿recuerdan ustedes los tiempos de don Mariano en plasma? Pues ahora el joven Sánchez sólo se expresa mediante su ectoplasma, que es Luena. ¿Para qué necesita los consejos de Felipe González, de algunos barones, o de los seis ex ministros socialistas que en compañía de otros notables le animaban el miércoles pasado a facilitar la formación de un Gobierno?

Él ya tiene a Luena para explicarle y decir que no pueden facilitar la formación de un Gobierno del PP porque son la alternativa al PP, no los socios del PP. No parece que piense lo mismo la socialdemocracia alemana respecto a su relación con Merkel. Ni los compañeros franceses cuando tuvieron que apoyar en una segunda vuelta a Chirac para impedir el paso a Le Pen padre. Pero es que luego hay otra cosa más chusca. Meritxell, oh, mi Meritxell, tan desenvuelta como sus jefes, ya ha registrado en el Congreso las primeras iniciativas parlamentarias para demostrar a Posemos que la verdadera oposición son ellos. Son de carácter derogatorio, sobre la Lomce, la reforma laboral y la Ley de Seguridad Ciudadana. No han caído en la cuenta de que para constituirse en oposición tendrían, tendríamos todos, que tener primero un Gobierno.

Decía que Felipe ya no pinta gran cosa en este partido socialista. El joven Sánchez parece creer que quien quiera opinar debe presentarse a unas primarias y ganarlas, y que, mientras, todo el poder es del secretario general y de la asamblea, si el CF se le pone levantisco. He oído a gente de buen sentido defender el derecho a decidir de Sánchez, una herencia más de José Luis, el amable zascandil que hoy se entretiene con el líder bolivariano, mientras éste impide que en la vista del recurso de Leopoldo López se personen sus abogados Cremades y Gallardón, como antes se le impidió a González. Pepiño, que al lado de Luena parecía Fouché, sostenía que Zapatero tenía derecho a equivocarse, lo que no era verdad. Un presidente no tiene derecho a equivocarse con la libertad y el futuro de los españoles. Por eso, un ex presidente tiene no sólo el derecho, sino la obligación, de aportar su experiencia y sus consejos. Y el párvulo de tomar nota.

Lo de Riverita está resultando espectacular. Atenazado por el miedo a que Pablo tache a Ciudadanos de ser otra marca de las Nuevas Generaciones del PP; convencido al mismo tiempo de que no debe haber terceras elecciones, y de que su aportación es inane, quiere que la tarea se la hagan otros: los diputados socialistas y el Rey, si se deja, en lugar de poner a trabajar sus 32 escaños, forzar así al PSOE de manera efectiva y negociar su entrada en el Gobierno, un lugar mucho más acogedor que una oposición que ya se van a disputar Pedro y Pablo, donde no hay sitio para él. A mí me está pareciendo un poco verde, las cosas como son, pero sería un mal menor respecto al ticket que podría hacer Pedro con un Pablo que se nos cae de Maduro, no sé si me explico.

 

 

80 años


80 años

19 julio, 2016 in Historia, Política

Cada 18 de julio se repite el mismo curioso fenómeno: españoles de a pie que discuten sobre quién tuvo la culpa de la guerra civil, una cuestión que apenas han podido dilucidar los miles de libros y estudios que se han escrito sobre la materia. Porque la guerra civil española es, probablemente, el conflicto armado de un país sobre el que más ríos de tinta han corrido en toda la historia.

Estamos en 2016, se han cumplido 80 años del comienzo de la guerra civil, y los mayores nostálgicos del franquismo están en la izquierda. Afortunadamente, no toda. Joaquín Leguina ha dicho en Twitter no entender “una izquierda que quiere ganar ahora una guerra perdida en 1939 y que cree que desde 1975 en España no ha pasado nada bueno”.  No se puede describir mejor el absurdo de una parte de la izquierda revanchista y maniquea, empeñada en dividir a los españoles y en considerar la contienda del 36 como una lucha entre clases sociales perfectamente delimitadas, una guerra de ricos contra pobres, de opresores contra oprimidos. En definitiva, entre malos y buenos.

Ha dicho Errejón: “Esta noche hace 80 años, (sic) las mejores de nuestras abuelas y abuelos comenzaban a salir en alpargatas a luchar por los humildes y la libertad”. No, señor Errejón. Había personas humildes en ambos bandos. Mi familia paterna pasó mucha hambre y penalidades en la zona roja de Madrid, y ni los republicanos ni los franquistas podían arrogarse el mérito de defender la libertad, tal como la entendemos hoy.

Santiago Carrillo y Manuel Fraga, en el Club Siglo XXI, Madrid, 27 de octubre de 1977.

A mi abuelo José, trabajador y padre de familia numerosa, lo metieron prisionero en una checa de Madrid y le hubieran fusilado si no hubiera sido por la mediación de un allegado socialista. Su único “delito” fue ser católico practicante. Esta historia no la supe hasta hace bastante poco. Mi padre sí que nos contaba el hambre que pasó en la guerra (tenía entre 6 y 9 años), cómo un día comprobaron que un edificio adyacente había sido reducido a escombros por un bombardeo, o la imagen de “la bella tapada”, la estatua de La Cibeles protegida contra las bombas. Pero lo que más me impresionó fue el relato, recogido en su libro (“Yo también estuve allí”, pendiente de publicación), del regreso de la familia a Galicia. Cuando mi abuelo, el mismo que estuvo de ser pasado por las armas por el bando republicano, escuchó las duras historias sobre la represión en Vigo, en zona nacional como toda Galicia, rompió a llorar. Se dio cuenta de que en el bando en el que él creía también se habían cometido atrocidades, asesinatos, o “paseos”, como se les llamaba entonces de forma eufemística.

Mi abuelo tuvo siempre amigos de todo signo político, y mi padre también. Uno de los mejores amigos de mi padre fue el histórico socialista vallisoletano Leopoldo García Ortega, que combatió en el bando franquista durante la guerra civil (obligado, naturalmente), y cuya biografía puede leerse en este enlace de la Fundación Pablo Iglesias. Pocos años antes de morir, Leopoldo me reveló que él había dado refugio clandestino a Joaquín Delgado y Francisco Granados, anarquistas que fueron ejecutados a garrote vil en Madrid el 18 de agosto de 1963 acusados de haber puesto una bomba en la Sección de Pasaportes de la Dirección General de Seguridad en Madrid. Con su permiso y supervisión, conté la historia en un reportaje de Faro de Vigo. A mi padre le incomodó. Creía que no había necesidad de que se supiese aquello, tal vez porque se podrían reabrir viejas heridas.

Como periodista, solo puedo defender que se averigüe toda la verdad, pero la llamada “memoria histórica” no puede convertirse en un ejercicio de revanchismo, ni puede servir para echar por tierra lo conseguido durante la Transición, el espíritu de reconciliación. Afortunadamente, poco o nada se parece la España de 2016 a la de 1936, salvo en el afán de los que quieren dividirla, bien desde el independentismo o bien desde planteamientos populistas.

 

Compraventa de nacionalistas


TEODORO LEÓN GROSS

23/07/2016 04:25

Compraventa de nacionalistas

 

ANTE LAS críticas desde la bancada de la oposición por sus cambios de criterio, repitiéndole el mensaje insistente de “tendrá usted que comerse sus palabras”, Churchill replicó:

-A menudo me he tenido que comer mis palabras, y he observado que constituyen una dieta muy equilibrada.

De hecho wholesome diet también se puede traducir por “saludable” e incluso por “honesto”. Y para el caso mejor así. Es ridículo condenar las rectificaciones como algo deshonesto. No hay ninguna perversión en modificar tus posiciones y desdecirte. En el acervo popular, “rectificar es de sabios” elogia esa virtud. A lo largo de una carrera política, como decía Churchill, eso debe suceder a menudo. No recuerdo a qué ensayista francés le leí, tiempo atrás, una idea relevante: si después de años pensando sigues pensando lo mismo, es que no has pensado nada.

Si, muchos se dirán “vale, cambiar en diez años es lógico, pero cambiar en diez días es indecoroso”. Pues según. Sobre eso ya se ha escrito aquí: en una campaña se lanzan mensajes para ganar, pero después hay que hacer política en función de los resultados. De aplicarse el escáner al 100% para exigir el cumplimiento del catálogo de frases, sería imposible pactar. Simplemente absurdo.

No hay que temer la rectificación. El propio Churchill, en un debate rutinario con el correoso Philip Snowden, primer laborista en el nº11 de Downing Street, le recordó que “mejorar es siempre hacer cambios, de modo que la perfección será haber cambiado mucho”. Cambiar, corregir, evolucionar en tus posiciones no es algo sospechoso, sino necesario. Los ratones de hemeroteca incurren en cierto infantilismo cuando salen de caza y hacen sonar las sirenas si dan con una pieza. ¡Zasca! ¡Zasca! ¡Zasca! Detrás vienen miles de RT, según el código de Twitter; o de megusta en Facebook.

En lugar de elogiar los dogmatismos inflexibles, se debería esperar de los dirigentes que sean capaces de modular sus posiciones sin maximalismos cerriles, tantear posibilidades para consensuar soluciones y ceder sin líneas rojas o cordones sanitarios de escasa catadura democrática. Es fácil imaginar el desastre de la Transición de no haber sido así. Y el 26-J ha deparado un escenario propicio, una oportunidad para todos, donde el propio PP rectificase para salir del impasse en que lleva años resistiéndose a hacer política con las fuerzas nacionalistas.

Claro que del PP se esperaba que en un Congreso donde la aritmética de la investidura en minoría por primera vez no requiere peajes con los independentistas, su rectificación consistiera en hacer política para asfixiar la estrategia de ruptura del Estado, no para darle oxígeno. Asombrosamente parece haber adoptado la ruta inversa a la entente constitucionalista. Y ya no se trata del escarnio de las frases más o menos sonrojantes rescatadas estos días de las hemerotecas, como ésa de Rajoy, que acaba de ceder un puesto en el Senado al PNV, diciendo hace pocos meses “la cesión del PSOE a independentistas en el Senado no tiene explicación: para llegar a la Presidencia del Gobierno no vale todo”. Hay otras muchas de la nomenclatura de Génova retratadas como oportunistas sin escrúpulos. Eso sólo es la fachada anecdótica. El problema es la sospecha convincente de mercadeo para la investidura de Rajoy. Los diez votos, el regalo al PNV en la mesa del Senado, la creación de grupo que permite a Convergència hacer varios millones de caja, la renuncia de la Fiscalía a pedir cárcel para Mas y los suyos por el 9-N, los 1.600 millones de deuda catalana asumida por Hacienda… Eso no es rectificar, sino el viejo negocio de la política

 

80 años de la matanza aérea de Otxandio


 

http://www.publico.es/politica/80-anos-primera-matanza-aerea.html

Y Este FELIPE GONZALEZ, -hoy-, dándonos lecciones de pactos con los ricos y opresores de las clases sociales <mío>

80 años de la matanza aérea de Otxandio, el primer ‘Gernika’

579138a192229_r_1469165750909_0-179-1036-713

Este viernes se cumplen 80 años del salvaje ataque lanzado por los golpistas contra el pequeño municipio vizcaíno de Otxandio. Coincidiendo con el aniversario, el Ayuntamiento aprobará la presentación de una querella ante los tribunales. El responsable de este acto criminal, Ángel Salas Larrazábal, fue premiado por el gobierno de Felipe González en 1991.

DANILO ALBIN

OTXANDIO.- El ruido venía del cielo. Era inconfundible. Cuando los pequeños que se amontonaban en la plaza del pueblo levantaron la vista, confirmaron que se trataba de aviones “amigos”. Eran las 9.00 de la mañana del 22 de julio de 1936 y Otxandio –un pequeño pueblo de Bizkaia- seguía fiel a los colores de la República. De hecho, los aviones que sobrevolaban por sus cabezas llevaban insignias republicanas. Trampa. Maldita trampa. En lugar de octavillas o caramelos empezaron a tirar bombas. El horror se apoderó rápidamente del parque. Cuando quisieron darse cuenta, ya había medio centenar de muertos. Así podría resumirse la primera matanza aérea provocada por el franquismo tras el golpe de estado. Una matanza que este viernes cumple 80 años, por lo que este aniversario será especialmente duro y emotivo para los vecinos de esta localidad. “Aquello fue algo absolutamente cruel e inhumano. No hay que olvidar que el lugar elegido para lanzar las bombas fue una plaza, justo cuando el pueblo estaba en fiestas. Se buscó crear el mayor terror y daño a la población civil”, comentó a Público el alcalde de este municipio, Urtzi Armendariz (EH Bildu).

Según contarían posteriormente los sobrevivientes, los pilotos de los dos aviones Breguet Br. 19 primero saludaron desde el aire a los vecinos. Incluso consiguieron atraer la atención de un buen número de niños, que aguardaban inquietos. Entonces dieron algunas vueltas en el aire y empezaron a lanzar proyectiles contra la población. El acto criminal duró unos 25 minutos. Suficientes para que los verdugos descargaran todas las bombas que transportaban. Luego se marcharon, dejando un gran número de cuerpos mutilados.

“El espectáculo que ofrecía la plaza de Ochandiano era verdaderamente dramático. El alcalde, el médico y las demás autoridades rivalizaban por atender a los heridos. Otras personas eran cadáveres”

“El espectáculo que ofrecía la plaza de Ochandiano era verdaderamente dramático. El alcalde, el médico y las demás autoridades rivalizaban por atender a los heridos. Otras personas eran cadáveres”, describía al día siguiente el diario Noticiero Bilbaíno. Tanto este periódico como otros de la época incluyeron en sus páginas las primeras listas de muertos. Entre ellos figuraban algunas niñas, como María Cruz Irazuegi Gorostiza, de 12 años. “Tenía heridas de metralla en un muslo y en el vientre, falleciendo apenas ingresó en el hospital”, relataba El Nervión. La nómina de víctimas, publicada en la primera página del diario, parecía interminable.

“Mis hermanos murieron allí”

Fermín Garmendia tenía por entonces ocho años. “Recuerdo perfectamente lo que ocurrió aquí”, comenta a Público desde la plaza Andikona, el epicentro de la tragedia. “Mi padre me pidió que llevase el ganado al río. Cuando volví a casa, me encontré a muchísima gente muerta en la plaza”, relata. Entre las víctimas se encontraban sus dos hermanos más pequeños: José Antonio (cinco años) y Garbiñe (un año y medio). “Me acuerdo perfectamente de ver a mi abuela con la niña en brazos, moribunda –subraya-. La recogieron unos milicianos y la llevaron al hospital de Bilbao. Murió al día siguiente”. Su otro hermano falleció allí mismo. Tras perpetrar este brutal ataque, los golpistas decidieron agravar aún más el sufrimiento de quienes habían perdido a sus familiares bajo las bombas. “Los testigos recuerdan que metieron muchos cuerpos en camiones y se los llevaron sin decir dónde”, comenta Armendariz. En Otxandio sospechan que las víctimas podrían haber sido enterradas en dos fosas comunes, pero hasta ahora no se ha realizado ningún trabajo de exhumación. No en vano, el miedo a hablar de estos temas, comenta el alcalde, ha estado presente hasta hace no mucho tiempo. “Fue en estos últimos diez años cuando las víctimas han empezado a contar, poco a poco, la tragedia que vivieron”, señala.

/uploads/2016/07/21/57913922841a6.jpg/uploads/2016/07/21/57913922841a6.jpg

Salas Lazarrabal

Esa lucha contra el miedo y la impunidad vivirá un capítulo muy especial este viernes. En horas de la tarde, el Pleno del Ayuntamiento –compuesto por seis concejales de EH Bildu y tres del PNV- aprobará por unanimidad la presentación de una querella ante la justicia ordinaria para reclamar que se investigue todo lo relacionado con el bombardeo. “Se trata de un crimen de lesa humanidad y, por tanto, no puede prescribir”, indicó el alcalde a Público. Del mismo modo, el Ayuntamiento también se personará en la causa contra los crímenes del franquismo que se tramita en Argentina. “Nuestra obligación como institución es luchar por acercarnos a la verdad –subrayó el responsable municipal-. Queremos aclarar qué fue lo que ocurrió, quiénes fueron los responsables y, ante todo, rescatar la memoria de todas las personas que fueron asesinadas”.

El asesino, premiado por González

En ese contexto, Otxandio también vivirá dos jornadas de homenaje a las víctimas del bombardeo. La primera parte tendrá lugar este mismo viernes tras el Pleno, con un acto público en el que participarán distintos colectivos memorialistas. Mientras tanto, el domingo tendrá lugar el homenaje anual que cada año rinden los vecinos de esta localidad, aunque en esta ocasión habrá un componente muy simbólico: el Ayuntamiento de Orduña –localidad a la que pertenecía el aviador Ángel Salas Larrazábal, responsable del bombardeo contra Otxandio- enviará una representación institucional. Allí comunicarán que acaban de retirar el título de “hijo predilecto” que ostentaba este militar, fallecido en 1994. “Es un gesto que les honra y que debería servir de ejemplo”, valoró Armendariz. En efecto, Salas Larrazábal es un buen sinónimo de impunidad, tanto en dictadura como en democracia: el 26 de abril de 1991, el gobierno de Felipe González premió al tristemente célebre “Carnicero de Otxandio” con la designación honorífica de General del Ejército del Aire. El decreto, que también llevaba la firma del Rey Juan Carlos, hacía mención a sus “méritos personales excepcionales”. Sin embargo, en este pueblo de Bizkaia siempre lo recordarán como el asesino que una soleada mañana de julio, hace ahora 80 años, lanzó bombas desde el cielo.

 

 

Los últimos gudaris reviven ante un juez las atrocidades del franquismo


5790b72d250ec_r_1469101879898_0-21-1000-536

 

Los últimos gudaris reviven ante un juez las atrocidades del franquismo

José Moreno y Manuel Sagastibelza ofrecen sus testimonios a raíz de una solicitud formulada por la magistrada argentina María Servini de Cubría, encargada de la querella contra los crímenes del franquismo que se tramita en Buenos Aires. “Nos hacían comer y cagar en el mismo plato”, recordó uno de ellos.

BILBAO.- Ochenta años después del golpe de estado, Manuel Sagastibelza (99 años) y José Moreno (97) acaban de dar la penúltima batalla contra la impunidad franquista. Ambos gudaris han declarado este miércoles ante un juez de Barakaldo (Bizkaia), a quien han relatado los abusos que sufrieron tras ser apresados por el régimen. En las próximas horas, sus declaraciones cruzarán el Océano Atlántico y llegarán al despacho de la jueza argentina María Servini de Cubría, encargada de la querella que se tramita en ese país contra los crímenes del franquismo. Moreno llegó al Palacio de Justicia de Barakaldo sobre las 11.00 de la mañana, donde aguardaban varios miembros de la Plataforma Vasca para la Querella contra los Crímenes del Franquismo. Sagastibelza, que recientemente sufrió una rotura de cadera, tuvo que esperar al juez en casa, donde prestó declaración poco antes del mediodía. Ya fuese en un escenario u otro, se trató de una jornada muy especial para quienes luchan desde Euskadi contra la impunidad. “En este ochenta aniversario del levantamiento militar fascista, nos encontramos a día de hoy pidiendo verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo”, subrayó Eduardo González, integrante de la mencionada plataforma y portavoz del colectivo Sare Antifaxista.

Esos mismos conceptos estuvieron muy presentes en las declaraciones de los dos gudaris, quienes sufrieron en carne propia las atrocidades de la dictadura franquista. Tras ser detenidos por los verdugos del franquismo, tanto Sagastibelza como Moreno recorrieron los campos de concentración del régimen y fueron obligados a realizar trabajos forzosos. En otras palabras, se convirtieron, al igual que otros tantísimos prisioneros, en esclavos del franquismo.

“El PP debe pedirnos perdón”

Moreno abandonó la sede judicial a las 12.00. “Creo que se va a hacer justicia”, dijo el último gudari del Batallón San Andrés nada más salir del juzgado. “Aquí todo el tiempo se habla de ETA -continuó- pero el franquismo también hizo cosas muy malas pero nadie se acuerda de ello”. “Los políticos del PP deben pedir perdón a las víctimas del franquismo”, reclamó. En la declaración realizada ante el juez, este antiguo combatiente vasco recordó su paso por distintas prisiones de la dictadura. “En todas padecimos condiciones pésimas; teníamos un único plato, que utilizábamos para comer y para cagar. Nos trataron como animales”, recordó. Tras recabar esta declaración en su despacho, el juez se trasladó a casa de Sagastibelza, quien —al igual que Moreno— aportó un testimonio por escrito. En ese documento, el sobreviviente de la dictadura relata distintos hechos ocurridos en el campo de concentración de Mozarrifar, cerca de Zaragoza. “La vida era dura. Presencié cómo un piquete fusiló a la vista de los batallones de trabajadores formados a ambos lados a un compañero por haber gritado “Gora Euskadi Askatuta” (Viva Euskadi Libre). Respondimos con una huelga de hambre de tres días”, señala en su declaración. Sus dolorosos recuerdos llegarán ahora al juzgado de Buenos Aires, único lugar del mundo donde actualmente se investigan los crímenes de la dictadura franquista.

 

De mi hemeroteca


 

Hoy, 21/09/1936 y a esta hora,  hace setenta y cuatro años (74), yacían ya tirados como perros, siete cuchareros (mejor dicho 6) porque uno se tiró de la camioneta del paseo y consiguió salvarse de la muerte, aunque no de la cárcel largos años.

Yacen en el Reguero de las Casas, que Maria hija de una fusilada y residente en Buenaventura como otros más, bien conocen el lugar exacto. (Que para ti  Petra son supuestos) en  palabras que salen de tu boca ya que no se  encontraron otros buscados y que tú espetas a la desmemoriada Isabel  en un pleno:que anda ahora  haciéndose fotos por la Puerta del Sol y otras, para lavar las vergüenzas y ofensas a su abuelo, que ha estado cometiendo en sus ligas contigo.

Como empieza  nuestras hostilidades

Era el año 2003 a Isabel ni se la conocía políticamente por estos ambientes.

Yo solicito que se retire la placa   de la Iglesia, ya lo habían hecho otros dos antes que yo pero no se complicaron la vida. Yo, si.

El 4 de Abril 2003, se me contesta que me dirija al Obispado, cosa que hago inmediatamente y la contestación fue favorable ya que decían, que quien debía autorizarlo era la Corporación.

Me vuelvo a dirigir a la Corporación  acompañando copia del Obispado y se me deniega. Aquí empieza la “guerra” porque V. me trata como a tantos: con el más  absoluto desprecio. La registro otro escrito en la que la digo que no voy de farol, que lucharé hasta conseguirlo.

Como me siento engañado y viendo como usted maneja el Ayuntamiento publico aquella carta de “La alcaldesa y su cortijo”. Usted contesta a la mía diciendo, que mi Padre (es un forajido que fue arrastrado por Buenaventura y otras lindezas que los lectores ya conocen)

Yo aclaro lo de Buenaventura diciendo que fue el arrastrado mi tío Pascasio y lo verdugos de gesta Antonio Santamaría y otros dos cuchareros. Con su contestación, la “guerra” ya no podía tener cuartel. Y Mire, yo sigo después de 7 años largos y usted con la otra desmemoriada han ido a las cloacas políticas. Yo seguiré escribiendo de usted porque esto no se puede olvidar.

Puteándome como alcaldesa todo lo inenarrable. Pero no quiero cansar a los lectores.

A  MIERDA, COMO DIRIA  Labordeta

A ti Petra (II)

Hoy 29/09/1936 se cumplen setenta y cuatro años de la segunda SACA o paseo de la cárcel cucharera que estoy viendo según escribo. Otros Siete (7) cuchareos para llevarlos a la cerca de La Asomadilla, donde fueron fusilados y expuesto al sol de firmeza que alumbraba aquel día según nos contaban sus viudas: Siete viudas porque estos eran todos varones. ¿Qué delitos cometieron Petra? Estos fueron los que, y días después en un pleno, tú, en una de tus intrepideces y temeridades de tantas como declamabas, la espetaste a Isabel lo de los supuestos fusilados. No me extraña que dejes de leerme como decía anoche en mi anterior entrada; porque tus desgarros con nosotros los huérfanos de los fusilados, ya hijos como yo, o nietos como Isabel y Ángel fueron displicentes, indolentes e intolerables; en las que tú te recreabas ante la fatalidad de aquellos fusilamientos de los que nadie se ha atrevido a dudar, nadie: Solo tu como imperiosa, y mujer altanera de las que no se encuentran en Pedro Bernardo ni en la más baja capa cultural. Y después de permitirte todas estas torpezas, abusando del cargo de alcaldesa que te cegaba, nos negaste todo acceso a buscar en un censo del año 1932 que te pedíamos, (solamente eso) para hoy conmemorando esta saca y su ejecución, hubiéramos podido poder dar todas sus identidades. Que no pongo ninguna para no crear agravios comparativos. Cuanto termine la tanda -de cinco- los pondré a todos (incluidos los que cayeron en el frente) según los tenemos: como 70 en total Petra. Mientras en el bando vencedor -(del que te erigiste heredera sin que tuvieras en tus antepasados ninguna víctima, verdugo o impío)- vuestro, solo los que figuraban en la placa de la Iglesia incluido uno nuestro (León Robles Díaz) hijo del Pascasio, al que ejecutan Antonio Santamaría y otros. Al que tú como buena ciudadana te prestaste a ir de testigo al Juicio. Y no podrás decir que es mentira nada de lo que escribo. Porque documentación para acreditarlo me colma. Decía Pascal: “Todos los males del ser humano provienen de no saber quedarse en su habitación.”

Que pareja de imberbes. “Calvarra” nunca se metió con aquellos crímenes. Y seguro que el de hoy Desiderio, tendrá el respeto que se merecen ( los rojos, muchos, y los azules menos)  

Vosotros DOS de capaces por el Ayuntamiento. <de ahora> 

 

Un acalde espectador y operativo


Un acalde espectador y operativo

Nos pasamos por la Estación de Autobuses y os ponemos esta foto de cómo el alcalde actual, (se somete a la critica) y, en la medida que puede nos soluciona los problemas.

Veíamos hace unos días unas vallas en la bifurcación del Camino del Cargadero, por lo que  suponemos, que también se reparó la que había antes de llegar a la AV- 122.

unos reparan, otros /as, vendían y desatendían todo

unos reparan, otros /as, vendían y desatendían todo

Estas, y todas lo demás  (con todas sus mierdas) a que nos tenía el NEGADO predecesor  el Pueblo, que luego, para hacer más el tonto  se va a agraviar a los fusilados del 36 .

"el camino se acaba, los tontos no"

“el camino se acaba, los tontos no”

 

Pues mira la otra, le vendedora de patrimonios, con su puerta giratoria de  360 -º que va de testigo al Juicio del  crimen Santamaría-Pascasio ¿a qué. A negar el crimen! Cuando antes había bajado acompañando a un familiar mío (con la  obra en la  C – 501) donde estaban fusilados los 6 primeros de la saca de la Cárcel, hoy Tanatorio: por obra y gracia de los que gobernaron como sociatas.

El salvador de Petra y  patria, y sus RECUERDOS

El salvador de Petra y patria, y sus RECUERDOS

 

Memoria prêt à porter: Entre la cal viva y los payasos de la tele


http://www.publico.es/opinion/articulos/memoria-pret-potter-cal-viva.html

Memoria prêt à porter: Entre la cal viva y los payasos de la tele

JUAN CARLOS MONEDERO

Es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Complutense de Madrid. Hizo sus estudios de posgrado en la Universidad de Heidelberg (Alemania). Su tesis doctoral sobre el hundimiento de la República Democrática Alemana recibió la calificación de sobresaliente cum laude. Actualmente es profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid y presenta el programa de debate político La Tuerka en Público TV.

Una alcaldesa de Guadamur, Toledo, hace una proyección en un castillo con dos torretas. En una, el rostro de Franco. En la otra, el de Himmler, el autor de la “solución final”. Una leyenda proyectada en el muro de la fortaleza dice que Franco fue un gran estadista. Dio un golpe de Estado contra la Constitución de 1931 traicionando su juramento militar. El pueblo resistió el golpe de Estado y comenzó una guerra que duró tres años. Franco ganó con la ayuda de Hitler y Mussolini. Terminada la guerra, Franco mandó fusilar, al menos, a 150.000 españoles. Les acusaron de delito de rebelión. La rebelión de defender la legalidad vigente. Al menos 114.000 siguen enterrados en zanjas, fosas comunes y carreteras. Franco le ofreció en Hendaya ayuda a Hitler en la Segunda Guerra Mundial. No se la aceptó porque pensaba entregarle el norte de Marruecos a los franceses. Muchos españoles que salvaron la vida abandonando España en 1939 continuaron la lucha contra el fascismo en Europa. Los condecoran y ensalzan en los días nacionales de Italia, Francia, Alemania. El Rey Felipe VI inauguró en junio de 2015 un parque dedicado a “La Nueve”, la compañía de republicanos españoles que liberó París. Lo inauguró en Francia. Aquí casi nadie les conoce. Aquí no tienen placas ni parques. Lucharon contra Franco y luego contra los nazis y los fascistas. Pura coherencia. Algunos terminaron en campos de concentración y fueron gaseados y quemados en el Holocausto. La alcaldesa que hizo apología del genocidio franquista en Toledo es del mismo partido que activó a la Fiscalía por unos tuits del concejal de Ahora Podemos Guillermo Zapata con chistes desagradables, entre otros, sobre judíos. A Guillermo Zapata quieren encarcelarle jueces cercanos al Partido Popular. A la alcaldesa de Guadamur nadie la ha molestado por hacer apología del genocidio y por haber ensalzado al dictador que era amigo del que eliminó a seis millones de judíos. Y unos cuantos miles de españoles. Es bastante probable que en Valencia, más tarde o más temprano, no quieran hablar de la corrupción. Algo tan extendido termina tocándote, por acción o por omisión, y cuando la biografía se niebla y espesa es mejor, dirán, que sople el aire. Es incluso probable que una fuerza política novedosa que quiera conseguir votos de caladeros antiguos decida no mencionar la corrupción porque pudiera quitarle votos. Los mayores se preparan para la muerte con el perdón que el cristianismo otorga y los más jóvenes creen que Franco está en el horizonte histórico tan lejos como Napoleón. Los viejos olvidan y los jóvenes no saben. Se ponen de moda los libros que hablan de los objetos que manejamos los que estudiamos la EGB y se hace noticia que el 22 de junio de 1976 murió Fofó. Pero no cites la cal viva que te quemas. El cristianismo, que vive de recordar cada domingo la pasión y la muerte de Dios, es el mejor antídoto contra la memoria porque todo lo perdona. España se acostó franquista y se levantó demócrata. Catedráticos franquistas amanecieron demócratas. Y jueces, y periodistas, y policías, y guardias civiles, y militares, y empresarios, y obispos. El carnet de demócrata es gratis a veces. Entonces el compromiso con la democracia es mínimo. El Ministro del Interior, Fernández Díaz, monta una suerte de “policía de partido” para ir contra adversarios políticos. Se reúne con un magistrado para sembrar pruebas falsas. Y disparar a la “línea de flotación” del independentismo catalán o busca llevar a los tribunales por financiación ilegal a Podemos. Es un exceso llamarla policía política porque la Brigada Político y Social del franquismo, la que perseguía a los sindicalistas, obreros, estudiantes, mujeres que luchaban por la democracia, asesinaba. Estos solamente intentan encarcelar a los adversarios. O difamarlos públicamente con ayuda de periodistas que recuerdan a los periodistas del régimen. Maestros de muchas de las grandes figuras actuales del periodismo de España. Grandes figuras ellos mismos. Franquistas. Hasta que amanecieron demócratas. El Ministro es del mismo partido que la alcaldesa de Guadamur. Lo fundó Manuel Fraga, un Ministro de Franco que firmó sentencias de muerte con un estremecedor “enterado”. Un Ministro de Franco que cuando la Brigada Político Social tiró por la ventana a Enrique Ruano, estudiante de quinto de derecho de la Complutense, mandó falsificar sus diarios para que pareciera un suicidio. El ABC, que se levantó demócrata, publicó la versión del suicidio en un editorial aquel enero de 1969. El ABC defiende al Ministro Fernández Díaz y dice que las grabaciones sacadas a la luz por el diario Público, que demuestran que preparó pruebas contra adversarios políticos, son en verdad un ataque al Ministro. Delito de rebelión. El ABC, cuando la guerra de Irak sostuvo que había armas de destrucción masiva. El director de opinión escribió un artículo que se llamaba “De Lepanto a Bagdad”. El ABC presentó como ciertos los falsos informes policiales contra Podemos. Publicó una página entera de publicidad contra Pablo Iglesias diciendo que todo lo que publican es cierto. Todo, como diría Rajoy, menos alguna cosa. También es de ese mismo partido. Dicen que una parte de la luz de Pablo Iglesias se nubló cuando citó dos veces en el Parlamento español la “cal viva”. Los más jóvenes no sabían de qué se trataba. Como los jóvenes valencianos del futuro tampoco sabrán qué fue la corrupción. En 1949 terminó el débil proceso de desnazificación en las dos Alemanias. En la Alemania occidental explotaría en mayo del 68 con los jóvenes quejándose del poso autoritario de su país. En España, el peso de la continuidad del franquismo se hizo insoportable hasta que estalló el 15-M. Ahí se certificó el fin de la cultura de la Transición. Pero, paradójicamente, el 15-M era un movimiento sin memoria. Se llamaban “indignados” en honor a Stephan Hessel, un luchador antifascista miembro del Consejo Nacional de la Resistencia. Los jóvenes del 15-M no sabían que fue “La Nueve”, con blindados que se llamaban Madrid, Guadalajara, Brunete, quienes entraron a liberar París en 1944. Sin memoria, la impunidad construye las vigas del nuevo edificio. Fraga, después de firmar sentencias de muerte en una dictadura, firmó la Constitución de 1978. Recordarlo es molesto. Hace todas nuestras biografías más feas. Pero saberlo y recordarlo ayudaría a que algunas cosas no pasen. Hoy. Si hubiéramos hablado más de la cal viva, si hubiéramos llevado a los libros de texto que con dinero público hubo terrorismo de estado en España, que hubo policías corruptos y políticos que decidieron, con nuestros votos, ponernos a la altura de los terroristas, no sería tan fácil que Fernández Díaz, del PP, hubiera creado una Brigada para perseguir a sus adversarios políticos. Si hubiera aparecido Míster X, el vértice de aquél entramado criminal que eran los GAL, si hubiera pagado con la cárcel sus desmanes, sería más difícil que un Presidente de Gobierno pudiera seguir siéndolo después de mandar un SMS a un detenido diciéndole “Sé fuerte Luis”. Si habláramos más de dónde venimos, resultaría más difícil imaginar los Bárcenas, los Fabra, los Cotino, las Rita Barberá, los Urdangarín y las Cristina de Borbón, los Ignacio González, los Francisco Granados, los Chaves y Griñán, los ex Presidentes que graban vídeos ensalzando a brokers iraníes que tienen negocios petroleros en paraísos fiscales o que escriben a dictadores africanos pidiéndoles favores. A la cultura franquista le ha seguido una cultura posfranquista. Que no se va porque la mierda no se va nunca sola. Hay que frotar. Y la mierda de la historia se frota con la memoria hasta que se limpie. Aunque duela. Porque alguna vez se tendrá que acabar esa mierda. O no. Depende de si se nos olvida.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
El Tema Esquire.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 197 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: