BELMONTE DE SAN JOSÉ (TERUEL), 25 (EUROPA PRESS)


BELMONTE DE SAN JOSÉ (TERUEL), 25 (EUROPA PRESS)

La localidad turolense de Belmonte de San José celebra este fin de semana la 4ª Recreación Histórica ‘Ofensiva en el Bajo Aragón’, en la que participarán más de 150 personas que revivirán la época de la Guerra Civil española

Esta organizada por la Asociación de Recreación Histórica ‘Frente de Aragón’, que pretende “recuperar la memoria histórica del frente militar en Aragón y la forma de vida de aquellos tiempos”, ha indicado uno de sus miembros, Óscar Ibáñez.

Éste es el primer año que esta recreación se realiza en Belmonte de San José, ya que en las tres ediciones anteriores se ha desarrollado en la localidad de Torre de Arcas. Representará “la toma del pueblo de Belmonte, un golpe de mano al Puente Viejo, con la participación de unas 150 personas”, ha destacado Ibáñez.

En esta edición los asistentes podrán disfrutar de una visita guiada por un hospital de campaña, que incluye un quirófano con material quirúrgico de la época, una tienda para la tropa, un puesto de observación avanzado, posiciones de ametralladoras, una docena de parapetos de fusilería, tres refugios, dos posiciones de morteros y dos polvorines.

En cuanto a los vehículos, la puesta en escena contará con motos con sidecar y con un camión-comedor restaurado, que perteneció al bando nacional, y del que sólo quedan dos en España, uno lo tiene la asociación. Estos camiones Ford se importaron en 1936 de Estados Unidos. El puesto de mando nacional se situará en la ermita, en el lugar exacto en que se ubicó durante esa época.

“Los trajes los copiamos de originales de la época y los hacemos a medida”, ya que entonces “eran más bajos de estatura”, ha explicado el organizador. Sin embargo, todo el armamento “es original”, desde los fusiles ‘mauser’ o ‘mosin nagant’, hasta las ametralladoras ligeras ‘maxim’.

Ibáñez ha puntualizado que “el que no va perfecto, no sale en la recreación, somos muy meticulosos con los detalles”. La equipación completa puede costar unos 400 euros, 200 el uniforme y otros 200 el fusil.

Asimismo, se puede ver la exposición ‘1938: La guerra relámpago en el Bajo Aragón’, que tendrá lugar en el Salón de Exposiciones del Horno Antiguo de Belmonte.

Durante la presente jornada habrá una feria de objetos militares, a las 20.00 horas, se simulará un ataque a un puente. Este domingo continuará la feria y al mediodía llegará la cuarta recreación histórica del Frente de Aragón, con la recreación de la conquista de un pueblo del Bajo Aragón.

La asociación, que organiza la recreación en Belmonte, nació hace siete años, y está compuesta por coleccionistas, escritores de libros sobre la Guerra Civil, historiadores y otras personas que tienen un interés especial en la historia militar en Aragón.

Entre las actividades que organizan destacan las marchas senderistas para visitar vestigios del Frente de Aragón, colaboraciones con museos militares y colecciones fotográficas y montaje de exposiciones itinerantes.

Desde hace tiempo trabajan en un proyecto para crear un museo al aire libre que permita, a través de una ruta por los restos de la Guerra Civil, conocer y recordar la historia, de manera que “tenga atractivo turístico incluso a nivel internacional”, ha resaltado Ibáñez.

Óscar Ibáñez ha reconocido que lleva desde los 13 años coleccionando objetos y que siempre le han fascinado los temas militares. Sus tíos y abuelos le contaban historia sobre la Guerra Civil y le empezaron a regalar sus primeras piezas. Entre sus objetos más apreciados se encuentran varias banderas republicanas y falangistas, así como objetos de las épocas alfonsina, carlista y de la II Guerra Mundial.


var _rsCI=”es-publico”; var _rsCG=”0″; var _rsDN=”//secure-uk.imrworldwide.com/”;

Labordeta, espíritu de izquierda

24 Sep 2010
Compartir: facebook twitter meneame delicious

JOAN PUIGCERCÓS

Conocí personalmente a Labordeta en el Congreso de los Diputados. Éramos dos diputados noveles, unos novatos en las lides parlamentarias de Madrid, por mucho que atesoráramos ya una dilatada trayectoria política. Por supuesto, la suya mucho más generosa y pródiga en experiencias que la mía. José Antonio venía de muy atrás, de cuando ser de izquierdas se decía con aplomo, sin rastro de sonrojo. Además venía del antifranquismo militante mientras yo poco recuerdo de esos días en que Franco acabó sus tristes días en la cama de un hospital y siendo Jefe del Estado. Cuando Franco murió servidor cursaba 4º de EGB.
Ambos representábamos a nuestras respectivas formaciones políticas en solitario. Y pronto entablamos una relación franca no exenta de complicidad. Lo cuál no era difícil, este aragonés tenía una gran facilidad para conectar con la gente. No sólo era un buen comunicador, también una persona capaz de generar empatía al momento, con ese bigote prominente y característico que le daba un aire singular y distinguido. Labordeta, como buen antifranquista, como ejemplar luchador contra la Dictadura, tenía un gran fondo, memoria y generosidad, esas cualidades que echamos en falta hoy en día en tantos de esos hombres y mujeres que un día fueron antifranquistas y soñadores y que hoy ya no sueñan porque lo que antaño fue les queda ahora muy lejos.
Siempre me impresionó su relato sobre la Constitución Española y el Partido Socialista de Aragón, cómo el antifranquismo de izquierdas de Aragón, excepto el Partido Comunista, confluyó en el proceso de constitución del PSA aragonés, federado con diferentes partidos socialistas de ámbito ibérico, entre ellos sectores del actual PSC catalán o el PSG gallego de Xosé Manuel Beiras o el PSM de Mallorca entre otros. Esa era la verdadera izquierda aragonesa, con apego sincero a la causa ecologista que latía en sus corazones, vehementes partidarios de la protección del aragonés y el catalán en sus dominios lingüísticos, la izquierda que quería derrotar y desmontar la dictadura y crear un orden nuevo. Pero todas esas ilusiones y proyectos, según me contaba Labordeta, se dieron de bruces contra una cosa llamada Federación Aragonesa del PSOE. En su momento, la izquierda aragonesa puso todo su empeño en tratar de llegar a un acuerdo razonable. A la postre resultó imposible. La gente que representaba Labordeta jugaban con las mejores bazas políticas, históricas e incluso morales. Ellos eran los que habían acumulado un capital precioso con su trayectoria antifranquista, atesoraban un inmenso trabajo durante años y una experiencia sin igual, eran los que conocían el territorio y sus necesidades. Y por si todo eso no fueran suficiente, eran los que basaban su actuación política en una verdadera voluntad de cambio. Pero la Federación aragonesa del PSOE disponía de un líder con proyección como Felipe González y el ingente dinero de los alemanes que tomó partido desde un primer momento y de forma determinante. Las ayudas de esa socialdemocracia europea al PSOE hicieron mella no sólo en Aragón, también en los socialistas catalanes que lideraba Josep Pallach, otra víctima del vendaval que arrinconó a la izquierda plural.
Después de 1977, la maquinaria electoral del PSOE, pese a sus contados militantes aragoneses, arrasó, dejando en la cuneta el esfuerzo titánico y el sacrificio secular de la izquierda aragonesa, entre los que se contaban hombres de la talla de José Antonio Labordeta. Tuvieron que transcurrir muchos años para que esa izquierda volviera a levantar la cabeza y emergiese una pujante y entusiasmadora Chunta Aragonesista, heredera directa de aquel PSA al que el PSOE pasó por encima. Al final se hizo justicia, no siempre es así porqué tampoco siempre se cuenta con el empeño, carisma y voluntad de hombres como Labordeta. Y esa izquierda aragonesa sin hipotecas, esa que no esperaba consignas de Madrid sino que exigía a Madrid, tuvo representación en las Cortes.
Ese es el Labordeta que me plazco de haber conocido. Hay otros, por supuesto. Como ese Labordeta gran conocedor y amigo de Catalunya, que defendía el catalán en Aragón y en todo el dominio lingüístico, de Fraga a Maó y de Salses a Guardamar. Ese hombre que no siendo catalán conocía y amaba la cultura catalana. Ese Labordeta que no era independentista pero que respetaba a los independentistas catalanes. Pocos intelectuales de esta península compartida nos han conocido y a su vez nos han respetado y defendido tanto.
Otro Labordeta es el de la cultura popular. Su versión más conocida era la televisiva, cuando con boina, bastón y mochila anduvo a lo largo y ancho de la geografía ibérica. Bajo esa imagen a sabiendas rústica se ocultaba un sabio que se expresaba de forma llana y diáfana. Pero a su vez con un discurso consistente, tolerante pero sin concesiones.
Esos son los Labordeta que conocí. Los tres eran uno: el hombre de izquierdas, el amigo de los catalanes y el intelectual. Hubo otro que jamás pude ver en acción: el hombre de familia, pese a que en las largas conversaciones en el Grupo Mixto, aprovechando los resquicios y tiempos muertos de la política parlamentaria, tuve ocasión de intuir.
Labordeta hablaba sin parar de su familia, era un hombre que amaba y que se sentía querido, que respetaba y exigía respeto. A la postre, de todos esos labordetas, tal vez me quede con la imagen del que siempre en el fondo fue: un maestro, era su vocación, un maestro como muchos otros, que las circunstancias de su país y la sed de justicia social le llevaron por otros derroteros, recorriendo un camino que no había previsto andar. Y sin duda hizo camino y, como solía decir, a menudo valió la pena. Descansa en paz, José Antonio Labordeta, demócrata, hombre de izquierdas, de cultura, amigo de Catalunya y defensor apasionado de Aragón.

Joan Puigcercós es presidente de ERC

27 comentarios

  • Comentario por pirata

    24/09/2010 @ 12:27
    madre mia, el español no lo domina, parece un comentario con unas faltas de ortografía
  • Comentario por insensato

    24/09/2010 @ 12:28
    Puigcercós, dos cositas (sin acritud) :
    a) Labordeta se recorría toda España, y se la mostraba a los españoles, no hacía política en su programa de televisión, sólo enseñaba un país maravilloso que es donde he tenido la suerte de nacer y se llama España. Era amigo de Cataluña, de Valencia, de Murcia, de Andalucía, …, por eso lo quiere todo el mundo, por que era nacionalista y de izquierdas, pero no sectario, ni excluyente y se alegró de que a las consultas ilegales por la independencia de Cataluña sólo fueran a votar cuatro gatos.
    b) un diputado que “cursava” 4º de EGB que pretenda hablarme a mi de cultura nos dice el nivel de los políticos que tenemos en España y por ende, la situacion en la que estamos los españoles.
    Saludos
  • Comentario por victor martinez

    24/09/2010 @ 12:31
    A mi me suena a lo de siempre. La izquierda siempre busca sus referentes entre los artistas y los intelectuales. Cuando en cambio deja en el ostracismo a todos aquellos que se quedaron con las fábricas en las épocas de crisis y montaron cooperativas que hoy en día todavía existen y son el sostén de algunas luchas políticas.
    Para algunos, la política y el arte es lo que hacemos cuando salimos de currar. Y no sólo lo hacemos de boquilla, arriesgamos de lo nuestro para hacerlo.
    Mis respetos a Labordeta, por su pasado antifranquista, pero a partir de allí todo fué acomodamiento. Y el señor Puigcercós ya nació en la época acomodada, donde para ser de izquierdas no arriesgan nada. Sin riesgos no hay política ni hay de nada.
    Cobrar sueldazos, y tener todos los gastos pagados por el gobierno y lo único que se dedican a reunirse con tal o con cual. Eso es arriesgarse?
    Permítanme que lo dudo. Y un saludo a todos los militantes de izquierdas que siguen luchando y no se acomodan.
  • Comentario por rafaa

    24/09/2010 @ 12:35
    Sr. Puigcercós, el señor Labordeta, si era un hombre de izquierdas, tenía memoria y algo muy importante dignidad, si decía o hacía algo, lo mantenía, pero Ud y su grupo ” no a la toros” salvo en Tarragona. Yo me tiene que perdonar, soy del Barça, me gusta Catalunya, pero no me gustan Uds. tan radicales, ese espíritu no era el de Labordeta, hombre de consenso y con los mejores valores socialistas, Uds. su partido unos aprovechados que tienen que vivir de proponer la independencia (que la mayoría de los catalanes no quieren), pero que esos votos de algunos pocos, les hacen estar en la política activa, aunque únicamente representen a una minoría.
  • Comentario por Pablo Zaragoza

    24/09/2010 @ 12:37
    Sr. Puigcercós, por favor haga que alguien revise su ortografía.
    ¡Viva la República!
  • Comentario por Spaniard

    24/09/2010 @ 12:53
    ¿cursava?
    ZAS…
  • Comentario por DiegoFernandez

    24/09/2010 @ 12:56
    Perdone que le diga señor Puigcercós pero me parece una falta de respeto grandisima que utilize un articulo de homenaje a Labordeta para hacer su politica.
    Si Labordeta leyese esto fijo que le recordaria que amaba cataluña tanto como andalucia o asturias,y por encima de todas ellas su Aragon.
    Ha sido un articulo muy lamentable…Labordeta se merece mucho mas que esto.
  • Comentario por el gaitero

    24/09/2010 @ 13:02
    Señor Puigcercós, háganos un favor a todos y deje la redacción de los artículos para alguien que sepa escribir. Usted ocúpese sólo de las ideas… o mejor, ni eso.
  • Comentario por el lector

    24/09/2010 @ 13:49
    en fin, lo que es evidente que es un error de transcripción, “cursar” en catalán va con “v”, y achacable únicamente al periódico o al medio en el que se publica, que ya no tiene, como tantos otros, correctores de galeradas, se convierte en ¿motivo? para atacar ideológicamente a alguien que lo único que hace es expresar su amistad.
    país.
  • Comentario por Pixavitania

    24/09/2010 @ 13:58
    No saben la pena que da ver que, al final, la inmensa mayoría de los “comentaristas” de este foro en lo que se fijan es una falta de ortografía de una persona que escribe en un idioma que no es su idioma materno (y ya me gustaría ver a todos estos puristas de la lengua escribiendo en un idioma diferente del suyo propio). Una falta que, por otra parte debería haber corregido el editor y que, de haberla cometido un castellanoparlante, no habría merecido mayor atención (sí, los castellanoparlantes también cometen faltas de ortografía). Se quedan con ello porque les pueden las visceras, como única forma de descalificar un homenaje sincero y respetuoso, aún desde posiciones políticas distintas (obviamente). No sé si es que en su visión del mundo les resulta demasiado dificil aceptar que un independentista pueda respetar a un español. Ustedes caen en lo que no hubiera caído nunca Labordeta. Actitudes como la suya son las que hacen que cada vez más gente piense que España no es su casa. Desgraciadamente cada vez hay menos Labordetas y más gente como ustedes. Por si hay alguna duda, no soy independentista, pero cada vez que leo comentarios como los suyos los entiendo más. Y mi lengua tampoco es el castellano.
  • Comentario por Ore

    24/09/2010 @ 14:05
    Sentido obituario que además hace justicia a Labordeta.
    Por supuesto siempre habrá quienes, a través de sus fantasmas particulares, vean gigantes en lugar de molinos.
  • Comentario por Jose12Carlos

    24/09/2010 @ 14:47
    La falta de ortografia de cursava, es una falta de ortografia muy comun entre los catalanoparlantes, dado que allí los tiempos verbales acabados en -aba, se escriben con v, a diferencia del castellano.
    Aunque bien es cierto, que debería revisar la ortografía antes de darle enviar.
  • Comentario por nickenino

    24/09/2010 @ 14:51
    Se ve que le conocía y le apreciaba.
  • Comentario por Veronica

    24/09/2010 @ 14:57
    ¡¡¡Vaya inculto!!! Es intolerable que en Cataluña se esté perdiendo la lengua de Cervantes o se corrompa de esta manera. Es la España de Zapatero y de los rojos. ¡¡¡Hay que correrlos a gorrazos!!! Que aprendan a hablar en cristiano y luego que se les pague -¿cuánto le habéis pagado a este “polaco” para que mancille la lengua de mis padres?- y se rían de nosotros de esta manera. ¡Elecciones ya!
  • Comentario por libreXpresion

    24/09/2010 @ 15:12
    “el lector”
    Había un señor en un foro sobre software libre -fundamentalmente- de los que tienen más solera de España, que firmaba sus comentarios con un simpático: “No estoy de acuerdo con lo que dices, así que criticaré tu ortografía, falacia manida en Internet donde las haya.
  • Comentario por Kordial

    24/09/2010 @ 15:13
    Es una pena que con la excusa de homenajear a Labordeta se expongan tantas obscenidades. ¿Era necesaria ésta (más)? Su versión de la historia de la izquierda aragonesa sólo puede perdonársele por su propia confesión de ignorancia personal, aunque desde su 4º de EGB aquí ya podía haberse documentado mejor. Dudo mucho que Labordeta le confiara tamaños despropósitos, que los propios escritos de Labordeta evidencian como falsedades. ¡Labordeta, Labordeta: cuántas bobadas se cometen en tu nombre!
  • Comentario por Fanjul

    24/09/2010 @ 15:23
    Lo que nos faltaba, que personajes de su talla entraran en esta pantalla. Nos sobran los independentistas catalanistas. Espero que se vaya a otro sendero y no nos hagas decir más palabras. Que esta, a Labordeta no le llegaba UD ni a la suela del zapato. Era un hombre de izquierdas que amaba a cada pueblo de España a los españoles, por que por encima de sus ideas ante todo estaba España. (Que descanse en paz) http://www.attacmadrid.org/?p=2683
  • Comentario por mitcoes

    24/09/2010 @ 15:27
    Me alegra que alguien relate brevemente la estafa que nos hicieron los alemanes dando dinero a “la otra derecha”, dinero, esto es de mi cosecha, que probablemente provenía de la CIA, que ya tenía ese plan para una transición española tras la II Guerra Mundial, y que en su día deshecharon como bien enseñaba ya hace más de 20 años en sus clases el político del PSOE Victor Fuentes en las aulas de la Facultad de Económicas de Valencia,
    http://opinadorcompulsivo.blogspot.com/2010/09/hasta-siempre-labordeta-y-una-buena.html
    No sólo le pasó al PSAragón, al PSAndalucía, y al PSPV, este último traicionado por el catalán Ernest Lluch que lo malvendió al PSOE, pagado con su ministerio y su incorporación a las aulas catalanas pues era profesor de económicas en Valencia.
    Así tenemos un PSOE demócrata social, que a pesar de la posterior fusión con el PSP y los que se fusionaron previamente a él, nunca ha tenido ese capital humano que hubiese sido una maravillosa izquierda postfranquista, lleno de personas no tan famosas, pero tan cultas y comprometidas o más.
    Una generación, que en gran parte desilusionaron, notándose gran diferencia entre la gestión de los asuntos públicos cuando ganaban los que a pesar de esta estafa resistieron, sobre todo en política local, y los que eran del PSOE directamente.
    Otra oportunidad perdida para la historia de España.
    PS: El PSC fue el que mejor pacto en la letra hizo con el PSOE, grupo parlamentario propio, congresos previos a los del PSOE, partido federado con el PSOE en vez de sucursal, pero … todo esto ha sido erosionado desde sus orígenes. otro gallo hubiese cantado si los dirigentes del PSPV y otros hubiesen pactado el federarse a lo PSC, no sólo para el PSOE, sino para los administrados por sus cargos electos..
  • Comentario por vigas

    24/09/2010 @ 15:37
    No estoy de acuerdo con este señor ni con su partido, pero algunos comentarios son tan xenofobos como él. Además no escribe que estudio hasta 4ª si no que cuando la muerte de Franco el cursaba cuarto de EGB.
  • Comentario por JPMarat

    24/09/2010 @ 15:52
  • Comentario por Un

    24/09/2010 @ 15:53
    Un texto muy interesante, y que dice algo que muchas veces se olvida, cómo el PSOE fue (y sigue siendo) un producto de márketing, que consiguió implantarse por encima de la izquierda del Estado español gracias al dinero que le dio su matriz alemana.
  • Comentario por Rubio

    24/09/2010 @ 16:38
    Pues ya es hora que con el hundimiento del Psoe que está cercano, surjan algunos partidos de izquierda verdadera no acomodada como la actual, excepción de IU, para volver a ilusionar a muchos españoles que ahora mismos estamos huérfanos de referentes históricos de izquierda.
  • Comentario por Lorena7

    24/09/2010 @ 16:43
    Una pena que no lo haya escrito en catán, porque de castellano anda mal el autor.
  • Comentario por Veronica

    24/09/2010 @ 17:25
    Un discípulo, quizás el mejor, de Labordeta fue Federico Jiménez Losantos. Invito a leer un texto sobre el baturro escrito por el periodista español vivo que mejor habla y escribe nuestra amada lengua
    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/
  • Comentario por alvagarci

    24/09/2010 @ 19:35
    Sr. Puigcercós, llevo casi cuarenta años viviendo en Barcelona, me siento español de pura cepa, me gusta mucho esta región, vivo muy agusto, pero todavía estoy por ver que su partido, el de CIU y los demás, hagan algo útil por el ciudadano de a pié, ser patriota no quiere decir lo que Vds. hacen y propagan, es necesario hacer y llevar a cabo que los ciudadanos vivan felizes y que por ejemplo las autopistas que nos dejó el también patriota Pujol todas de pago, dejen de serlo en bien común no de unos pocos solo, no me suena que hayan hecho nada útil en todos estos años, Labordeta al menos lo intentó, Vds. ni eso, se le ve a Vd. bien cuidado.
  • Comentario por Malagosto

    24/09/2010 @ 21:33
    Un gran monumento a la hipocresía el de este tipo que utiliza el panegírico de Labordeta para llevarse el agua a su molino y lanzarle la puyita al PSOE, con quien lleva gobernando en Cataluña desde hace ya la tira de años. Conociendo a Labordeta, que no se cortaba un pelo, seguro que se le aparece en sueños y le dice aquello: ¡Hala, a la mierda!
  • Comentario por Donatto

    25/09/2010 @ 00:21
    Un buen hombre. No lo expreso porque haya muerto, sino porque en realidad lo era.

if (!VIS) var VIS=””; adserver = “http://publis.adbureau.net”; target = “/SITE=PUBLICO.ES/AREA=PUBLICO.BLOGS/POS=1/AAMSZ=1X1″; random = Math.round(Math.random() * 100000000); if (!pageNum) var pageNum = Math.round(Math.random() * 100000000); document.write(”); document.write(”);

Memoria, impunidad y monarquía


 

24 Sep 2010
Compartir: facebook twitter meneame delicious

El actor Alberto San Juan, presente en el Foro Público que celebró este periódico el pasado miércoles en el Ateneo de Madrid, hizo notar la temperatura emocional que se respiraba en el salón de actos de aquella docta institución con motivo del evento. Con el aforo al completo y los ánimos expectantes, era evidente que el asunto del debate, Memoria contra la impunidad, tenía la suficiente enjundia como para deparar ese tipo de atmósfera, propio de un conflicto pendiente de resolución en la sociedad española.
Me parecieron brillantes las exposiciones de dos de los ponentes, sobre todo: la del magistrado emérito del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, y la de Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Ambos, junto a Nicolás Sartorius y el historiador Josep Fontana, mostraron su indignación ante el procesamiento del juez Garzón por tratar de investigar los crímenes del franquismo. Todos pusieron a caldo la insuficiencia de la Ley de Memoria Histórica, aprobada hace casi tres años.
Pero lo más llamativo del acto, a mi juicio, fue que esa temperatura emocional de la que hablaba el actor San Juan impidió quizá que las intervenciones del público asistente fueran todo lo conceptualmente precisas que la cualificación de los ponentes y la misma materia demandaban. Hubo un exceso de tensión en algunas de ellas, así como un patente asomo de impotencia y enojo ante la deuda que el actual Estado español tiene con quienes se enfrentaron a la dictadura y pagaron con su vida, enterrada sin seña, su compromiso democrático.
No fueron muchas las intervenciones, pero si he de citar una que además me parece idónea para entender tanto la temperatura emocional del debate como esa mezcla de impotencia y exasperación que empapaba a los asistentes, me quedo con la última, breve y rotunda, expresada por una mujer de mediana edad: no puede haber una Ley de Memoria Histórica digna -vino a decir- mientras ocupe la Jefatura del Estado alguien que accedió a tal cargo por designio del dictador.
Cumplida la media hora de coloquio prevista, a mi estimado amigo Carlos París, presidente del Ateneo y moderador del acto, le pareció oportuno poner punto final -”con esa interesante reflexión”- a las intervenciones del público. El mito de la Transición no debe morir en la cama, había dicho Emilio Silva. Es preciso el ensache del marco democrático nacido en ese periodo. Las raíces de la democracia en España -comentó el abogado Juan Garcés- no pueden reposar en las fosas comunes

Las batallas por el poder


Las batallas por el poder en el seno del Tribunal Supremo han hecho saltar por los aires la unidad de los magistrados en torno al caso Garzón. Un auto del Alto Tribunal hecho público ayer incluye, por primera vez, un voto discrepante que da la razón a la defensa de Baltasar Garzón. El autor es el magistrado Joaquín Giménez, quien con este tipo de iniciativas pretende trasladar las disputas internas de la Sala de lo Penal a las resoluciones judiciales.

Según explicaron fuentes próximas al Supremo, el voto particular de Giménez responde a su fallido intento de obtener la Presidencia de la Sala Segunda. El Consejo General del Poder Judicial reeligió el jueves, para un nuevo mandato de cinco años, a Juan Saavedra con el apoyo de 13 vocales, muchos del ala conservadora, por los 6 que obtuvo su rival, respaldado por los progresistas. Así, las citadas fuentes señalaron que la discrepancia jurídica de Giménez se debe, en realidad, a una “rabieta”, y que ya en julio había advertido a su entorno que se desmarcaría de sus colegas de Sala como forma de protesta, si no resultaba elegido.
En el auto dado a conocer ayer, el Supremo avala la polémica decisión de Luciano Varela, instructor de la querella contra el juez estrella por investigar los crímenes del franquismo, en la que otorgaba una segunda oportunidad a Manos Limpias y Falange para presentar su acusación. Varela permitió que subsanaran las deficiencias de su primer escrito, e incluso apuntó cuáles eran los errores que debían evitar.
Tras esta segunda oportunidad, el instructor excluyó del proceso a Falange, pero acabó admitiendo la acusación de Manos Limpias. La defensa de Garzón montó en cólera por la actitud de Varela, acusándole de “parcialidad” y de trabajar para la acusación. No obstante, el instructor, como ahora ha reiterado el Supremo, actuó con el objetivo de proteger el derecho fundamental de la tutela judicial. Y es que, según la ley del Poder Judicial, los tribunales “deberán resolver siempre sobre las pretensiones que se les formules, y sólo podrán desestimarlas por motivos formales cuando el defecto fuese insubsanable”.
La Sala de lo Penal rechaza el recurso de Garzón, que pretendía librarse del banquillo pidiendo la expulsión de Manos Limpias del proceso. Asimismo, el Supremo recuerda al juez de la Audiencia Nacional que los elementos que Varela permitió rectificar eran “sobrantes, perfectamente separables e identificados en su contenido”, por lo que no “acarrean ni pueden acarrear indefensión alguna”.
El fin de la unanimidad
Sin embargo, a diferencia del criterio mantenido hasta ahora, la decisión no ha sido tomada por unanimidad. Giménez ha emitido un voto particular en el que asegura que la acusación ha de ser “clara, concreta y comprensible”, y que esto debe ser “de exclusiva responsabilidad de quien sostenga la acusación, sin que deba haber interferencia o indicación alguna por parte del juez instructor tendente a facilitar el ejercicio” de la misma. Por tanto, concluye que Varela trastocó los derechos de Garzón con una iniciativa sin soporte legal.
Pero la contundencia con la que se expresa Giménez no ha tomado por sorpresa a sus colegas de la Sala de lo Penal, conscientes de su decepción por no haber podido desbancar a Saavedra. Por ello, no descartan que este magistrado continué expresando una voz discordante en casos importantes como el proceso a Garzón. La unanimidad se ha terminado

SALE A LA LUZ


La maleta mexicana’ sale a la luz
Una exposición en Nueva York muestra los negativos inéditos de

Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour sobre la Guerra Civil
encontrados en México
QUINO PETIT  –  Madrid
EL PAÍS  –  Cultura – 23-09-2010
Siete décadas después de su desaparición, los misterios de la
maleta mexicana salen a la luz. Una exposición en el
International Center of Photography (ICP) de Nueva York, que
hoy se presenta a los medios y podrá visitarse a partir de
mañana, desvela casi todos los secretos del interior de aquel
enigmático equipaje: tres pequeñas cajas de cartón con
negativos de Robert Capa , Gerda Taro y David Seymour tomados
durante la Guerra Civil española.
El ICP exhibe una selección de esas más de 4.000 imágenes
originales recuperadas a finales de 2007, muchas de ellas
inéditas, que estos tres maestros de la fotografía atraparon en
España entre mayo de 1936 y la primavera de 1939. Cynthia Young
es la comisaria de la muestra, titulada The mexican suitcase
(La maleta mexicana) . Al teléfono desde Nueva York, explica
que “ahora podrán verse secuencias enteras, el cuaderno de
trabajo de Capa, Taro y Seymour, el camino hasta conseguir la
foto ideal”.
Capa, Taro y Seymour, tres inmigrantes judíos de Hungría,
Alemania y Polonia, respectivamente, se instalaron en el
vibrante París de los treinta antes de viajar a España para
retratar a los que se enfrentaron a las tropas franquistas.
Desde el bando republicano, acompañaron a los soldados en
emboscadas, ataques, explosiones y muertes. Muchas de sus
instantáneas se convirtieron en iconos. Otras nunca llegaron a
conocerse. Su pista se perdió cuando, a finales de 1939, ante
la aproximación a Francia del Ejército alemán, Capa huyó hacia
Estados Unidos.
A cargo de los negativos que dejó en París quedó su ayudante de
laboratorio, Imre Csiki Weisz. Como Capa, Weisz era emigrante
húngaro judío y también decidió escapar, llevando consigo tres
cajitas de cartón llenas de negativos con fotos de Capa, Taro y
Seymour. Con la probable intención de Weisz de ponerlas a buen
recaudo, las cajas acabaron en una oficina diplomática mexicana
en Francia antes de que el embajador de México ante el Gobierno
de Vichy entre 1941 y 1942, el general Francisco Aguilar
González, se apoderase de ellas. Debieron de viajar con él
durante su regreso a Ciudad de México. Y allí permanecieron
durante décadas.
Los herederos del general encontraron tras su muerte aquellas
tres cajitas entre sus efectos personales. Uno de ellos las
cedió al mexicano Benjamín Tarver, quien en 1995 contactó con
un profesor universitario estadounidense pidiéndole consejo
sobre cómo catalogar el legado. Cornell Capa, fundador del ICP
de Nueva York, hermano de Robert Capa y custodio de su tesoro
artístico desde su muerte en 1954, acaba sabiendo que Tarver
posee en México los valiosos negativos que su hermano, Gerda
Taro y David Seymour tomaron durante la Guerra Civil. Cornell
llevaba años intentando localizarlos. Y los bautizó como la
maleta mexicana.
Con la mediación de Trisha Ziff, cineasta británica afincada en
México, Cornell logró que los negativos viajasen hasta la sede
del ICP en Nueva York. Fue Ziff quien los llevó en avión hasta
allí a finales de 2007; ahora termina de rodar un documental
sobre toda esta historia. Desde entonces se han escaneado más
de 4.000 imágenes, en una labor coordinada desde el ICP, parte
de cuyo contenido podrá verse este domingo en un amplio
reportaje de El País Semanal.
Repasar estos fotogramas permite reencontrarse con André
Friedmann (1913-1954), el hombre que quiso ser Robert Capa, y
su incursión en las batallas de Teruel y el río Segre, así como
la amarga derrota de los republicanos exiliados en el sur de
Francia. También divisamos a Gerda Taro (1910-1937) -nacida
Gerta Pohorylles y gran amor de Friedmann-, sus secuencias del
frente de Segovia y las últimas escenas que retrató al cubrir
la batalla de Brunete, donde murió aplastada por un tanque. De
David Seymour (1911-1956) destacan sus pasos junto a los
soldados vascos o su cobertura de la celebración en Barcelona
del 19º aniversario de la revolución rusa, así como los
retratos de la dirigente comunista Dolores Ibárruri,
Pasionaria, o el poeta Federico García Lorca.
Lo que no apareció entre aquellas imágenes fue el negativo del
icono de Robert Capa titulado Muerte de un miliciano
republicano . Diversas investigaciones consideran que fue un
montaje. Encontrar su secuencia original disiparía muchas dudas

sobre este enigma. Pero esa es otra apasionante historia.

‘La maleta mexicana’ sale a la luz





Añadir leyenda




El PSOE aprueba adecuar el Valle de los Caídos a la Memoria Histórica

Respalda en el Senado una moción que aumenta el cerco sobre la basílica benedictina

Día 23/09/2010
Nueva vuelta de tuerca del Gobierno en su ofensiva para echar a los benedictinos de la abadía que ocupan junto a la Basílica del Valle de los Caídos. Aunque no lo reconocen explícitamente, la moción de la Entesa Catalana de Progreso (que agrupa a los senadores catalanes en la Cámara Alta), enmendada por los socialistas y aprobada ayer en el Senado con el apoyo del PSOE —131 votos a favor, 114 en contra, los del PP y una abstención—, tiene como objetivo final echar a los benedictinos del lugar que ocupan en el Valle de los Caídos.
Inicialmente, la moción de la Entesa Catalana trataba de instar al Gobierno a «derogar el decreto-ley de 1957 que rige las actividades del Monumento del Valle de los Caídos», así como a adoptar una nueva disposición conforme a la Ley de la Memoria Histórica para que se reconozcan y amplíen derechos en favor de quienes padecieron persecución dudante la guerra civil». Esta moción colocaba al PSOE en una incómoda posición, ya que, como alertó el senador popular Juan Van-Halen, este decreto se dictó solo para fundar la abadía, «no es otra cosa» y es lo que pretende con esta iniciativa.
Acuerdos con la Santa Sede
Apoyando esta moción, el PSOE sabía que se metía en un charco muy complicado, ya que el Gobierno no puede ir en contra de los acuerdos con la Santa Sede, que es la base jurídica por la que se rige esta Basílica y, según Van Halen, el Gobierno «no es quién para determinar a qué se tiene que dedicar. Es un asunto de la Iglesia». Los socialistas buscaron una salida digna y pactaron con la Entesa Catalana una enmienda de sustitución en la que no se hiciera referencia al decreto-ley de 1957. El nuevo texto quedó de la siguiente forma: «El Senado insta al Gobierno a adoptar las disposiciones que sean necesarias para adecuar el Valle de los Caídos a lo dispuesto en la Ley 52/2007 de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, incluyendo entre sus objetivos el de honrar y rehabilitar la memoria de todas las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil y la represión política, así como al fomento de las aspiraciones de reconciliación y convivencia de nuestra sociedad».
Con esta maniobra, los socialistas consiguieron su objetivo de evitar cualquier referencia al decreto-ley de 1957 y abrir un nuevo enfrentamiento directo con la Iglesia, con la que ya chocaron cuando quisieron prohibir el culto en la Basílica. Una protesta de la Santa Sede frenó esta decisión, y en la abadía donde viven los benedictinos hay una misa diaria. Esta injerencia del Gobierno fue la causa del cese del anterior presidente de Patrimonio Nacional,Yago Pico de Coaña, que se opuso al intervencionismo en el Valle. Además, el acoso ha seguido al paralizar los trabajos de mantenimiento del edificio que se realizaban con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

En el debate de esta moción, el representante del PP, Juan Van-Halen, se mostró conforme con el nuevo texto, pero reconoció que no se fía de los socialistas porque «la realidad de los hechos desmiente la voluntad del PSOE» y afirmó que el PP está de acuerdo con la «despolitización» del Valle de los Caídos, pero que eso ya se ha conseguido con la Ley de la Memoria Histórica.

La intervención más histriónica fue la del senador vasco, Iñaki Anasagasti, que llegó a bromear con la posibilidad de que se dinamitara el Monumento, a lo que Van-Halen le respondió que «me recuerda lo de los budas de Bamiyán».
Por su parte, el representante del PSOE, Enrique Cascallana, se mostró partidario de derogar el citado decreto-ley, aunque después votó el maquillaje que se hizo a la iniciativa de Entesa.

A buenas horas mangas verdes


Memoria

Chamizo dice que “se hace flaco favor” a la Ley de Memoria Histórica “si al intentar hacer algo se polemiza”

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) –
   El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha dicho este jueves que “se hace un flaco favor a la Ley de Memoria Histórica si cada vez que se intenta hacer algo de justicia con las mujeres vejadas se entra en discusión política”, en relación a la polémica surgida tras el decreto aprobado el pasado martes en Consejo de Gobierno que posibilita que las mujeres andaluzas que padecieron formas de represión durante la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura franquista reciban una indemnización de 1.800 euros.
   En rueda de prensa tras la presentación del servicio de administración electrónica creado por la Institución, Chamizo ha afirmado que “se hace flaco favor a la Ley si cada vez que se intenta hacer algo de justicia, además con mucho retraso, con las mujeres vejadas, se entra en discusión política”. Además, ha señalado que las mujeres que padecieron formas de represión durante este período “son muy pocas porque la mayoría de ellas han muerto”.
   El Consejo de Gobierno aprobó el pasado martes un decreto que posibilita que las mujeres andaluzas que padecieron formas de represión sobre el honor, la intimidad y la propia imagen durante la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura franquista reciban una indemnización de 1.800 euros, como modo de reparación moral y reconocimiento a su papel en la construcción de la actual sociedad democrática.
   La indemnización acordada, que se suma a las que desde 2001 viene concediendo el Gobierno andaluz a las víctimas de encarcelamientos y confinamientos en campos de concentración, hace referencia a hechos que no supusieron privación de libertad pero sí acciones vejatorias dirigidas especialmente contra la población femenina, como el rapado, la ingesta de aceite de ricino y la exposición al escarnio público.
   El periodo considerado abarca los años de mayor incidencia de este tipo de represión, entre 1936 y 1950, según explicó el consejero de Gobernación y Justicia, Luis Pizarro, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, donde aclaró que en este momento no se tiene una estimación de las mujeres que podrían acceder a la indemnización.

Labordeta, empujar la historia hacia la libertad


El Periscopio

Añadir leyenda



Reconforta un poco saber que tanta gente le quería y que unos a otros nos acompañamos en el dolor. Ha muerto José Antonio Labordeta, “el abuelo” le llamaron -yo no- desde bien joven. Por su sensatez, su cachaza y porque salió de las aulas para alentar a muchas más personas de las que podían sentarse en los pupitres de su escuela.
Desde una gran pena, realmente, hoy sé que mereció la pena vivir aquel Aragón de finales del franquismo y comienzos de la Transición, lleno de fuerza y esperanzas, en el que nuestra tierra volvía a ser un país y había que construir y estrenar tantas cosas en España. Labordeta fue un poderoso aglutinador de ese tiempo y esa idea. “Polvo, niebla, viento y sol, y donde hay agua una huerta, al norte los Pirineos, esta tierra es Aragón”. Su primer disco, su primer éxito. En el tiempo de los cantautores, surgía una voz propia. Para impulsar la lucha por la libertad, la justicia y tantas cosas perdidas o nunca conocidas, siempre presentidas y anheladas.

Fuera de pazguatos localismos, hay señas que imprimen carácter. Labordeta era un aragonés de manual: noble, luchador, sincero hasta poder resultar hiriente, tozudo, sin artificios ni recovecos, comprometido y coherente, realista, universal. Es hora de decir, por Labordeta, porque a ello dedicó entre otras cosas su vida, algo de lo que Aragón es, más allá de un desconocido territorio de gentes llanas.

Los nobles aragoneses se dirigían al Rey comenzando: “Nos que somos tanto como Vos y, juntos, más que Vos…” El reino de Aragón –de Aragón, sin otros apellidos que le ha ido poniendo la interpretación de la Historia- fue un precedente de Estado Federal: los territorios conservaban sus fueros y sus instituciones y se adoptaban acuerdos por consenso. Aragón siempre quiso retomar sus pasos en cada tiempo de libertad que se abría. Su escasa población, sin peso político por ello, aparcaba sus reivindicaciones hasta que no se cumplimentaran las de las ricas comunidades llamadas históricas.

En fin, no se ha dicho que José Antonio Labordeta fue uno de los fundadores –junto a Emilio Gastón, diputado en la primera legislatura- del PSA, Partido Socialista de Aragón (coaligado al PSP de Tierno Galván), muy pujante hasta que un desconocido PSOE en Aragón se llevó a la militancia en desbandada. La Chunta aragonesista llegó mucho más tarde. Los antecedentes la justificaban.

Cantautor, profesor, escritor, político inusual, divulgador incansable de todo cuanto creía para lograr un mundo mejor. Sí nos creímos que llegaría un día en el que al levantar la vista veríamos una tierra llamada libertad. Y llena de la imprescindible justicia que hace válida la palabra. Lo fuimos coreando esperanzados a través de los años, hasta desembocar en este remedo que hoy tenemos. En una de sus últimas entrevistas Labordeta dijo:

“No. Yo creo que hay que levantar la vista con más fuerza, porque la libertad está cada día más apretada contra la pared“.

Dejó el Congreso…

…. “decepcionado, porque uno viene aquí pensando que puede solucionar mucho, y al final te das cuenta de que puedes hacer poquicas cosas.”

Pero hay que hacerlas. El hachazo al conocer su muerte ha sido doble porque he hablado con él esta misma semana, y a pesar de las noticias alarmantes que se anticipaban, sonaba lúcido y resignado. La vida se le había reducido, había perdido a borbotones calidad, hay un tiempo en el que todo se acaba y es mejor que se acabe. Destacó el calor de su familia que le rodeaba entera de la mañana a la noche. De los múltiples amigos que con razón atesoró. Ha tenido una buena muerte.

 Rosa María Artal es periodista y escritora

Homenaje a Sanz-Briz,


 

Homenaje a Sanz-Briz, extraordinario ejercicio de memoria histórica

Por Javier Muñoz, Secretario General de España y Libertad
El próximo día 28 se celebrará un acto de homenaje a los diplomáticos españoles que, siguiendo directrices del Gobierno español, salvaron miles de vidas durante la II Guerra Mundial. El acto, además de otras consideraciones, me parece un extraordinario ejercicio de memoria histórica en estos tiempos en los que la izquierda, acompañada por la acomplejada derecha liberal, pretende imponer una visión totalmente manipulada de los años del franquismo.
El 18 de junio de 1940 las divisiones alemanas alcanzaron la frontera española, después de derrotar al Ejército francés. Miles de judíos residentes en Francia emprenden la huida hacia el sur, cargando con sus pertenencias, y pronto se formaron grandes colas en los pasos fronterizos de Hendaya y Port Bou. Desde aquel momento, las autoridades españolas dejaron pasar a todos los judíos que se presentaron, incluso los que carecían de documentación e iban en grupos con otros judíos, sin devolver uno solo de ellos a territorio francés. En el transcurso de la Guerra, por allí se salvaron al menos 30.000 de ellos, según el cálculo del historiador británico Martín Gilbert.
Cuando a partir de 1942 arrecia la persecución de los judíos, el Gobierno de Franco autorizó a sus representaciones diplomáticos en la Europa bajo dominio nazi a extender visados y pasaportes a judíos de origen sefardí, que se extendió a otros muchos, por razones humanitarias, de dudoso origen español. Las representaciones diplomáticas españolas en Berlín, Budapest, Copenhague, París, Marsella, Sofía, Viena, Bucarest, Atenas, Salónica y Belgrado podrían haber salvado a unos 50.000 judíos.
En 1.944, el entonces Ministro español de Asuntos Exteriores, José Félix de Lequerica comunica al embajador español en Washington los resultados de la acción española en defensa de los judíos. En esta comunicación el ministro señala los logros obtenidos en Hungría por Sanz Briz “hecha tras insistentes órdenes por nuestra parte”. Esto queda reflejado en el siguiente telegrama, un documento histórico de primera magnitud:
Por si fuera poco, personalidades y organizaciones judías se han manifestado públicamente en artículos y entrevistas que absolutamente nadie reivindica. Me gustaría recordar alguna de ellas:
“El pueblo judío y el Estado de Israel recuerdan la actitud humanitaria adoptada por España durante la era hitleriana, cuando dieron ayuda y protección a muchas víctimas del nazismo”. Golda Meir en el Parlamento israelí, Knesset, el 10 de Febrero de 1959.
“Al régimen de Franco, aunque aliado de Hitler, no le complacían las violentas persecuciones antijudías. España dio refugio a numerosas familias judías, que huían del infierno nazi durante la Segunda Guerra Mundial. España había ido incluso más lejos: Madrid había autorizado a los cónsules españoles en Europa oriental y central a conceder pasaportes españoles a los judíos cuyos apellidos tuviesen una identidad histórica española, como Toledano, Bejarano, Castro, … lo que salvó a cientos de judíos, sobre todo en Rumanía, de la deportación hacia los campos de muerte hitlerianos”. Declaraciones a El País (1989) de Isser Harel, antiguo jefe del Shin Beth y del Mossad, los dos principales servicios secretos israelíes.
“El poder judío no fue capaz de cambiar la política de Rooselvetl hacia los judíos durante la II Guerra Mundial. El único país de Europa que de verdad echó una mano a los judíos fue un país en el que no había ninguna influencia judía: España, que salvó más judíos que todas las democracias juntas. Es todo muy complejo”. Shlomo Ben Ami, Ministro de Asuntos Exteriores de Israel y primer embajador de Israel en España, entrevista en Epoca, 1991.
“La España de Franco fue un refugio importante de judíos que se arriesgaron a venir, escapando de la Francia de la libertad, la fraternidad y la igualdad. No quiero defender a Franco, pero en la II Guerra Mundial muchos judíos se salvaron en España e ignorarlo es ignorar la historia”. Israel Singer, Presidente del Congreso Mundial Judío, entrevista de El Mundo, 2005.
El acto que se celebra el próximo día 28 resulta de obligado homenaje a los diplomáticos que salvaron a tantos seres humanos, al Gobierno que ordenó aquellas medidas y a todos aquellos, sea cual fuere su religión o color, que han tenido el valor de reconocer la labor de aquellos valientes que pusieron en riesgo sus vidas para salvar a miles de judíos.

A %d blogueros les gusta esto: