Una ‘señora’ cruel, y una alcaldesa ex-notoria


 

 El debate sobre el adiós de Petra es en principio efectivo. Ella ya se fue hace unos meses, cuando J. M. la cesó como el (4 Ago 2010),  que paradójicamente fue él, el designado por ella en la moción de censura contra Alberto, para corregir el balance de su querer y poder con este, con el otro y con el que pueda venir;  situando a Pero Bernardo siempre  en un  derivar de descenso y declive. Este Alcaldesa  apartó al alcalde electo (Alberto)  con una moción de censura en forma de corrección -que para nada- en la que Alberto no fue inteligente: Se quedó “sin barcos y sin pudor” como Felipe II en la Armada Invencible.

 Toda la política alimentada por quien dirigía la flota imbatible cucharera hasta ahí, quedó amortizada; y ella, Petra, pensó que todo estaba encadenado y sujetado. Pero la bomba la explotó en las manos.

Tengo que cambiar esta entrada, como ayer (aunque por otro motivo pero que también me alegra, y mucho)

Voy a una gestión al Ayuntamiento, y tengo que subir arriba  porque se ha  cambiado la oficina de L. Miguel. Me encuentro con J. M y un edil, y se brindan a enseñarme la obra, que me quedo de cruces. Yo que tanto he criticado tanta dejación de la obra de las funciones municipales, me lo encuentro todo a falta de colocar y limpiar. Le digo que voy a por la cámara de fotos y me dicen que nones.  Hacen bien, porque  se debe publicar cuando esté listo que va a ser muy pronto. Me explican donde van y se ubican las oficinas y el salón de plenos. 

Me cuenta J. M. que hay novedades en cartera para la Feria. De la que algunas Dos  decían que era una bobada. Me dicen los millones que han ahorrado en este año que recuerdo mal son como veinte. Bien o mal recordados -por mi parte-, tendremos que pensar que ha empezado a cambiar la tendencia  de signos negativos en nuestro Ayuntamiento.

Y todo lo que pueda empezar, con tendencias de signo distintos a los de Petra, de ruina,  desventuras y malquerencias bien venidos sean.

Ella también ganará espacio si no se presenta, porque dejara de tener como su segunda vivienda el cuartel y los juzgados.  Cada hombre es, como entendió Borges, ‘otros hombres’. Y J. M. ha empezado a ser él mismo en cuanto la cesó a Petra. Pues esta mujer políticamente es como una lacra, que pone en solfa todo lo que toca.

  Ante el convencimiento de que a su líder  Petra ya se la echó, demandamos un líder al que confiar el futuro de Pedro Bernardo tras esta interinidad.

 Pienso que con que se termine la obra de Obras (además de las perfidias de Petra),  ya ha valido la pena el cesar a las Dos ‘cazables’ por inservibles y malevolas: que descansen. “Que si buena paz se llevan, mejor descanso nos dejan.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: