Un buen gobernar


Los muros del matadero municipal y de la plaza de Toros de Pedro Bernardo señala la ley para empapelar con la propaganda electoral. Esperemos que se respete para no enguachinar al Pueblo.

Por otro lado ni el más ingenuo cucharero de aquí y de allá, supongo, puede creer que la intervención de Petra en la campaña resultará fácil. Su mayor dificultad, sin embargo, solo será política por ahora. Saber qué hacemos con ella  y a qué precio será nuestro escrutinio de tenerla en lo más recóndito de la oposición. No porque la oposición no sea un sitio bien digno que designan los electores a sus candidatos, con su misión decorosa y noble de controlar al gobierno cucharero. Pero esta mujer no tiene credibilidad política ni para eso. Porque para “llamar mocoso a otro hay que tener la nariz limpia” y la de ella  va a tardar tiempo en limpiarse su mocosuelo (atrevido, temerario e imprudente)  

Tenemos o, debemos saber qué queremos y con qué partidos podemos lograrlo. Yo, entiendo, que cada uno de ellos, piense en, y, hasta sacar unos resultados para no tener que pactar.   Descartando a Petra de esta consideración por lo que ha arremetido contra nosotros y sus propios compañeros de las anteriores candidaturas

Cuando la confianza es un ingrediente fundamental para salir de esta crisis que padecemos política y financiera en la que ella nos maceró, será capaz y la vista de los resultados en la misma tarde-noche del día 22 de Mayo de  tildar a todos los candidatos  de Pedro Bernardo  de insolventes e incapaces para gobernarnos. A Ella cualquier  ejercicio de este tipo  la  encantará, sin ser capaz de considerar el daño que  le hizo  a P. B., en todos estos años,  y como la abandonaron todos los compañeros de listas desde la noche de los tiempos.

 Creo que el que saque dos concejales va a ser  un perjuicio  electoral para agudizar  esa crisis en que ella nos sumió, y tengo la certeza de que esta posibilidad será nefasta para todas las candidaturas. A Ella eso no le importará, andará metida en ajustar la cuantas a quien gobierne, mientras olvidará las  propias que nos dejó  pendientes, de las que va a ser muy difícil salir. Pero ahí si confió más en Alberto que en J. M. para restregárselas por la cara: por una cuestión de caracteres. (Y suponiendo como vengo pidiendo que se coaliguen las dos candidaturas) para que ella no saque la cabeza de debajo del agua.     

 Ella, y de no ser con el resultado de obtener solo su nombre como concejala, no será capaz de aceptar nunca su derrota; y, como pedir que no salga ella por eso de (uno lo obtiene cualquiera) seria por mi parte una perogrullada.  

Tampoco ha hecho la digestión de aquella derrota que la infligió Alberto aunque fuera por la mínima (pero derrota al fin y al cabo de quien se creía la diosa que hubo en P. B.)  Teniéndonos en una  guerra permanente a los que la criticamos su crujida gestión. Con esas mentiras que se inventaba con el embaucador abogado (Lucas Prieto) quien hoy la acusa e incrimina en favor de Alberto. Por eso, no puede llevar ni van a votarlas muchos  de los que lo hicieron en el 2007. (Porque cuanto mas ande de sujeto en la cosa publica, más se la ve el plumero. 

La gimnasia del rencor que practicó esta mujer desde el poder  a diario, solo fue caprichosa, maniática y antojadiza  para desacreditar a Pedro Bernardo en todos sus tejidos; sin darse cuenta en que situación iba a quedar ella, que la retrata para siempre dejándola  en la mas execrable situación que pueda quedar nadie como político cucharero, que cree ella que al callar, parece que como que otorga. Si se hubiera ido, seria lo mejor que le podía pasar a P. B., y a ella.  Ella pensó desde el poder, que nos teníamos que rendir ante sus dictámenes  los que iba contando  con solemnidad a esos que los tenia cuenta creérselo  por lo que recibían de nuestros fondos públicos. No atinó en ningún caso, pero eso no le hace bajarse de la burra.

Lo cierto (y una vez más) es, que creo cada día crecidamente,  que la estabilidad política cucharera -y para que Ella no esté ni en el detalle- pasa por el pacto Alberto –J. M.  No podemos volver a correr  los riesgos que se han corrido en la legislatura que termina. Y si no hay estabilidad política no habrá un buen gobernar  Pues  Petra piensa que  está bastante entera y las grietas puede volver a abrirlas. Parece, en fin, innegable, que el pueblo cucharero  está ‘sometiendo’ a esta mujer, que se desmorona gracias a la Libertad de Expresión -entre otras- , y al darse cuenta la “raza”cucharera  de la forma en que esta mujer actúa. Hay unos cuantos motivos de satisfacción por la derrota que presumo va a llevar ahora Petra, pero esas evidencias son imposibles de ver si no se practica todos los días, desde el mismo 23-M  la gimnasia de la cohabitación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: