Condenados a no entendernos


Derecha, izquierda, blanco o negro, arriba, abajo, delante, detrás.

No blogueros no habéis entrado en Barrio Sésamo, no.

 Sólo que me gustaría analizar un poco esto de las relaciones humanas, lo difícil que puede llegar a ser entenderse con nuestro prójimo.

Por un quítame allá esa Placa de la Iglesia, nos enzarzamos en peleas judiciales  Petra y yo. Ella perdió la alcaldía, por las elecciones del 2007 y las ha vuelto a perder las del 2011

 Su  razón creía ella  que siempre era la absoluta sin tener en cuenta la mayor parte de las veces que hay otras razones igual de válidas aunque disten de las nuestras años luz:  Como en mi caso, que después de 70 años fusilado mi padre en su ‘camarilla’ lo titulan de forajido. Ella le culpaba a  S. Lucas Yuste del escrito. Como si el extravagante   abogado supiera de aquellas épocas  cuchareras. Pero ella siempre pensó que podía engañarnos a todos  incluido el legista.  

No merecía la pena negarnos lo de quitar la Placa  con un iguales por temas que en los que no nos va la vida en ello. Pero ella lo quiso así, y así sigue siendo

He dicho iguales  pero puede ser un vecino o conocido ocasional, da lo mismo para esta reflexión.

Claro que si todos pasáramos de las discusiones el mundo sería una balsa de aceite, tampoco sería bueno un mundo plano sin altos y bajos, pero ¿dónde ponemos el término medio? No sé dónde ponerlo, pero tiene que haberlo. Ella nunca lo encontró porque solo piensa en ella y después, bien después,  su familia

Estamos en un Pedro Bernardo  enfrentado por todas partes, donde darnos de tortas virtuales está de moda, dónde no escuchamos, no dejamos exponer razones, nos quitamos la palabra sin ni siquiera haber escuchado los argumentos del otro. Y es que mientras ella no salga de este facha político, este pueblo no tiene arreglo.

Estamos más unidos que nunca por las redes sociales, tenemos a nuestro alcance el diálogo con millones de personas a través de Internet. Pero a ella la da lo mismo todo . Es tan creída, que el haber obtenido doscientos votos, cree que la da marchamo para estar. Para estar si, pero mientras ella esté “la guerra” como que no cesa.

Pero, paradójicamente cuando más conectados vivimos, menos nos entendemos y más solas están las gentes como ella.

Ayer hablando con una señora cucharera que vive sola, me  decía, que muchas veces sale de casa sólo para escuchar a la gente, sus conversaciones, sus temas, pero no lo hace por cotilleo, más bien porque su soledad lo es menos escuchando a los que si tienen a alguien con quien hablar. Que a veces va al mercadillo sin que le sea necesario porque le gusta observar a la gente cuando compra, a esa gente mayor que haciendo la compra protesta por los precios o habla sola. Todo esto me ayuda, me repetía.

Y de esa corta conversación con esta mujer, perfectamente lúcida, ha nacido, una vez más, esa charla que me gusta compartir con vosotros cuando me leéis que no se apea de las 300 visitas.

Saludos lectores, desde un calor sofocante en P. B. tambien, aunquemenos que en otros lares

Como os anuncie no hace mucho,  luego y a la vuelta del juicio, os informaré de su VISTA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: