“Caida libre”


Petra siempre ha sido un personaje camaleónica, con una habilidad especial para mantenerse en el candelero político de Pedro Bernardo -cueste lo que cueste- y desengancharse del bando perdedor en cuanto (empieza la caída libre.) Pero lleva dos veces en los comicios electorales cayendo (aunque con paracaídas)  Cuando nadie daba un duro por una baladí política cucharera, se le aproximó a Alberto las dos veces: Pero esto de las elecciones ya sabemos que son así: (por un voto se gana o se pierde un cargo electo, y en los últimos años del (pe trismo) ella ha perdido , y cuando todavía se dirimía su permanencia en el Ayuntamiento volvió a colar:  Para estar en la oposición pasando propuestas escritas, en vez de explicarlas ella; pero ya dijimos en el último “articulo” que ni sabe hablar y menos exponer ideas. Ella sabia (cuando hacia de su capa un sayo.) La sempiterna habilidad política de Petra se fue haciendo un hueco otra vez en el 15-M pero para la “vieja oposición ” que fue y será su sitio amargo y su calvario. Va a pagar todo su poderío y abusos de autoridad en los cuatro años si no se va –yo lo dudo- porque acostumbrada a tener tanto poder, y no contar con ella más que para lo que la Ley de Bases del R. L. la concede: que es muy poco y penoso: Me temo que muchas veces se levantarían para decir que, me voy. Pero sube poco ya al Pueblo y si lo hiciera no saldría del Choza. Los resultados electorales, también cambian la trascendencia, no la naturaleza de los hechos. No todo el mundo lo conlleva. Y esto tiene un precio. El autoritarismo no empieza por la violencia que Petra y los suyos emplearon como método de la coacción que en todo caso vieron asomarse a la Justicia así; esto empezó mucho antes: con la dictadura pura y dura. Fueron no pequeñas cosas que no condenaron “su vasallos” y que deberíamos haber condenado sin complejos. La convivencia en libertad hay que defenderla. Es una obligación democrática. Tendremos que reinventarnos un (mini 15-M) para que Pedro Bernardo salga del letargo en que le sumió Petra. Y al mismo tiempo que Alberto vaya tomando nota. Pienso que Petra se debía de inmolarse “a lo Campas” y contener así los daños a falta de los apoyo suficiente en momentos de tanta inseguridad política. Además, tal vez pensaría ella, que la confesión de culpabilidad implicaba al mismo tiempo reconocerse lo (desastrosa en su gestión) en el Ayuntamiento, es decir, perder la cara. Porque, desde los primeros escarceos políticos en que Petra pierde con Alberto y del PP la “arrojan”, al que se había aferrado de modo invariable todo se la pone en contra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: