“La carga es pesada….”


 

Vaya por Dios! Petra me recuerda a aquel personaje de Beckett que solo se atrevía a insultar huyendo. Ella no insultaba, solo denunciaba o demandaba, pidiendo y suplicando a los jueces que nos democratizaran. Y ahora en la oposición (que tanto se puede hacer) parece que no existe. Que viene a ser algo así como decir que lo que de verdad está jodido es absolutamente todo. Y es que probablemente no haya salvación a la situación caótica que nos dejó ella. Ella, que parecía en los años de la opulencia que todo lo solucionaba. En el fondo, ¿no lo sospechamos todos? ¿No hemos venido denunciando aquí todos los días, de algún modo, que podría ocurrir algo así? El decaimiento, el hundimiento, llamarlo como queráis: “la ruina de Pedro Bernardo con esta mujer malgastando nuestros dineros”

 

¡Y todavía se presentó a las últimas de Mayo. Pero al parecer no fue suficiente. Quiere más. Quiere más nuestro cataclismo económico.

 

Nuestra salvación está en sus manos debió pensar ella, etc., etc. Pensará ella que: “Soy un cabrón despiadado”.

 

En fin. Por una parte lo vemos con absoluta claridad y por otra nos negamos a verlo. No tenemos remedio.

 

Pienso que Petra debía dedicarse a la lectura el tiempo que la sobre de engañar en su empresa a la S. S., si es que sigue haciéndolo.

 

Decía Cernuda “que perder placer es triste” No menos que perder poder.

 

Felipe III se preguntaba de que le había servido tanta gloria, “si no es para tener mayor tormento en la hora de mi muerte” La muerte política de Petra, cuanto más resista mas tormentos tendrá. Porque a la oposición hay que llegar limpio de pensamientos y con un bagaje ligero. Ella tiene un pasado político y empresarial sombrío: En política solo fueron falseamientos democráticos, y en la empresa, ya hablarán las trabajadoras más de lo que lo hacen, cuando la pierdan el miedo.

 

Ella pretendía que acatásemos mansamente sus dichos y ocurrencias, que si lo hacían los ilustrados cuchareros.  Aquellos tiempos de sus desaguisados ya quedaron atrás y solo podemos ver por el retrovisor los cadáveres de servicio que nos fue dejando   Solo se ocupó de servir a los suyos y a los que la hacían la corte política.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: