Desfiles


http://youtu.be/HTAH6LURUfY

Vi el desfile de “la victoria “por TV, como le guastaba llamarle al gallego  enano dictador, en su larga tiranía.

Hoy se celebró la parada (aunque reducido en el tiempo y personal) por la invasión de Cristóbal Colon en Sudamérica. Porque según se mire y como dirían esta tarde en Tele 5,  Colon fue otro invasor que él y los suyos iban cortando cabeza al que se los oponía a sus dominaciones.

Pensamos que, con la que está cayendo, estos gastos  superfluos están sobrando. Pues habría que saber lo que cuesta este desfile, y cuanta hambre y escasez podría sortear. Pero ya algunos políticos   van a dejar sin cobrar la paga de Navidad. ¡Algo es algo!

No estuve en el Pueblo hoy, claro, por lo que no sé si el cabo Manolo le hizo los honores militares con  “la mini parada militar” al faccioso  Lucas Yuste, como el año pasado y que os lo pongo en etiquetas de video.

Pues no hace falta ser un gran observador para ver como el Cabo en el(minuto 1.31)del pase,  en vez de acercarse al concejal (hoy alcalde Alberto), se allega a saludar al apóstol Santiago, organizador del video  con su “concubina”,  mujer con nombre de cuentas como las del rosario

En cualquier caso. Creo que el de hoy de Estado, y el de Pedro Bernardo que se vadea arriba, están sobrando los dos. Y con personajes como el Lucas y Protomac descubiertos por  Petr, a apañados vamos:

Los resultados  con “ adefesios” como estos, se mascan en el ambiente cucharero

Petra y Elena


Recordando a Petra y a sus cuñadisima

 

Denuncian al Ayuntamiento de Piedralaves por aprobar unas bases “a medida” en una oferta de trabajo

Ávila Digital

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Ávila ha admitido a trámite una denuncia presentada por UGT contra el Ayuntamiento de Piedralaves, por convocar un concurso-oposición supuestamente “a la medida de determinadas personas”.

En concreto, el Ayuntamiento aprobó unas “determinadas bases” para cubrir una plaza de auxiliar administrativo (personal laboral) en la Biblioteca Municipal, además de utilizar esas bases para crear una bolsa de trabajo, según la denuncia, interpuesta por la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT de Ávila.

La selección de todo el personal, sea funcionario o laboral, “debe realizarse de acuerdo con la oferta de empleo público”, mediante una convocatoria pública y a través de un sistema de concurso, oposición o concurso-oposición libre, que garantice los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, así como el de publicidad, según esta organización, desde donde se indicó que “ni tan siquiera”, en este caso, se ha publicado la oferta en los boletines oficiales.

Además, según FSP-UGT, en la selección podría haber participado “algún miembro de la Junta de Gobierno local, que debió abstenerse”.

También desde esta organización se ha afirmado que la alcaldesa de Piedralaves ha “aprovechado” las bases “impugnadas” para futuras contrataciones en el Ayuntamiento.

Según FSP-UGT, “no es la primera vez que este ayuntamiento parece tener patente de corso para hacer y deshacer”, pues “no negocia el calendario laboral ni las relaciones de puestos de trabajo”, aunque, “de seguir actuando así”, la alcaldesa y procuradora de las Cortes “tendrá la respuesta de UGT, judicializando la actividad municipal”.

A partir de ahora, el Ayuntamiento tiene 20 días para remitir el expediente, de manera que, si se derivan presuntas irregularidades y no sólo administrativas, “UGT actuará en consecuencia”.

El discurso de Castelgandolfo


EL PAIS

El discurso de Castelgandolfo

HILARI RAGUER 10/10/2011

 

El 14 de septiembre de 1936, hace 75 años, Pío XI recibió en su residencia veraniega de Castelgandolfo a un grupo de unos 500 españoles, escapados del terror revolucionario. Transcurridos ya casi dos meses desde el estallido de la guerra de España, sería la primera toma de posición pública del Papa. Según los archivos secretos vaticanos recientemente abiertos, tres veces el secretario de Estado, Pacelli, había sugerido a su Santidad la conveniencia de una condena pública de la persecución religiosa, pero Pío XI se había limitado a las protestas diplomáticas del encargado de la Nunciatura (que no se cerró en toda la guerra) ante el Gobierno de Madrid y de Pacelli ante el embajador de la República en el Vaticano, Zulueta.

 Franco manipuló el texto de Pío XI para hacer creer que el Papa apoyaba su rebelión sin la menor duda

Pío XI, buen orador, solía pronunciar sus discursos sin papeles, pero aquel día no solo lo leyó sino que hizo preparar una cuidada traducción española, que se distribuyó a los asistentes.

 

Empezó con una sentida lamentación por las víctimas, pero en vez de sacar la consecuencia, que algunos de los presentes esperaban, de que aquello era una guerra santa, como estaban ya proclamando algunos eclesiásticos, expresó su horror por aquella guerra fratricida, “la guerra civil, la guerra entre los hijos del mismo pueblo, de la misma madre patria”.

 

Citando a Manzoni, añadió: “Bien se ha dicho que la sangre de un solo hombre ya es demasiado para todos los siglos y para toda la tierra, ¿qué decir en presencia de las matanzas fraternas que todavía se anuncian?”.

 

Por si fuera poco, hacia el final de su alocución el Papa formuló una velada acusación contra los sublevados: “Por encima de toda consideración política y mundana, nuestra bendición se dirige de modo especial a cuantos han asumido la difícil y peligrosa misión de defender y restaurar los derechos y el honor de Dios y de la religión, que es tanto como decir los derechos y la dignidad de las conciencias, condición primera y la base más sólida de todo bienestar humano y civil. Misión, decíamos, difícil y peligrosa, también porque muy fácilmente el esfuerzo y la dificultad de la defensa la hacen excesiva y no plenamente justificable, además de que no menos fácilmente intereses no rectos e intenciones egoísticas o de partido se introducen para enturbiar y alterar toda la moralidad de la acción y toda la responsabilidad”.

 

En el último párrafo del discurso exhortaba a amar a los enemigos, tal como manda el Evangelio: “Amar a estos queridos hijos y hermanos vuestros, amarlos con un amor particular hecho de compasión y de misericordia, amarlos y, no pudiendo hacer otra cosa, rezar por ellos”. Pío XI dijo repetidas veces, a lo largo de la guerra civil, que quería ser el padre de todos los españoles.

 

La mayoría de los prófugos españoles presentes escucharon emocionados las consoladoras palabras del Papa y guardaron con devoción el ejemplar que les dieron del discurso traducido, pero algunos ultraderechistas, partidarios del alzamiento, entre defraudados e indignados, dejaron escapar murmullos de desaprobación, y hasta hubo quien arrojó despectivamente al suelo el folleto recibido. Uno de ellos, Luis Antonio de Vega, un año más tarde recordaba sarcásticamente en el semanario donostiarra Domingo el discurso, que él atribuía a Pacelli: “Y entonces fue el discurso de vocablos de hielo, las frases que podían haber sido escritas o dictadas por el ministro de Estado de una potencia a quien no angustiara de un modo particular la infinita angustia de España, y cuya preocupación máxima fuera la de no comprometer a su país con alguna palabra imprudente”.

 

La propaganda rebelde difundió ampliamente el discurso de Castelgandolfo en lo que la favorecía, pero suprimió la alusión a los excesos de los que se decían defensores de la Iglesia. Es especialmente significativo el caso del obispo de Salamanca, Pla y Deniel. Al recibir la versión mutilada, la publicó tal cual en su Boletín Eclesiástico del 30 de septiembre, y la acompañó de su pastoral Las dos ciudades, sin duda la más importante, teológica y políticamente, de todas las cartas pastorales sobre la guerra civil. Cuando poco después le llegó el texto pontificio completo, lo hizo publicar en el número siguiente del Boletín, pero no se retractó nunca de aquella pastoral.

 

Parece ser que Franco, que todavía en su discurso de toma de posesión de la jefatura del Estado, el 1 de octubre, había hablado de separación de Iglesia y Estado, instalado en el palacio episcopal de Salamanca, la leyó y estimó aprovechable la ideología nacionalcatólica allí expuesta. Los demás obispos españoles, engañados por el texto manipulado del discurso de Castelgandolfo, se lanzaron a publicar pastorales de cruzada (¡ni Pío XI ni ningún sucesor suyo han calificado nunca de cruzada nuestra guerra civil!).

 

También a la zona republicana llegó el discurso de Castelgandolfo en la versión censurada y la prensa lo comentó como una bendición incondicional del alzamiento. Así se difundió en ambos bandos la falsa creencia de que el Papa había apoyado plenamente y desde el principio la rebelión.

 

Hilari Raguer es historiador y monje de Montserrat.

 

Los quemaron vivos, atados dentro de la cocina”


“El ex secretario general del PCE Gerardo Iglesias recoge en un libro 22 historias de la represión en Asturias

NATALIA JUNQUERA

– Madrid – 09/10/2011

En octubre de 1937, las tropas franquistas ocupan Asturias, pero los vencedores no se conforman con la victoria. Del horror y la crueldad que vino después -asesinatos, violaciones, torturas…- acaba de escribir el ex secretario general del PCE y fundador de CC OO e IU, Gerardo Iglesias (La Cerezal, Mieres, 1945), un libro estremecedor, Por qué estorba la memoria (Editorial Madera de Noruega), con 22 historias de guerrilleros antifranquistas asturianos y familias que se involucraron en la lucha contra Franco. Como la de Emilio Rubiera, quemado vivo junto a sus dos hijas en su propia casa por ayudar a los que se habían fugado al monte.

“Cuando quemaron la casa era de noche, no recuerdo la hora. Antes, cargaron camiones. Lo robaron todo”, relata Guillermina Rubiera, nieta de Emilio y sobrina de Carmina y Asunción. “Los tres fueron quemados vivos, atados dentro de la cocina”. Los vecinos les oyeron gritar. “No habían estado comprometidos políticamente”, explica Iglesias. “Sencillamente, habían dado comida a los guerrilleros por generosidad”.

Teresa Valles fue apresada en 1941 por un grupo de falangistas entre los que estaba su hermano Gorgorino. A las puertas de un colegio, en plena calle, delante de vecinos y colegiales, le pegaron una brutal paliza. “Yo no podía creer lo que estaba viendo”, recuerda en el libro Urbano Álvarez, entonces uno de los niños que presenció la escena. “La pateaban y saltaban sobre ella, tendida en el suelo. Lo más increíble es que su hermano, en vez de ayudarla, le gritaba: ¡Dinos dónde están los guajes!”. Se refería a sus tres sobrinos, escondidos en el monte. Teresa no habló. Fue trasladada al campo de concentración de Figueras. “Y allí murió, sola, vomitando sangre por la paliza pública que había recibido”, relata Iglesias. Tenía 66 años. Su marido, Manuel Argüelles, recibió la noticia preso en la cárcel de Oviedo.

93 días después de la muerte de Teresa, su hijo Víctor, de 28 años, refugiado en el monte desde la caída de Asturias, moría a manos de un compañero, Manuel Fernándes Vigil, Lolo el gatu. Se conocían desde niños. Aquel día, en una de las casas que servía de apoyo a las guerrillas, Víctor charlaba con las hijas del dueño cuando Manuel le encañonó. A Víctor solo le dio tiempo a decir: “No me mates, compañero”. Era el sexto miembro de la familia que perdían los Argüelles.

Son, confiesa el autor, algunas de las historias que más le han sobrecogido de todas las que ha escuchado en los dos años largos que lleva preparando este libro, repleto de escenas de barbarie, relatadas con estremecedores detalles por los familiares que sobrevivieron y los testigos, incapaces de olvidar. “Me planteé escribir 22 historias particulares, en lugar de una general sobre la represión, porque creo que a través de ellas la gente de la calle puede comprender mejor”, explica.

Entre esas 22 historias está la de su propia familia. “Con cinco años, yo he visto cómo saltaban sobre el cuerpo de mi padre delante de su propia casa”, relata Iglesias. Hubo periodos en los que todos los miembros de la familia estaban en un campo de concentración o en la cárcel. En la prisión de Mieres nació su hermana, Delfina. Agonizó durante días junto a su madre, Priscila, hasta que su tía se la llevó a casa y logró salvarla. Los dos tíos maternos de Iglesias, Eliseo y Gerardo, fueron asesinados. El cuerpo del segundo, acribillado a tiros por un grupo de falangistas en 1940, fue expuesto en la plaza del pueblo de Ciaño como trofeo. La familia no sabe en qué fosa o cuneta fueron enterrados.

De la represión franquista, asegura Iglesias, nació su vocación política. La dejó en 1988 para volver a la mina, en Asturias, por diferencias con IU. “Mis ideas siguen siendo las mismas, y en el hipotético caso de que se diera la situación, yo volvería a estar en el ajo”, afirma hoy. Está enfadado. “No hace mucho, en Francia, Dior expulsaba a un modisto por haber alabado a Hitler en una taberna. Aquí, la Real Academia de la Historia ha publicado una biografía que elogia a Franco. En España estorba la memoria porque a la derecha le aporta más réditos dejar las cosas como están. La ley de la memoria se quedó largamente corta y el procesamiento del juez Baltasar Garzón es un ejemplo diáfano de cómo en este país todavía se cultiva el olvido a las víctimas y la impunidad de los crímenes del franquismo”.

El NOBEL


 

 

 

Con gran alegría vemos hoy como han sido premiadas tres mujeres con el (NOBEL) que ponemos en foto y de lo que todos los medios se hacen eco. Con un reconocimiento expreso al papel de la mujer en los procesos de paz . Hubiera sido conveniente que la academia de Oslo en su comité nos hubiera tenido en cuenta a las tres mujeres nuestras (CUCHARERAS) a saber: Petra, Isabel y Agustina.

Dice Kerman: “Se lo dedico a los jóvenes árabes que luchan contra las dictaduras” ………. sin paz no hay sexo. Sin paz en Pedro Bernardo no hubo progreso, solo hubo con Petra empeoro y retrocesos.

Las mujeres, motor del cambio, por (…………)  “la lucha no violenta en favor de la seguridad de las mujeres y de sus derechos a participar en los procesos de paz”. “No podemos conseguir”, añadió Jagland, “que una democracia y una paz duradera en el mundo si las mujeres no obtienen las mismas oportunidades que los hombres para influenciar a todos los niveles en el desarrollo de sus sociedades”. En Pedro Bernardo sobre todo Petra, se creyó con todos los derechos habidos y por haber. Y, los que no encontraba, los buscaba en los Juzgados a través del cuartel de la G. Civil.

Tras la decisión del comité reunido en Oslo, que es donde también se entrega el Nobel de la Paz, el primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, declaró: “Este premio es un tributo a todas lasmujeres del mundo y a su papel en los procesos de paz y de reconciliación”.

Creo que Isabel si buscaba la igualdad en Pedro Bernardo: despidiendo a un contratado que luego el Juzgado de lo Social nos hizo pagar como dos millones de pesetas. Yo ya entendí el porqué de aquel despido, que hoy por razones luctuosas no debo explicar.

Las tres mujeres compartirán los 10 millones de coronas suecas (casi 1.100.000 euros) que conlleva el premio. El Comité del Nobel de la Paz ya otorgó ex aequo el galardón a otras dos mujeres.

A mí me falta indicar a Agustina como aspirante al premio en el 2012, por sus comportamientos  congruentes y precisos con las trabajadoras en su empresa.

El Comité del Nobel señaló que con este premio de 2011 espera “contribuir a acabar con la represión que aún padecen las mujeres en muchos países”. También expresó que su voluntad ha

sido destacar “el enorme potencial que representan las mujeres para la paz y la democracia”. Sin hacer mención a las críticas que recibió el comité por las selecciones de 2010.

Aunque se había rumoreado que los blogueros de la Primavera Árabe serían premiados, Jagland afirmó que con el galardón a Kerman se ponía de manifiesto el apoyo a la lucha de los jóvenes

árabes por liberarse de sus tiranos.

Nosotros ya nos liberamos de una opresora arbitraria en las elecciones del 2007 y 2011.

¡Mujeres! Unas luchan por las libertades, otras por su egoismo personal y patrimonial. Todo un especimen con tres modelos.

Mas sobre la M. H.


Ya no he querido  poneros más las sacas de los cuchareros fusilados y torturados por tenerlo en este vínculo que ya expuse bien detallado.

http://justiciaymemoria.blogspot.com/2007/08/fernando-de-leon-gonzalez.html

Seguramente estaríamos  en la M. H., cucharera, sin que Petra y su clan se hubieran pronunciado, desenterrando a mi Padre después de 70 años fusilado. O, dudando  de que lo fueran,  como la espetó a su amiga la “escarlata” Isabel. Seguro que estaríamos hablando de ello si Petra hubiera callado.

 No recuerdo quien dijo,  que pretender tener “…..una democracia sin cultura democrática, sin que los ciudadanos interioricen el espíritu de las leyes fundamentales…..”. Efectivamente, una democracia necesita de cuadros para poder construirse, y en Pedro Bernardo tuvimos una experta en  proyectos de castillos en el aire.

En los últimos 15 años, paso a paso, hemos ido desordenándonos como Pueblo, cediendo y tolerando  libertades y derechos, pese a las desmemorias de sus resignados, que lo veían,  pero miraban para otro lado; cuando no el ataque frontal que ella nos dirigía  contra nuestra convivencia.  

El paso del tiempo siempre tiende a dulcificar la realidad de los acontecimientos del pasado, que estos no se van a olvidar. Jamás. Pues quedan “pelos y señales”  de lo que teníamos (en servicios de vigilancia, limpieza”, y un largo etcétera. Nos han dejado hasta sin secretario de plantilla, y lo que te rondaré morena.

Resulta casi imposible imaginar  un escenario más dramático para lo que fuimos como pueblo antes de que esta mujer nos gobernara. Y debía pensar que el dinero que ganaba en su empresa estaba hasta santificado. Tendremos que hacer buenos a los alcaldes que nos gobernaron en la dictadura  discípulos de  D. Manuel Hernández: por aquello de “atrás vendrá quien bueno me hará”

No huí nunca de  ella y,   por duros que fueron sus ataques  jurídicos y corporativos. Por eso pienso,  que mi libertad  es de lo más sacrosanto que poseo en valía personal.

  Que esta mujer escéptica olvidó a los fusilados y los consiguientes sufrimientos de nosotros sus hijos y esposas /os. Que  trabajando en las  tierras antes de tener que abandonarla, derrotados pero dignos, camino de un cruel frente de combate donde perecieron 42 jóvenes  cuchareros que luchaban por las libertades de un gobierno salido de las urnas. Con el rigor obligado del que imponía defender por aquella situación. Pero pienso desde hace  mucho, que  la personalidad de Petra  es incompatible con la humanidad y la compasión.

Nunca fue capaz  de darse cuenta de la trascendencia del momento del que era protagonista, sumándose  hasta ser testigo en el juicio que se libró en Mª de Molina  (Madrid) por la demanda que me puso Alejandro Santamaria. ¡Hasta ahí llego!!

Vivir para ver


 Cuando un político (en este caso política) no tuvo las respuestas en sí misma, se echa en manos de los consoladores de exposición. Petra,  acabó por tener su  cosecha teñida; de momento acaba de inaugurar su ‘periodo negro’ en las pasadas elecciones de Mayo, tal vez su corrillo político del fin de  una época que ella creyó interminable y perpetua. El ‘periodo azul’ es ese tiempo en el que Picasso pintó bajo la desesperación, la soledad, la sensación del desastre. Y  Petra, de hecho, ha cambiado del todo  al nada  bajo la losa política de un naufragio electoral, la desesperación por la inercia desde el Mayo del 2007 revalidada en las de 2011 con su creciente soledad en la oposición. Desde luego cuando un político como ella y su compañerita de viaje Isabel  mudan de piel es por diferenciarse de sí mismas de sus trayectorias. Pero cambiar las señas básicas de identidad transporta, sin remedio, el mensaje inequívoco de un estado de ánimo derrotado: Pasando las dos a la nada política. Petra, -(porque la otra no era nada y nada quedó)-, con sus guardia pretorianas se quedó sin santo ni seña política. El problema no fue el color. Fue “que todo la vale” para estar en el poder, o cerca de él .

Cuando un político no tiene las respuestas en sí mismo, (como ella) se echa en manos de  quien sea  electoralmente buscando golpes de efecto milagreros, alguna solución mágica como el bálsamo de Fierabrás, cualquier hoja de ruta a la que aferrarse para no  salir del enredo. A Petra se le ha visto cambiarse  la vocal final de su nombre, porque usar el nombre de pila, la parecía feo. No hay nombres feos si la que lo lleva es apuesta y elegante. Limitarse únicamente a su segunda(Y) tratando de explotar  sula leyenda de como trasunta de, usar blanco y negro, ocultar la redondez  y pasar del azul borgoña a un rojo tibio todo sea por el poder. Pero estas elecciones de cambiar la (A x Y) no la resolvieron nada solo un detalle de marketing que si la hizo   la pérdida total de confianza en el Partido Popular, y por consiguiente,  en Pedro Bernardo. Petra está atrapada por el final de su ‘petrismo`, donde ha tenido un protagonismo que no podrá ocultar con un cambio de eslóganes a todo color. De   momento parece un personaje fracasado de la ‘época negra’ aquejada por la decadencia moral de un Pueblo herido por la brete económico que nos dejó.

Y quizá cualquier efecto para diferenciarse del pasado apoteósico  por transmitir más continuidad  la va a deparar  algo (como si  tratara de huir de los propios demonios.)

La incógnita nos la ha dejado candente para los que vivimos y los que vengan.

 

¿Derrotada?


¿Es Petra una derrotada?

Yo diría que sí.

En los últimos ocho años   vivimos una especie de singularidad, en la que los cuchareros influyentes, maestros en poner la mano para recoger el mendrugo, prefirieron la corteza del pan sin querer darse cuenta que el horno se quemaba y Petra nos satisfacía con  un pueblo “aparentemente en quiebra y suspensión de pagos”

Tremendas peticiones las que la hacían estos ilustrados. Que ellos, quienes más  impulsaron, sostuvieron y animaron a la mujer, y quienes más han pretendido beneficiarse de ello mismo. Y se nos presentarán ahora como “salvadores de la Casa” cuando no la salva ni Jesús con su barca de Galilea. Ellos con su pasividad son corresponsables de esta hecatombe.

Una alcaldesa con delirios de grandeza que nos dejó establecido un endeudamiento para perpetuar a las nuevas generaciones cuchareras. Como si gobernar fuera tirar de talonarios impropios caprichosamente.

A Petra le hemos derrotado políticamente aunque haya sido desde el Partido Popular. El partido que la encumbró, la apeo de la poltrona. Su estrategia, la de romper por medio de su populismo la democracia cucharera, y directamente las libertades  tan onerosamente conseguidas, ha fracasado en las elecciones 2007 y 2011. El pueblo, la masa cucharera, ha terminado con ella, y por tanto, con la maniobra del “quiero y puedo” de su astucia política.

Decir esto bien alto, una y mil veces, es capital para entender los pasos que se dan en el terreno de la política cucharera, ya, que creo que no podremos ni  salvar los muebles de este naufragio.

Su participación con  el ‘proceso de normalización’ llevándonos de  juzgado en cuartel es la conquista de los demócratas que nunca hemos aceptado intimidación y la humillación autoritaria y arbitraria.

Hoy hay  paz en Pedro Bernardo con Alberto, y la hubo con J M, que no es solo la ausencia de fanatismo, solo que sin dinero.

No tenemos que comer como diría un castizo. Pero tenemos convivencia y respeto mutuo.

 

Tercera saca


 

Por un problema en el ordenador no pude poner ayer la tercera saca de los fusilados cuchareros que podéis ver en este vínculo

http://justiciaymemoria.blogspot.com/2007/08/fernando-de-leon-gonzalez.html

Ya he contado como le arrastran por el camino de Buenaventura a Robledoso para luego fusilarle con el resto (a Pascasio Robles)  Antonio Santamaría y otros dos cuchareros. Claro, que el primero, ya tuvo su gran castigo en vida.

día
1 octubre
15 Mariano Moneo
16 Andrés Sánchez Robles
17 Mariano de Boso
18 Lucia González
19 Pascasio Robles

Estos cinco enterrados entre el reguero Herradón y la casa caminero de Lanzahita margen izquierda.

 

A %d blogueros les gusta esto: