EN CASA YA


 
DE VUELTA EN CASA

Después de dejar aquellas tierras y playas de Levante, con perdidas obligadas en mi hoja de rutas, que ya me pierdo al entrar en Madrid donde para ir a Carabanchel me coloque en la Castellana (da como vergüenza contarlo) pero es y fue así.  

Pensé que no tenia que tener que contaros hoy, sin escribir de Petra. Pero esta mujer siempre es noticia en Pedro Bernardo.

Me cuentan ayer, que se comenta, que ha cerrado el kiosco textil exceptuando para los de la familia; Que en la tienda de la Calle de Arriba se cuelga el cartel de “Se vende”; Que la vaquería que lo fue por el lado paterno lo mismo.

Habrá que deducir que el patrimonio está “en almoneda, y remate”.

No hace un mes -no me paro a buscarlo- que yo presagiaba que detrás de la tragedia política vendría la económica. Y solo basándome en la poca solidez y firmeza en lo que se construía con tanta superabundancia. Y aquí me permito comparar el gasto particular de su fortuna y el nuestro de los fondos públicos. A ver si como Zapatero (al que veo ahora mismo) y se siente responsable de todo, los que la elevaron a la magistratura, y los que la doraron la píldora política, sienten compasión ahora. Yo si, a pesar de tanto mal como hizo sacando la tierra de la fosa de mi Padre, y en particular por los puestos de trabajos perdidos. Pero los empresarios cuando les vienen mal dadas, no se paran en barras.  “todos a la calle”.

 Ahora en el capitulo político, si se pudieran aunar todas las soluciones que Ella   proponía en las elecciones de mayo (incluidos los propósitos de enmienda), estaríamos salvados del desastre. Por desgracia fueron siempre tan dispares sus reglas que no pueden caminar juntas: ni con las de J. M. ni con las de Alberto. Ella “conmigo o contra mi”.

La austeridad debiera empezar por quienes tienen el gusto de no conocerla, no por los que la han tratado desde siempre y jamás han hecho con ella buenas migas.

Ahora si su ruina económica se plasma al fin, esos que siempre tenían la mano tendida para las prebendas quizás debían hacer un prorrateo y ayudarla. Pero para estos aprovechados de turno el dinero “tampoco duerme nunca”    Unos días de dimes y diretes, palabra que no anda suelta en el diccionario, pueden aburrir a las ovejas churras y a las merinas. Sobre todo, cuando ya suponemos que están trasquiladas todas. Este ha sido (el Jesucristo) de los ilustrados cuchareros.  Personalmente, no tengo nada que oponer a sus acervos, y cuanto mejor les vaya en su vida particular y social mucho mejor, pero quizá me influya la circunstancia de no figurar entre ellos. Y cuando se carece de fortuna se habla y se escribe mas libremente. Por mí, que les vaya bonito, que bastante les benefició la Petra. El general Perón, al que yo de niño tuve una remota y férvida simpatía desde que nos proporcionó trigo cuando no comíamos pan, dijo una vez que el sitio más sensible del organismo humano es el bolsillo. ¿Se vota también con él? Pues claro que si, la derecha en particular, porque siempre piensa en acrecentar su patrimonio.

Hay que tener en cuenta que el deseo patético de no perder lo poco que se tiene puede superar a la ambición de tener más. Según quienes los cuentan, la distancia entre ricos y pobres cuchareros no es tanta sin saber lo de los que viven fuera. Y siempre juzgando por los signos externos.  Una mala cosa, sin duda, pero no es superior el afán de los avariciosos al de quienes quieren, aunque no vayan a Lourdes, “virgencita…..” y quedarse como están.

 ==================================================

Por otro lado a los que vayáis hoy a las ofrenda de los difuntos al Cementerio Nuevo y veáis la semblanza de cinco fusilados cuchareros del 36 que allí figuran deshonestamente (con nota de escándalo en sus día), no están allí para nada sus restos.

Y como personalmente pienso, que solo tenían atrevimiento de protagonismo sus promotores, lo aclaro, para malos entendidos. Su restos siguen -mal que nos pese- en sus fosas comunes. 

Me aplico esto de Carmen Posadas en Avila: “La gente feliz vive y la que no está contenta escribe”

Un pensamiento en “EN CASA YA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: