NOCHEBUENA


 

http://youtu.be/cFDAgT1_fos

Una noche singular que venimos celebrando desde hace muchos milenios. Puede incluso que muchísimos. la noche de Navidad, correspondiente al  equinoccio  de invierno. Y es la, fiestas de Natividad o nacimiento (única en todo el ciclo litúrgico, pues de todos los demás santos se celebra el día de la muerte). Siendo mala de por sí la noche en todas las mitologías y culturas, el que una sola noche al año sea declarada y llamada Noche Buena, es de alta significación. La noche es sinónimo de tinieblas y de muerte, pero una sola noche al año es sinónimo de Luz y de Vida. Es la noche de Navidad, la noche en que se celebra el nacimiento (Natividad) de Jesús.

El Nacimiento de Jesús se situó justamente el 25 de Diciembre, fecha en que se estaban celebrando las fiestas paganas del solsticio de invierno. Y porque éstas eran fiestas en que se celebraba el fin del alargamiento de la noche y el principio del alargamiento del día, asimilado a los ciclos vitales de la naturaleza (incluida la humana), hubo de ser el nacimiento y no la “aparición” de Cristo lo que se celebrase.

Esperamos que el oficiante de la Misa del Gallo esta noche, en la epístola, la de participación en su lectura a Petra, como otras veces, que, seguro que ya y después de ella, reflexionará que nov es inmortal.   

Que hasta  (Fidel Castro acaba de apearse del burro y sin enterarse de la fiesta), si entendemos que éstas son fiestas de la humanidad, que por cierto, ya entre los romanos se caracterizaban por su humanidad (invitaban a los esclavos a comer a la mesa, les liberaban del trabajo, se intercambiaban regalos…) y que tampoco fueron los romanos los que las instauraron, sino que las heredaron de muy antiguo.

Poesía de Campoamor

¡ Hoy los ángeles querrán,
la madre a su hija decía,
que comamos, hija mía
por ser Nochebuena pan!

Y al anuncio de tal fiesta,
abre la madre el regazo
y sobre él, aquel pedazo
de sus entrañas acuesta.

Al pie de un farol sentada,
pide por amor de Dios
y pasa uno y pasan dos…
más ninguno le da nada.

La niña con triste acento:
-Pero, ¿ y nuestro pan?, decía.
-Ya llega!, le respondía
la madre…..y llegaba el viento.

Cuando otra pobre como ella
una moneda le echó,
recordando que perdió
una niña como aquélla.

“¡Ya nuestro pan ha venido!”
gritó la madre extasiada;
más la niña quedó echada
como pájaro en su nido.

Llama y llama ¡desvarío!,
nada hay ya que la despierte,
duerme, está helando, y la muerte
¡solo es un sueño con frío!

La toca, al verla tan yerta,
se alza, hacia la luz la atrae,
se espanta, vacila y cae
a plomo la niña muerta.

Del suelo de angustia llena
la madre a su hija levanta,
y en tanto, un dichoso canta:
“Esta noche es Nochebuena!”.

Felices fiestas os desea este mal escritor a los lectores y a los que no me leen, a TODOS

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: