Dívar, adios


http://politica.elpais.com/politica/2012/06/21/actualidad/1340229960_721865.html

 

Dívar tiene hoy su última palabra

Se celebra el pleno en el que el presidente del Supremo y del Poder Judicial dijo que anunciaría una decisión “rotunda y contundente” que todos los vocales interpretaron como su dimisión

 

Pleno extraordinario


http://youtu.be/0hXEF5ZuG3o     Mi  creacion

http://youtu.be/XNYlcKhrcPo

Se celebró a las doce con la falta de Petra y Mª Paz. Suponemos que Petra va a pasar de la política por aquello de “primero comer y luego filosofar”

Pues si su nuevo empleo se lo  imposibilita, que dimita en favor del siguiente de la lista.

Se meterá en bnotellas??


http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/06/19/madrid/1340095088_174201.html

Botella plantea que la basura no se recoja todos los días para “ahorrar en servicios”

La alcaldesa estudia reducir el servicio a partir de 2013 para cuadrar ingresos y gastos

Esta medida ya se anunció en 2010 y nunca se llevó a cabo

El volumen de residuos ha caído por la crisis al nivel de hace 15 años

Este verano también disminuirá la limpieza urbana pese a las quejas de 2011

Tu pueblo y el mio


el mas bonito de españa

Que circulen es tas fotos


http://mx.mg5.mail.yahoo.com/neo/launch?.rand=50iu256p22gug

Dívar y Fuerteventura


 

 

Dívar, al llegar a Fuenteventura, pidió un coche oficial, para ir a misa, para ir a la playa. Si Unamuno hubiera sido allí la autoridad, lo habría mandado a tomar vientos, y no los de la isla.

Juan Cruz 17 JUN 2012 – 00:00 CET

Mi madre, una campesina canaria que odiaba tanto la solemnidad como la mentira, contaba una historia que seguramente ella escuchó a los viejos del lugar y que memorizó para no tener que explicar qué cosa era la arrogancia.

La historia es como sigue. Un ilustre noctámbulo gaditano llegó de madrugada a una posada andaluza; era tan tarde que tuvo que tocar mil veces la aldaba hasta que una mujer soñolienta y cabreada se asomó por un ventanillo gritando:

— ¡¡¿Quién demonios es?!!

El hombre se ladeó el sombrero, miró hacia arriba y se aprestó a darle la lista de sus nombres y también de sus encargos:

— ¡¡Soy don Juan de Arciniegas, caballero 24 de la ciudad de Jerez!!

Y entonces la mujer entrecerró el ventanillo, mientras exclamaba:

— ¡¡Pues váyase, que aquí no cabe tanta gente!!

Me he acordado ahora de esta historia cuando se ha sabido que Carlos Dívar, el presidente, aún, del Tribunal Supremo, usó para ir a Fuerteventura y ser recibido allí como un príncipe toda la nomenclatura que va aparejada al nombre propio. Como no parece que eso fuera suficiente, Dívar añadió:

— Soy la cuarta autoridad del Estado.

Qué barbaridad, la cuarta autoridad del Estado, y Fuerteventura con esos pelos.

Cuando el general Primo de Rivera, que también tenía por cada apellido un apodo y un encargo, mandó a Miguel de Unamuno al exilio (el exilio interior, en cierto modo), lo desterró a Fuerteventura. Cuando Franco quiso desterrar a los indeseables del Contubernio de Múnich, también los mandó con viento fresco (lo que hay en la isla en grandes proporciones, viento fresco) a la misma Fuerteventura.

Tanto Unamuno como los exiliados del contubernio llegaron y se familiarizaron con las personas, con los burros y con los camellos. Y con el queso, el mojo, las jareas y el gofio. Unamuno convirtió su estancia en legendaria, y fue tan generoso con la isla que incluso le regaló algunos versos inolvidables de su larga producción agónica. Él era un sabio, y a veces podía romper el saco de la arrogancia, sobre todo cuando arribaba a los riscos de los estúpidos; pero en Fuerteventura fue uno más. Escandalizó a la población autóctona tomando desnudo el sol en las azoteas, descubrió para los insulares el percebe, que venía de Marruecos, pero que en aquel entonces se devolvía al mar porque se consideraba producto espurio del fondo marino más indeseable. Hasta entrados los años sesenta del siglo pasado, esas patas de cabra, más largas que los percebes del norte, eran manjar exquisito del bar Antonio de Gran Tarajal. A Unamuno le fascinó el carácter interior, casi esquivo, esencial, de aquellos majoreros, y a su alma (quintaesencia de su esqueleto) le dedicó poemas que a uno le ponen los pelos de punta. Viajó mucho por la isla, y halló en toda la nomenclatura de los pueblos nombres propios que puso en un altar de cal blanca y de alta poesía.

Dívar, al llegar, pidió un coche oficial, para ir a misa, para ir a la playa. Si Unamuno hubiera sido allí la autoridad, lo habría mandado a tomar vientos, y no los de la isla.

jcruz@elpais.es

 

DÍvar y Garzón


 la jaculatoria es mia

Tomas Montero

Solo las personas más allegadas a Don Baltasar, jienense de pro, pudieron escuchar su citación con Divar al abandonar por última vez la Audiencia Nacional, pero es probable que el fondo de la misma pueda tener algo que ver con lo que nos cu…enta Machado en su Juan de Mairena…

“Ese hombre que ha muerto – decía mi maestro-, en circunstancias un tanto misteriosas, llevaba una tragedia en el alma. Se titulaba “La peña de Martos”.

La peña de Martos es un precipicio cerca de este lugar, al cual dieron nombre los dos hermanos dichos los Carvajales, a los cuales habiéndoles sido achacada la muerte de otro caballero, sin estar convencidos del delito ni haberlo ellos confensado, el rey don Fernando el Cuarto los mandó precipitar de aquel peñasco altísimo; y ellos, llevándolos a justiciar, dieron voces diciendo que, pues en la tierra no tenían tribunal para quien apelar, apelaban para el del cielo, y citaban al rey para que en él pareciesen dentro de treinta días. Estas palabras se tuvieron entonces por vanas; pero dentro de dicho término falleció el rey en Jaén, y le hallaron muerto habiéndose entrado a reposar en su aposento después de comer. Y en razón deste suceso le llamaron don Fernando el Empinado. Falleció de veinticuatro años, el último día de los treinta de la citación de los Carvajales”

———————

…O, al menos, eso es lo que nos sugiere Luis María Ansón, gran demócrata de los de Franco, que incluso osa argumentar contra Garzón que defienda conceptos como transparencia, delatándose clararamente por esta cualidad…

“El exjuez estrellado se ha quitado la máscara durante un acto en Sevilla y ha arremetido contra Dívar declarando: “Cuando se ocupan determinados cargos, la transparencia resulta básica y además es exigible, obligatoria y necesaria por parte del organismo y en favor de la sociedad y del fortalecimiento democrático”. Tras esta perla, Baltasar Garzón concluye: “Los ciudadanos necesitamos que nuestras instituciones sean limpias y que, además, lo parezcan, por lo que mientras exista una sombra de duda debe ser borrada de raíz para que se recupere esa confianza necesaria hoy, mañana y dentro de cien años”. Solo le faltó al exjuez solicitar expresamente lo que implícitamente pedía: que el presidente Dívar dimita y que su presencia “se borre de raíz”.

A nadie se le oculta lo que ha ocurrido y que viene a demostrar la vigencia que conserva el exjuez Garzón en ciertos sectores de los medios de comunicación y en el agitprop de la ultraizquierda.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

DIVAR, ya no divaga


http://www.publico.es/espana/437195/divar-abre-la-puerta-a-su-salida

Dívar abre la puerta a su salida

El presidente del Consejo General Poder Judicial insinúa que dimitirá el jueves. Anuncia para ese día una decisión “clara y contundente” tras la polémica de los viajes de lujo que presuntamente pagó con dinero público. Dívar ha reconocido al consejo el daño causado a la institución: “Está bastante claro lo que quiero decir”

La Carmela tiene la cara mas lacia hoy en su video,que en el anterior http://youtu.be/_Kg7WG-eMwc . Y es que hay un refran que dice que, “si el prior retoza que harán los frailes “. El Rey en la caza, su yerno, ahora este. Vamos de culo

Que cunda el ejemlo PETRA

Ellos a la greña / nosotros a la jueza


 

Mientras unos andan a la greña acá y allá, otros buscando jueces hasta en Argentina que nos amparen judicialmente para exhumar a nuestros fusilados. Y da lo mismo en Poyales del Hoyo, Santa Cruz del Valle, Navalcán, Navarrevisca o Pedro Bernardo. No necesitamos Guardia Civil en ninguna fosa. No la tuvimos en Pepino, en Casavieja, Navarrevisca (donde si mató la G. C. de entonces a Aniano de la Iglesia) que recuperamos en buena liza.

Ya, y cuando nos contesten a la carta certificada hoy, os lo pondremos todo EN ESTE BLOG.

Ellos obstaculizando las exhumaciones con pendencias y peloteras sucias, nosotros por los medios democráticos legales jurídicos constitucionales.

Eso nos diferencia

Estos no la lian


http://www.publico.es/espana/437116/el-gobierno-implica-al-rey-en-su-batalla-contra-gibraltar

El Gobierno implica al rey en su batalla contra Gibraltar

Juan Carlos I visitará el miércoles a la Guardia Civil de Algeciras, gobernada por el PP, en pleno clima de tensión

A %d blogueros les gusta esto: