Cuchareros en Muxía


Ahora  que se reabre el juicio por lo del chapapote de  Muxia y acordándome que estuve con los cuchareros  me digo: ¿Pero con las cosas que tengo en mis anales merece la pena que yo pierda el tiempo y espacio en mi Blog con “descerebrados” como este Ricardo?

Estuvimos en MUXÍA.

Os puedo asegurar que fue toda una gran experiencia.

Salimos a las 22 horas el viernes como estaba previsto. Pasamos por Madrid a recoger como a veintidos mas “que inyectaron sabia nueva”: €ntre saludos, bromas y demás, hicieron el camino ameno hasta la bifurcación de la que sale de Ávila , pasado Adanero. Allí paramos los 35 minutos reglados, y recargamos optimismo. Vimos allí el partido -1ª parte-, entre El Atleti y R. Madrid; con un empate en el ultimo minuto de 2-2. Como casi todos éramos del Madrid, el único que lo celebró por todo lo alto: Joaquín el de las “roscas” , por su ascendiente catalán.

Seguimos camino e hicimos otra parada reglamentaria, no recuerdo donde, ni la hora.

Llegamos a las 9, aproximadamente. Llovía como diluviando. Joaquín y Segundo, nos descubrían los pertrechos para el efecto.

Habíamos llegado como 700 personas. Asi que imaginaros el cacao. Nos tuvimos que cambiar en el autobús, dando preferencia a las chicas, que aun tienen pudores.

Cuando estuvimos disfrazados con el equipo, nos dirigimos al Puerto, donde teníamos la Lonja que nos sirvió después de comedor .

Tuvimos que esperar allí como una hora por que las “guaguas” no venían; parece que por un atasco en el camino de un vehículo.

Al fin llegó la nuestra que era muy de principio del siglo pasado. Para poner las marchas primera y segunda tenía que detenerse, yo supongo que por su falta de sincronismo en los piñones rodantes.

Al fin llegamos a la Cala de Cuño, que parece llamarse, que era todo una gorronera donde yo, perdía el equilibrio solo con estar. Como toda la mañana nos azotó un aguaviento de esos de arrecife, no os podéis imaginar.

Tuvimos que suspender como a las 15, pues ya nos entraba el agua por todo nuestro intermuscular.

Yo, que del pueblo regreso solo en una GUAGUA, todo el mundo se volcó: Un cabo primero me quitó en el estribo del coche: las botas, el chubasquero y la funda, luego me puso el chubasquero, me labó la cara con aceite.

El trato por todos los lugareños y servicios, era atento y cortés hasta el máximo.

Por la tarde y en una tasca de las del lugar, hubo hasta poesía de J. Mecánico a cargo de Raquel (sixtina).

Por la noche y con cena abundante estilo (rancho) aguantábamos las colas cortas, ya que todo el mundo se hacia eco de, que otras esperaban. No vi ni una disputa, como digo: solo buen entendimiento, solidaridad y buen hacer dentro de lo poco que el tiempo permite.

Después de la cena hubo caimada y gaitilla.

Sin que venga a cuento, y además de lo que tuvo de solidario, he de deciros: que me relacioné con dos personas del pueblo, con quien nos negábamos el saludo desde antaño. Creo que doble experiencia positiva

El retorno con incentivo o nuevo estimulo. Tardamos 13 horas, con comida a las 16, desde las 11 que partimos.

El chofer, para amonestarle. Así a grandes rasgos fue el viaje al chapapote.

Verlo para creerlo.16:10 25/01/03

Fernando

Host: 92-madr-x24.libre.retevision.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: