El precio de una gestión


El precio de una  gestión

 

Mala, buena  gestión. Ni mala ni buena no se ve por ningún lado. No existe

Si Rubén no hubiera apoyado  su  traicionera votación en aquel pleno nefasto y doloroso, hoy estaríamos en otra  sintonía política. Aunque consumido él en desgracia que no resucitará jamás, y mostrado ante el Pueblo como el primer y principal colaborador palaciego del candidato del alcalde a la sazón del  PP.

Ante la emboscada que nos preparó a tirios y troyanos, ya queda  arrojado a las tinieblas visibles de la política local cucharera por desleal y adultero. No pensará él y sus inductores que  tendrán mucho que decir  con tal decisión, -al final- por el coste que vamos a pagar. Ya les diremos cuanto,  si se les ocurriera preparar otra candidatura (Con él, o sin él) en el 2015.

Es Rubén un “concejal florero” que nunca dice nada, y cuando lo dice, para encima reírse de él por esas letanías que lleva escritas en Morse o abreviaturas; que, cuando las pronuncia no las entiende él y después de pronunciadas y escritas “ni dios ni él” como puede verse en aquel video del pleno (11de Octubre 2012.)

Grandes miserias,  que a   Rubén le pesarán en su conciencia mientras viva porque yo (y no porque se me antoje) le cargaré en su mochila de por vida, por esa “alta traición” de la que ayer hablábamos.

 

Por otra parte, el alcalde de El Tiemblo, Rubén Rodríguez, percibe un sueldo anual neto del Ayuntamiento de 19.600 euros, a los que suma las dietas que le corresponden por ser procurador en las Cortes de Castilla y León, y el alcalde de Lanzahíta, Pedro Sierra, cobra 16.828 euros anuales netos.

De los seis alcaldes de pueblos de más de 900 habitantes que no tienen dedicación exclusiva, cuatro son del PP, en concreto, José María Monforte, de Candeleda; Rufino Rodríguez, de Madrigal de las Altas Torres; Julián Martín, de Mombeltrán; y José Luís Bartolomé de Navalperal de Pinares. Todos como capitales a nuestro lado

Los dos alcaldes de municipios con más de 900 vecinos que no tienen dedicación exclusiva son del PSOE, Benito Zazo, de Solosancho, y Francisco Jiménez, de Casavieja, sin que en estos ayuntamientos haya otros miembros de la corporación municipal con dedicación exclusiva.

Y en Pedro Bernardo, además del regidor, existe otra dedicación del 60 por ciento, por la que un concejal recibe 9.800 euros anuales.

 

Mas miserias, Rubén.  Estos pueblos como todos los que nos cercan (ni dedicación exclusiva) que conseguirán subsistir como tales.

Vosotros, nos lo dejareis a P. B. hecho  un avergüenzo que llegaremos a convertirnos en anejo, o “dependiente de Lanzadita” por ejemplo.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: