Candidaturas posibles


Las candidaturas dables Parece que vamos a tener otra vez tres candidaturas y no cuatro como en el año 2011. No habrá cuatro, porque Rubén se ha chamuscado en la que termina por dar brillantina a estos “Dos incompetentes políticos” ¿a qué precio?  Al de . Ya veremos en las cuentas de presupuestos y cese de la autocracia de este totalitario, lo que te pagaron. Para haberlos dejado tan tarde, no hacían falta alforjas. Suponemos que estos –Dos- tendrán que ir por el PP porque no van a encontrar otra persona que quiera representarlos en Pedro Bernardo, y menos con la que está cayendo con tanta corrupción en los altos cargos peperos. Sé de J. M. “calvarra”,  que ya está rebuscando candidatos para confeccionar su lista. Esto es tan bueno como malo. Bueno, porque si solo son dos, se conformaría una mayoría. Pero, si son tres, supuestas,  estaremos como con Rubén: Haber “quien se lleva el gato al agua” y sin estabilidad de gobierno. Nos hubiera gustado y convenido para el Pueblo, todas gentes nuevas. Pero, ni para eso quedan gentes. Estos son los lastres en que nos resignaron los acaldes de la Democracia, por no remontarnos más atrás. Este, último, dándonos la estocada final; que además fue un inoperante con los contenedores y el Muro, etc. Pero ellos, que aún son jóvenes, ya llevan “la penitencia en el pecado”; es decir, que por su actos, y sus errores su “pecado” es también es su “penitencia”. Y como decíamos ayer, es la puta la soberbia, que se creen que ya van a ser poseídos y gozados de por vida. Yo, que veo con más posibilidades de ganancia electiva a Petra que a los otros dos, espero que se vaya empollando en la lección. Si bien es verdad, que esto de la soberbia y la jactancia en “Calvarra” no se dio. Y copio esto de Camilo- Justicia y Paz – para los creídos . Habiendo entrado un sábado, a comer en casa de uno de los jefes fariseos, ellos le estaban espiando. Notando Jesús que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que haya otro de más categoría que tú; y venga el que te invitó y te diga: “Cédele el puesto a éste”, y entonces, avergonzado, tengas que ir a ocupar el último lugar. Por el contrario, cuando te inviten, ponte en el último asiento, y, cuando venga el anfitrión, te dirá “Amigo, sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque el que se ensalza será humillado y el que se humilla será enaltecido.

Nos siguen le yendo allende de los mares

Nos siguen le yendo allende de los mares

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: