De mi hemeroteca


No me digáis que, y tenor de mi entrada de abajo, que si hubiera una alcalde que se preocupara de lo que los cuchareros necesitamos como los (prohibidos aparcamientos) por todo el centro del pueblo, ahora en invierno no se podían dejar libres casi todos, incluido del que él hace uso y abuso en la puerta del Ayuntamiento que, en todo caso, por las tardes y fines de semana debería estar libre. Pero como él no se preocupa más que de la nómina de final de mes, a los usuarios que nos den…… Esperemos que a la vista de la separación del cargo al año que viene, podamos examinarle los balances de nuestras cuentas. Ya estoy cansado de decir lo incapaz que ha sido. Pero siempre atribuyendo a Rubén grandes culpas por sus pasividades con estos Dos. Este pueblo por estos desgobernados !también huele a muerto!!

Como no puede subir andando por que la gente le ningunea, en auto

Como no puede subir andando por que la gente le ningunea, en auto

 

 

 

Nos cuentan que la Guardia Civil pone multas a todos los que aparcan indebidamente o en sitios que se prohíben en el casco urbano de Pedro Bernardo. Sin entrar a discutir la legalidad de la conducta, porque lo prohibido es eso, (se impide). Si queremos culpar a quienes prohibieron todo y como estrecharon el círculo de la libertad, que en tiempos muy recientitos fue un circulo vicioso por Dos mujeres que solo sabían prohibir. Podíamos empezamos a cantar eso de “libertad sin ira”, y tan contentos, y ahora no nos dejan ni sitio para aparcar en Pedro Bernardo, mientras se anuncian los carnavales con un cartel que es todo ‘sombra’.
P. B., no es solo un misterio histórico, sino un rompecabezas, ya que los mejores o fueron separados del resto de nuestra entidad o tuvieron que ausentarse. ¿Estamos locos o somos locos? La ‘guerra’ que Petra nos encarnó se está reflejando en nuestra vida del día, a día. Con esas multas que el “sargento ramírez” imparable, se traduce en el retroceso de nuestras libertades. Primero nos prohibieron aparcar en el “Puente”, después en la “Plaza Vieja”, que eran los dos sitios más espaciosos que teníamos los conductores para aparcar, cuando la Plaza Toros esta en fiestas o mercadillo; que nos podía deparar la vida cucharera a estos efectos , a condición de tener sitios que no confundiesen la conservación rustica del Pueblo, que es una de las bellas artes, con el discurso político, de estas Dos impresentables que fueron los soliloquios más desagradables que P. B. ha tenido.
Ahora me prohíben ellas hacerlas fotos en los plenos siendo cargos públicos, (aunque ya solo las quedan -las credenciales- para su repaso por la vida publica mas deshonrosa cucharera) .
¿Qué podemos hacer que no esté mal visto de ellas? Hay quienes creemos que únicamente ver los acciones de política-basura que ejercieron. Quizá esas largas y cortas revelaciones que ejercieron ellas, solo les hagan daño a las personas que son sancionadas con multas por la F. P. , pero a todos nos obligan a evitar por la calle a ciertas personas que se nos meten “en nuestra habitación”. Las bien llamadas ‘ tontas’, fueron mas tontas de lo que parecen. Su función principal, por lo menos la que ocuparon para cobrar de nuestros fondos públicos, sea impedir que vuelvan a salir elegidas el 22 de mayo próximo si se presentaran a los comicios locales. Sería excesivo que se prodigaran estos Dos personajes a un programa de análisis social donde personas como ellas, aquejadas de eso que pudiéramos llamar “fatalidad de tareas”, nos muestren sus más desdichadas convicciones. No. No se trata de excluirlas, sino de seleccionarlas para apartarlas de nuestra gestión municipal: ya sea en el gobierno o en la oposición. Para eso habría que nombrar a una cabeza pensante y no a un político secuaz.
Sr. J. M. Creo que por lo menos los fines de semana habría que tapar esas señales prohibitivas, o alguna medida similar, para que el “sargento ramírez” no pueda poner tantas multas. (Que el dinero anda muy escasito) Queremos que se nos permita hacer más cosas. O dicho de otra manera: que no se nos prohíban tantas como estas Dos nos prohibieron; que nos permitan equivocarnos por nuestra cuenta, que para eso “equivocadamente”escogimos a quienes iban a asfixiar nuestras libertades menores.
Así sea.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: