El hijo complaciente


 

 

Este es el hijo complaciente

“Este es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; escúchenlo”.

Dice el Chinodelanzahita:

Él, te pide perdón de verdad y sabe sobradamente que se equivoco no por solo lo de aquel día, sino que se equivoco con lo sucedido durante todo el verano con los contenedores. Se lo hemos recriminado porque se ha equivocado hasta el fondo, pues como tu bien decias era inhumanizante e indecoroso para un pueblo del calibre de Pedro Bernardo.

Y te lo va a reconocer, porque las cosas hay que hacerlas bien de aqui hasta que se termine todo esto.

A ver si podeis confeccionar una buena lista puesto que se ve que teneis ideas buenas y nsobre todo ganas y empeño.

(Y Alvarez incluido si es que quiere…).

Contais con nuestro apoyo.

Después de otra observación, esta de arriba, que podéis ver en mi Blog (comentarios) “al hijo prodigo” le vino la sensatez  y el juicio, reconociendo el ultraje de su padre con el agravio de (hijo de puta).

A ver si eres  chinodelanzahita para convencerle que lo reconozca él, aunque sea particularmente, pues cuanto más tarde,  va a ser peor.

Por otro andurrial

Tres años y medio tardo el alcalde en arreglar la pista que ponemos en foto, después de quejas y suspiros ante el Ayuntamiento, por las varias caídas de cuchareras sin que haya oído los lamentos. Hasta que recientemente otra se cayó, y según me cuentan, tuvo problemas con una muñeca.

El como dice entre otras cosas “que no está para arreglarnos nuestros problemas” que digo yo, que está solo para cobrar la nóminas de fin de mes. Pero ojo, Fernando, sin críticas. Que en otra “me cago en la madre que te  parió”.

Mira esta reflexión chino

El perdón no es un simple mecanismo para liberar de culpa a quien le ofendió, el perdón es un mecanismo para que seamos libres de la amargura que deja esa acción en la conciencia cucharera. A tu padre seguro que  ni se le ocurre.
Pedir perdón, porque no es que esta persona que  no se considere culpable de nada, sino que se cree una persona inequívoca, que no tiene que desatar amarras porque su superioridad no la deja ver más allá de su frente.
 Es muy significativo saber, que el perdón no exonera de culpa al ofensor, sino que libera al ofendido. Yo particularmente, creo – chino-, que el alcalde  debe pedir perdón, para ser libre de las heridas que me ha causado.
   El perdón es un mecanismo para que nuestro corazón sane de las heridas, para que nuestra voluntad brille, para que nuestra vida vaya en aumento, para que tú y yo podamos desarrollar este potencial que poseemos y que nadie nos puede quitar nunca. Tu que eres joven chino practícalo.
Quien tuvo fe ciega en la victoria no tuvo los ojos bien abiertos, ya que hay herencias que no pueden rechazarse

 

 

"el burro cayendo y el arriero perdiendo ellos lo irán entendiendo"

“el burro cayendo y el arriero perdiendo ellos lo irán entendiendo”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: