Hasta el tiempo pide…


Hasta el tiempo pide cambios

 

Lo que no cambiemos que sea porque, no podemos cambiarlo.

Empieza a llover en este momento. De haber sido ayer, con 24 horas de diferencia no se hubiera podido celebrar la Procesión. Como no se va a poder celebrar la becerrada anunciada y programada para esta tarde (El Cristo mediante)

Todas estas cosas imprevistas e impróvidas, y dado que el pueblo cada vez, y cuando pasa ese verano que requieren la Fiestas con calor y calor, las fiestas de mediados de septiembre cada vez son menos proclives.

Esto, del Cristo, sin que yo haya leído del por qué, se instituye en esta fecha del día 14 de Septiembre; a no ser de que en el año 1936 los falangistas de Franco ocuparon  Pedro Bernardo, apresando a los primeros susceptibles de ser rojo (con varias mujeres y un niño) para luego fusilarlos, no veo yo la razón de no poderlo adelantar como a una “Semana Grande” cuando el pueblo se colma de gentes.

Era entonces, década de los años 1930 cuando el pueblo tenía una densidad de población de 3.300 censados de hecho y de derecho. Hoy como sabéis 927, de derecho.

Habemos de reconocer a los nuevos munícipes su escaso cambio del Pregón el sábado. Pero ha sido insuficiente y exiguo.

Según escribo miro (las 18 h.)  por la ventana de, y hacia la Plaza, y no pasa nadie.

Oigo el redoblar del tambor, que supongo de la Charanga ya sobredicha, y que, ¡Que dinero nos cuesta por esas músicas tan estentóreas! Que ¿a quién divierte? Ni ellos mismos.

Si hubiera de ser suspendida la becerrada, esto, a quien acarrea expendios y dispendios económicos es al Ayuntamiento.

Tendréis los más jóvenes que esperar a que estos “rancios tradicionalistas” desaparezcan para cambiar esta fiesta. Ya no tiene razón de ser, con el abandono que se está produciendo en el pueblo “cucharero” estas fiestas: Con frio 18 º,  y lluvia repito, no tienen ninguna razón de ser.

Creo que la Corporación ´reinante´, con esa mayoría imperiosa que tiene, claro que podría hacer cambios. Pero “hace más el que puede, que el que quiere”.

Subo al piso superior por cerrar ventanas y oigo aplausos y los “pasodobles toreros demorosos” de la Charanga. Por lo que la becerrada se está celebrando. Lo celebramos por el Ayuntamiento, que se libera  de cargas y culpas

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: