Degradante y humillante


Degradante y humillante

Teníamos cita para la médica esta mañana, a las 10´45horas.

Por la  deficiencia física de mi señora, y la mañana lluviosa (con una especie de sirimiri) y el termómetro del coche marcando 8º, la dejo a la puerta del Consultorio, y me dispongo a aparcar porque había sitios en la Cuesta.

Veo que me hace señas, para que suba con el coche, pero lo que menos me suponía yo era lo que pasaba. Y, ocurría, que la puerta estaba cerrada. Que no se abre, hasta las 10´30 h., que viene la Doctora. Había otras dos personas pasando las intemperies, que ya llevarían un rato -supongo-.

Nosotros hubimos de meternos en el coche con el motor encendido para no escarcharnos  por nuestra edad octogenaria.

Señor alcalde. “Para este viaje no hacían falta alforjas”, ni seis concejales del PP. Si vamos a ir ´marcando los pasos hacia atrás´ nos duelen, pero hay que decirlo y con fuerza.

Quiero recordar, que: Siempre la que recoge los avisos al terminar habría el Consultorio, con frio o sin él. Porque, al menos, y dada esta población envejecida que provee al pueblo, por políticos y políticas infaustas y siniestras,  con largas esperas allí, podamos estar cómodos y gratos.

Las barbas añosas, que admiten y permiten a las enfermedades con caminos francos, no nos los hagáis  vosotros los Poderes Públicos, mezquinos  y usureros (con nuestros impuestos.)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: