LA FERIA


untitled

 

 

A la Feria, de la Feria
Mis años ya no me incitaron para ir, ver, y arrancar fotos de la Feria.

Esto, y otras más, como la Vaquilla, S. Sebastián etc., tenemos que reconocérselo y recodarle al alcalde J.M., “calvarra”. Un alcalde del pueblo y para el pueblo. Sencillo, natural, humano, y cercano a los cuchareros. Como queremos que sean los políticos hoy. Ahí están esas ciudades gobernadas por Podemos y sus confluencias.
Errores, todo ser humano los cometemos: pero una cosa es el error y otra la prepotencia, la arrogancia y el engreimiento: como esos dos que ya no quiero nombrar, que tanto dejaron que desear.

Esto, de hace Dos años
[[La Feria (con sor Maria elevando su jaculatorias) para no dejar poner puestos de bebidas y otros, que son tan viejos como la misma feria. Nos acordábamos en el bar hoy, como los viejos taberneros ya difuntos llevaban sus mesas con vino porque solo había eso, vino, y alguna botella de aguardiente de nuestros alambiques. Entre ellos tía Candi, Cipri, Domingo, M. Navas. Que, dicho sea de paso, el ‘clan` Navas ha sido siempre incluidos todos sus mimbres una buena gente. No sé a quién sale este nieto, que además de tardo es mala persona.
Esperemos al año que viene, que por ahora -aunque no se hayan celebrado las elecciones – ya estarán sin poderes y podáis llevar todos los que lo deseéis vuestros puestos o kioscos sin pedir permiso a nadie a la feria.
Cuando hay abusos de poder hay que romper las reglas del juego. Como nos pasa con los políticos del Estado: (Los unos y los otros), esto hay que cambiarlo desde abajo. Con ellos -como con Maria- a la mismísima (M).]]

Copio de una entrada mía de la Feria una foto y, este texto de una poesía de Machado

ESPAÑA DE CHARANGA Y PANDERETA
Por Antonio Machado
La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero;
a la moda de Francia realista,
un poco al uso de París pagano,
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahur, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste
cuando se digna usar de la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero,
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahito
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.
Por Antonio Machado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: