“La Iglesia española se echó en brazos de los golpistas tras el golpe del 18 de julio”


http://www.publico.es/politica/hilari-raguer.html

Hilari Raguer: “La Iglesia española se echó en brazos de los golpistas tras el golpe del 18 de julio”

Raguer es monje benedictino en la abadía de Montserrat desde 1954, doctor en Derecho Civil por la Universidad de Barcelona y diplomado en Estudios Superiores de Ciencias Políticas en la Sorbona. Ha desarrollado amplias investigaciones sobre el papel de la Iglesia en la Guerra Civil española, por el que insta a las autoridades eclesiásticas a pedir disculpas por su posición durante la contienda.

5787e1029350c

 

ALEJANDRO TORRÚS

MADRID.- Hilari Raguer (Madrid, 1928) habla de sí mismo como un antifranquista, un demócrata y un nacionalista catalán. Es monje benedictino en la abadía de Montserrat desde 1954, doctor en Derecho Civil, diplomado en Estudios Superiores de Ciencias Políticas en la Sorbona y ha estudiado ampliamente el papel de la Iglesia durante la República y la Guerra Civil española. De hecho, sus opiniones distan mucho de las habituales en la jerarquía católica española, a la que insta a pedir disculpas como heredera de la Iglesia de 1936. No obstante, Raguer critica que desde la historiografia (de uno y otra vertiente ideológica) siempre se ha exagerado una presunta connivencia del Vaticano con el golpe, que él rechaza. La Iglesia española se echó en brazos de los golpistas, pero no el Vaticano. Raguer atiende a Público desde la abadía del Montserrat con ganas de que la “verdad” llegue a la sociedad y de esta manera sea más fácil evitar lo que sucedió un 18 de julio de 1936, hace ahora 80 años. “Cuanto más sepamos más fácil será que no vuelva a suceder. Hay que apartarse de esas actitudes”, dice.

¿Qué papel jugó la Iglesia católica en el pronunciamiento militar del 18 de julio?

La Iglesia católica, como las derechas, empresarios, gente rica, etc., no tomó parte de la conspiración golpista del 18 de julio. Pero sí que deseaba y esperaba un golpe del ejército que pusiera fin a los desórdenes, sobre todo después de la victoria de las izquierdas en febrero del 36. Pero una cosa es que lo desearan y que esperaran ese alzamiento y otra es que la jerarquía católica estuviera en la conspiración. No lo estuvo. Sí que es cierto que algún eclesiástico recogía fondos que no se sabía dónde iban a parar. Había diversos grupos dentro de la Iglesia que deseaban y fomentaban un golpe, pero sólo había uno que tenía posibilidades de éxito: el que preparaba el general Mola, el Director. Y en esta conspiración no había miembros de la alta jerarquía.

¿Los golpistas tenían en mente la religión o la Iglesia cuando hicieron el golpe de Estado?

Los que formaban aquel golpe no se distinguían por su religiosidad. El Director, el general de Brigada Mola, no se distinguía por su religiosidad. El jefe de la Junta de Defensa de Burgos, Cabanillas, era masón; Queipo de Llano era también anticlerical. El único católico era Dávila, que también estaba en Ación Católica. El Franco de antes de la Guerra tampoco se distinguía por su religiosidad. Sus compañeros africanistas decían de él: “Ni misas, ni mujeres”. Otra cosa es que después, cuando se pronuncia el alzamiento, la Iglesia se lanza en brazos de los militares.

¿Por qué se lanza la Iglesia en brazos de los militares?

Se sentían perseguidos por el Gobierno del Frente Popular y, además, la Iglesia estaba identificada con las derechas. Ser de derechas y ser católico era prácticamente sinónimo. Las excepciones eran rarísimas. La Iglesia no entró en la conspiración, pero se lanzó en sus brazos. La prensa de los primeros días, en los sitios donde triunfó el alzamiento, en Salamanca, Burgos, Sevilla, Zaragoza no hay nada de religión. Pero conforme pasan los días se convierte en una guerra religiosa.

Los conjurados no se movían por móviles religiosos. Pero a los días se enmascaró y se construyó el mito de que el golpe se dio por defender a la Iglesia y a la religión. Pero es falso. En los bandos de declaración del estado de guerra de los militares del alzamiento se decía que el ejército toma el poder y contra qué se levantan y a favor de qué. Ni uno sólo dice que lo hace por declaraciones religiosas. Dicen que es por el peligro del bolchevismo, por el orden público, por la dignidad de España, por el papel del ejército, etc. Pero ninguno nombra la cuestión religiosa. Los bandos y los mensajes de Franco en los primeros días tampoco lo mencionan. Hay uno que habla de cruzada pero en un sentido simbólico, no religioso. Incluso, el 1 de octubre, cuando Franco toma posesión como jefe del Estado pronuncia un discurso en el que habla de la separación Iglesia-Estado. Los carlistas y el obispo Gomá protestaron enérgicamente y el texto oficial que se divulgó después del discurso de Franco ya no recogía lo de la separación.

¿Entonces los golpistas apelan a la defensa de la Iglesia y de sus derechos cuando vieron que necesitaban apoyo exterior para ganar la Guerra que había iniciado su golpe fallido?…………………………………….)

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: