Rivera siempre dice sí


Rivera siempre dice sí

Aníbal Malvar

Cuando Albert Rivera se desnudó en 2006 para aquel rompedor cartel electoral, mi periódico de entonces me envió a Barcelona a enterarme bien de quién era aquel muchacho tan arrojado y apolíneo. A la cita, creo recordar que en la misma plaza de Catalunya, acudió Rivera simpáticamente acompañado por una decena o docena (o más) de chicos y chicas todos muy clorofílicos e informalmente elegantes. Nos sentamos en una terraza, yo me pedí un güisqui y ellos se conformaron con descafeinados con leche, refrescos light y aguas de Vichy. Mantuvimos una agradable e inteligente conversación (o sea que yo hablé poco), y al final, dada la catadura de sus ingestas líquidas, no me quedó más remedio que hacerle a Rivera una pregunta que llevaba escrita en el cerebro sin interrogantes.

–Oye, compañero. Pero vosotros no vendréis de las Nuevas Generaciones del PP…

La negativa fue contundente, coral, irradiante y ofendida, por adjetivarla por lo bajo. Dos meses después de aquella charla, se filtraron los documentos que demostraban que el líder de Ciutadans y sus clorofílicos corifeos sonreían tan bien como mentían.

Hace apenas 25 meses, el presidente del Banco Sabadell –que heredó el cargo de su padre por sus eminentes aportaciones a la ciencia del nepotismo–, nos decía en público que “hay que crear una especie de Podemos de derechas”, porque “el Podemos que tenemos nos asusta un poco”. Y de esa holgura intelectual nació Ciudadanos.

Las palabras de Josep Oliu –el meritocrático banquero– no cayeron en saco roto, pues es banquero de talento indudable y generosidad despiadada: en 2011 pagó un euro por la Caja Medierránea, con un aporte estatal de 5.250 millones; en 2013 invirtió un euro (insisto, la astronómica cantidad de un euro: no liarse con los ceros) para hacerse con la propiedad del rescatado Banco Gallego, operación por la que apenas recibió 245 millones de dinero público aportado por el FROB. Dos negocios ruinosos para él, pero necesarios para el bien de España e invertidos en la verdadera caridad (esa que empieza por el banquero mismo).

El caso es que la idea de este destacado humanista y elevado pensador llamado Josep Oliu ha cuajado en nuestras mentes yermas, y Ciudadanos es hoy una realidad con enorme proyección en esta época dorada de la política española.

En sus primeras elecciones generales, lograron no solo 40 escaños, sino la suficiente fuerza como para convencer al PSOE de que suicidara la posibilidad de un gobierno de izquierdas. Pues el PSOE no tiene miedo a un gobierno de izquierdas: tiene miedo a liderar un gobierno de izquierdas. Ay, qué horror, si se entera Merkel. La oposición es un lugar ideológicamente muy confortable para los que carecen de ideología.

Ahora Ciudadanos tiene algunos escaños menos, pero se va con el PP para atacar la corrupción. Postura muy digna si eres tan analfabeto que ni siquiera puedes entender los sms: “Luis, sé fuerte”.

En seis meses, C´s ha pasado de querer gobernar España a otorgarle el gobierno primero al PSOE y luego al PP. A mí no me parece muy coherente, salvo desde la perspectiva de banqueros que por dos euros compran dos bancos y se embolsan 6.000 millones del FROB (que es una institución que nos pertenece a todos los españoles, a ti, a mí, a tu perro y tal).

Ciudadanos nació para impedir la gobernabilidad, y les está saliendo bien porque los españoles somos gilipollas. Todo esto durará (si Pedro Sánchez no se pone valiente), hasta que Rajoy vuelva a pagar en negro a sus valets de Moncloa. La situación me recuerda a un chiste de Forges en el que Mariano (no Rajoy, el dibujo) se acerca a una ventanilla pública a protestar porque le han conculcado algún derecho. Y el funcionario responde (cito de memoria)

–Eso les pasa a ustedes por andar votando a tontas y a locas.

510219_tn

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: