Picasso, el pintor insultado en el franquismo


 

http://www.publico.es/opinion/picasso-pintor-insultado-franquismo.html

580dcefaee9cf

 

 

Picasso, el pintor insultado en el franquismo

El apoyo de Picasso a la República durante la guerra civil española provocó un cambio radical en la imagen de su figura artística en la prensa durante la dictadura franquista, hasta la tibia apertura informativa de los años 50.

‘Mujer sentada’, de Picasso, vendida por 56 millones, un precio récord para una obra cubista Cubismo, Picasso y Románico, y Duchamp, atractivos de otoño en Barcelona

ANA I. BERNAL

MÁLAGA. – Tal día como hoy, hace 135 años, nacía Pablo Ruiz Picasso. La idea que tenemos de lo que significó su arte la podemos formar a partir de su obra, las críticas o sus propias palabras recogidas en publicaciones. Pero, sin duda, uno de los canales de comunicación que más incidencia tuvo en la población de la época fue la prensa. Hoy día no se cuestiona su capacidad artística, pero hubo una etapa en este país donde el nombre de Picasso desapareció. Y, cuando aparecía, era para lanzar duras críticas sobre él.

Basta sólo realizar una búsqueda de hemeroteca entre 1931 y 1950, en dos diarios destacados de la época, como La Vanguardia y ABC (en sus ediciones de Madrid y Sevilla), para comprobar la evolución de la imagen de Picasso desde la II República española, durante la Guerra Civil y los primeros años del franquismo, antes del aperturismo informativo de mediados de los cincuenta.

El artista de vanguardia durante la República

A finales de 1931, se publica una crónica de una conferencia de Junoy (La Vanguardia, ver documento). El escritor decía del pintor malagueño que “en cuatro rasgos de un Picasso está toda la historia y toda la prehistoria del arte”. A su lado, otro artículo de opinión recogía que era el paradigma del artista auténtico. “Es difícil encontrar en la historia de las Bellas Artes, ni siquiera en el Renacimiento, una personalidad tan vigorosa”, recogía la crónica. En ese texto, Picasso era el “genio de la pintura moderna”, con su aportación de “múltiples variaciones”, sin dejar de “evolucionar y transformarse”. También se hacía un reconocimiento patrio de su figura, con referencias como “es nuestro pintor” o “el hijo pródigo”. Aunque la prensa reconocía y debatía sobre su arte, el Gobierno republicano no había adquirido por entonces ninguna de sus obras. Es, precisamente, el posicionamiento político posterior de Picasso lo que motiva que la República refuerce su imagen.

Con motivo de una exposición de arte contemporáneo español en la galería Piectheimen de Alemania, La Vanguardia (27/04/1932, ver documento) refleja que Picasso es “el centro del certamen” y que constituye un “revolucionario de la pintura”, por ser el “destructor de la forma” y por “aunar la maestría de nuestros clásicos”. Durante 1932 la fama de Picasso aumentará. Una crónica de ABC Madrid (15/06/1932, ver documento) recogía la exposición que se realizaría de él en Georges Petit. Por primera vez se presentaba su obra completa en París. El redactor sugiere que Picasso es un “hombre mito”. 1935 será convulso para Picasso por motivos personales que sobrepasarán al artista. Dejará de pintar durante meses, desde mayo de 1935 hasta febrero de 1936, en los que se dedicará a escribir poemas surrealistas. A finales de año, la exposición de Picasso en Madrid, que parecía un hecho imposible, comienza a tomar forma.

Primeros cambios (……)

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: