Rajoy (tres tazas)


http://www.eldiario.es/zonacritica/nuevo_gobierno_rajoy_6_576452390.html

Iba a ser el Gobierno renovado para un tiempo nuevo, con jóvenes, independientes, perfil dialogante, guiños a Ciudadanos y PSOE, algún gesto con Cataluña… Parece que todavía no conocemos a Rajoy

Si Rajoy retrasó tanto el anuncio de su nuevo Gobierno es porque se lo estaba pasando pipa esta semana con nuestras quinielas, rumores y especulaciones. Yo me lo imagino en la salita, mirando redes sociales y prensa digital entusiasmado, contándole a su mujer: “Mira, Viri, aquí dicen que voy a poner a Durán Lleida… ¡Y a José Antonio Marina en Educación! Sí, claro, y a Rivera de vicepresidente, no te jode”.

Que sí, que Rajoy iba a sorprendernos con un Gobierno renovado: caras nuevas, jóvenes, independientes, perfil técnico, gente de talante dialogante, algún golpe de efecto hacia Cataluña, un detalle con Ciudadanos, un guiño al PSOE tras el mal trago de la investidura… Esperábamos al nuevo Rajoy, el presidente del tiempo nuevo, el gobernante capaz de reinventarse para una etapa llena de desafíos, diálogo y grandes acuerdos, donde el Parlamento iba a bla bla bla…

¡Que hablamos de Rajoy, oigan! Parece que después de tantos años no lo conocemos todavía. Qué penica daba el portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, valorando el nuevo Gobierno: “Rajoy no ha hecho un Gobierno para el diálogo, no termina de darse cuenta de que está en una situación completamente nueva”, dijo con cara de verdadera decepción, y lamentó el continuismo y el poco perfil dialogante.

Ahí tenéis, abstencionistas del PSOE: si no queríais Rajoy, dos tazas. Un Gobierno de más de lo mismo. Como si tuviera mayoría absoluta. Mantiene su núcleo duro, confirma a los responsables de los recortes, de la amnistía fiscal y la reforma laboral. Además, premia a la secretaria general del finiquito en diferido, asciende a dos alcaldes leales y a su fontanero económico. Ah, espera, que en Exteriores ha puesto a uno que nadie esperaba. Hasta ahí llega la capacidad renovadora de Rajoy.

Un Gobierno más pepero todavía que el de 2011, cuando sacó la mayoría absoluta. Un Gobierno donde todos, salvo el de Exteriores (que se sepa) y el “independiente” Guindos, todos tienen carné del partido, todos han tenido cargos orgánicos y han ido recorriendo el escalafón y acumulando méritos que ahora se ven recompensados. Un Gobierno de fieles que parece más pensado para seguir por el mismo carril e ir preparando las siguientes elecciones que para esa fantasía de “Gobierno del Parlamento” que nos había contado el PSOE, y que ahora va a ir explicando por las asambleas a sus militantes.

Ahí tenéis eso, PSOE y Ciudadanos. Más Rajoy, puro Rajoy, y además en su estilo: sin rueda de prensa, con una nota simple tras todo un día esperando. Toda una muestra de que llega una nueva época.

Pero seamos justos con él: hay que reconocerle la audacia de dejar fuera a Fernández Díaz. Habría sido ya mucha chulería mantenerlo, pero siendo Rajoy, yo me creería hasta que lo pusiera de portavoz del Gobierno

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: