Historia de una condena a muerte


http://www.vozpopuli.com/actualidad/Historia-condena-muerte_0_971003375.html

Historia de una condena a muerte

El dramaturgo Antonio Buero Vallejo, del que este año se conmemora el centenario de su nacimiento, estuvo a punto de ser fusilado recién acabada la Guerra Civil, cuando tenía tan solo 23 años, acusado de un delito de adhesión a la rebelión por haber falsificado documentos para el Partido Comunista de España (PCE). Vozpópuli ha consultado la causa abierta contra él por los tribunales militares franquistas para reconstruir la historia de su condena a muerte.

FALLAMOS: Que debemos condenar y condenamos a los procesados Enrique Sánchez García, Amable Donoso García, Alejandrino González Venero, Ramón Torrecilla Guijarro, Juan Fonseca Serrano, Antonio Buero Vallejo y José Izquierdo Pascual a la pena de muerte”. El 16 de enero de 1940, el tribunal militar presidido por el coronel Hernández Comes dictaba sentencia contra un grupo de militantes del PCE que a lo largo del verano de 1939 había intentado reconstruir el partido en la capital tras varios intentos previos fallidos. La sentencia asumía sin una pizca de duda las conclusiones del fiscal jurídico-militar, que atribuía al joven Buero Vallejo, que entonces tenía 23 años, haberse puesto al servicio del ‘régimen rojo’ durante la Guerra Civil y haber participado en los trabajos de reorganización del PCE después de la ‘liberación’ de Madrid por las tropas franquistas.

“La victoria de las armas nacionales, que cerró gloriosamente la primera etapa de la Revolución Nacional Sindicalista con un inapelable fallo de la Providencia y de la Historia, sobre fundamentos de razón y de fuerza prodigiosamente hermanados en esta ocasión, no fue admitida como definitiva por algunos elementos díscolos y contumaces” pertenecientes a la “facción política que hizo inevitable, como una necesidad física, el Alzamiento Nacional”, decía el escrito del fiscal en unas líneas introductorias antes de atribuir a cada procesado toda suerte de responsabilidades por haber “soliviantado espíritus para resucitar los bien muertos cuadros de sus organizaciones”.

Su padre fue fusilado en Paracuellos por las tropas republicanas al inicio de la Guerra Civil

La condena a muerte de Antonio Buero Vallejo cayó como un mazado en el domicilio familiar, que ya había vivido una tragedia al inicio de la guerra con el fusilamiento por las tropas republicanas del cabeza de familia, el teniente coronel Francisco Buero García, un militar gaditano que tras varios destinos en África y Canarias había recalado en Academia de Ingenieros de Guadalajara, primero como profesor ayudante de lengua inglesa y después de matemáticas. Tras 25 años en la capital alcarreña, en 1934 se trasladó a Madrid con su mujer, María del Carmen Cruz Vallejo Calvo, y sus tres hijos, Francisco Buero Vallejo, el mayor, militar como el padre, Antonio y Carmen. “Mis abuelos se vinieron a vivir a Madrid porque sus hijos se mudaron a la capital –cuenta ahora Carlos Buero, uno de los hijos de Antonio Buero Vallejo-. Mi tío Francisco, destinado al Cuartel de la Montaña, y mi padre para iniciar los estudios de Bellas Artes, de modo que mi abuelo aceptó un destino en el 2º Regimiento de Ferrocarriles después de haber rechazado otros durante años”.(::::)

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: