FELIZ AÑO 2017


https://youtu.be/AvCgZC5fB04?list=PLmCoi_wMh8ZCwVAGw7ypgf6SdyyRjl7JA

FELIZ AÑO 2017

Nosotros también, queremos en este ultimo día del año 2016 que termina, poneros nuestros mejores deseos para el año que está a punto de comenzar (2017)

Este que se va aunque a nosotros (particularmente) no nos acarreó  ningún mal, si a muchas gentes españoles, y no, por permanecer en nuestro territorio; que  les dejó “huérfanos de los derechos sociales” por estos politiquillos de tres al cuarto que nos han tenido ‘en funciones` días y meses. Que ahora nos suben las pensiones un 0,25% y el IPC un 1,50, aunque eso no es lo peor. Lo peor es, esos sin techo, sin lo básico con las componendas y remiendos del PSOE, que se decía de Izquierda.

Esperemos que las urnas y sus encuestas les den más su merecido. Por cómo se han acoplado en la burguesía burocrática.

En fin, vamos a ser un poco esperanzadores y esperar que la izquierda de Verdad les conduzca  un poco por la ruta de mas igualdad y reparto de los bnienes.

 

Zamora comunica a los Franco que retirará la Medalla de Oro al dictador


http://www.publico.es/politica/zamora-retirara-medalla-oro-franco.html

Zamora comunica a los Franco que retirará la Medalla de Oro al dictador

El municipio se suma a la lista de corporaciones que en el último mes han aprobado o presentado mociones para retirar la insignia al dictador y diversas personalidades del

Que este personaje no figure más que (como un asesino en serie) de españoles a derechas e izquierdas <mío>

PÚBLICO

MADRID.- El Ayuntamiento de Zamora retirará la Medalla de Oro a Francisco Franco. El Consistorio, dirigido por Izquierda Unida, ha comunicado a la familia del dictador su intención de retirar la insignia y ha iniciado los trámites para que los Franco puedan presentar sus alegaciones en un plazo de dos meses. Una vez terminado el proceso de alegaciones, el Consistorio hará oficial la retirada de la Medalla en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, tal y como ha anunciado La Opinión de Zamora. El reconocimiento fue entregado al dictador en sesión plenaria de marzo de 1949. Asimismo, el consistorio también se propone retirar idénticas insignias a Carlos Pinilla, Teodoro Arredondo (primer alcalde del movimiento) y Gerardo Hernández, concejal de esa misma corporación.

El Ayuntamiento también ha anunciado que está trabajando en el reconocimiento de los empleados municipales y concejales depurados tras el golpe de julio de 1936. Un total de seis concejales y cinco funcionarios municipales fueron fusilados, mientras que 38 trabajadores del Consistorio y otros seis concejales fueron cesados. Los ediles fusilados en 1936 fueron Saturnino Barayón, Justo López, Gonzalo Alonso, Herminio Asorey, Benedicto Carreras y Quirino Salvadores.

Retirada de medallas y reconocimientos

El anuncio de Zamora de la retirada de la Medalla de Oro a Franco se suma a una larga lista de municipios que están quitando los honores tanto al dictador como a figuras destacadas de la dictadura. En este sentido, este mismo jueves Sevilla aprobó la retirada de la Medalla de Oro a José Utrera Molina, ministro durante la dictadura y suegro del exministro Gallardón. A principios de este mes de diciembre la localidad de Palencia también anunció que retirará la Medalla de Oro que concedió en 1941 al anterior jefe del Estado, Francisco Franco, y le fue entregada en 1962 en el palacio del Pardo, su residencia oficial. La localidad alicantina de La Vila Joiosa también retiró este reconocimiento al dictador el pasado 24 de diciembre. También en este mes de diciembre el Ayuntamiento de Ponferrada ha anunciado que ha comenzado los trámites para retirar el título de alcalde honorífico y la medalla de oro de la ciudad a Franco. Así lo anunció la propia alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, tras la petición realizada por el Grupo Municipal Socialista así como a la moción impulsada por Ponferrada en Común en agosto de 2015 solicitando la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en la ciudad. A principios de este mes de diciembre, el Ayuntamiento de Madrid también retiró la Medalla de Oro al obispo Leopoldo Eijo Garay, que fue durante 40 años obispo de la ciudad y uno de los eclesiásticos más destacados en la defensa del golpe de Estado que desembocó en una Guerra Civil. El municipio de Aranjuez, por su parte, aprobó en un Pleno del pasado noviembre retirar la Medalla de Oro concedida al dictador Francisco Franco, distinción que concedió la localidad en 1970 en base al Reglamento de Honores y Distinciones que regía entonces en el consistorio.

 

Sevilla retira su Medalla de Oro al suegro de Gallardón


http://www.publico.es/politica/sevilla-retira-medalla-oro-al.html

Sevilla retira su Medalla de Oro al suegro de Gallardón

La Diputación Provincial aprueba, con los votos de PSOE, IU, Podemos y Ciudadanos, la revocación de la máxima distinción otorgada por esta institución a José Utrera Molina, gobernador civil de Sevilla en los 60 “por su implicación en el régimen franquista”.

 

DANIEL CELA

SEVILLA.- La Diputación Provincial aprueba, con los votos de PSOE, IU, Podemos y Ciudadanos, la revocación de la máxima distinción otorgada por esta institución a José Utrera Molina, gobernador civil de Sevilla en los 60 “por su implicación en el régimen franquista”. El exministro recurre a los tribunales para conservar la distinción y reprocha el “odio” contra su persona José Utrera Molina, el último ministro vivo del dictador fascista Francisco Franco, exsecretario general del Movimiento en el primer Gobierno de Carlos Arias y ex gobernador civil de Sevilla de 1962 a 1969, mantenía hasta este año una calle con su nombre en la capital andaluza y ostentaba la Medalla de Oro de la provincia, la mayor distinción que ofrece cada año la Diputación Provincial, y que le fue otorgada en el 69. En cinco meses, Utrera Molina ha sido expulsado del nomenclátor sevillano por el Ayuntamiento de la ciudad, en aplicación de la Ley estatal de Memoria Histórica, y acaba de perder su Medalla de Oro. El último pleno del año de la Diputación Provincial ha aprobado por mayoría que se le revoque tal reconocimiento, igual que se hizo anteriormente con el mismo Franco y con el general Gonzalo Queipo de LLano. Ésta era la tercera vez que se votaba la propuesta de IU y Participa Sevilla (marca afín a Podemos), dos veces anulada anteriormente por defectos formales, y que finalmente ha prosperado gracias al respaldo del PSOE y de Ciudadanos. Sólo el PP se ha abstenido.

Utrera Molina fue ministro de Vivienda durante el Gobierno de Carrero Blanco y es suegro del exalcalde de Madrid y exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. La Diputación de Sevilla, gobernada con mayoría absoluta por el PSOE, ya amagó a principios de año con retirarle la Medalla de Oro, pero entonces el gabinete jurídico de la institución frenó la propuesta, entre otras cosas, porque no se le había comunicado previamente ni a él mismo ni a su familia. El exministro franquista presentó alegaciones contra el acuerdo del pleno de Diputación para retirarle la distinción, pero todas han sido desestimadas, advirtiendo incluso de que los argumentos de Utrera Molina para defender su medalla continente “referencias que bien pueden interpretarse como exaltación de la dictadura surgida de la sublevación militar y mantenida por medio de la represión, lo que puede entrar en conflicto con la Ley de Memoria”. Las alegaciones, dice el escrito del órgano provincial, “se limitan a desgranar un sentimiento herido desde la perspectiva sesgada de quien no reniega de sus vinculaciones ideológicas y políticas”. La familia del exministro ha anunciado ya un recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo de revocación de la Medalla de Oro, porque representa un “torrente de odio e intolerancia” hacia su persona.

Causa abierta en Argentina

La primera propuesta que IU llevó al pleno de la Diputación para revocar la medalla al exministro franquista, el pasado febrero, implicaba también la adhesión de dicha institución a la causa instruida por la magistrada argentina María Servini para enjuiciar por delitos de genocidio y lesa humanidad al franquismo y a sus responsables vivos, entre ellos José Utrera Molina. La jueza le acusa de haber firmado, en 1974, las últimas ejecuciones a garrote vil de la dictadura: las de Salvador Puig Antioch y Georg Michael Welzel. Pero en julio, los servicios jurídicos de la Diputación anularon el procedimiento iniciado en febrero, alegando que la imputación del exministro en la querella interpuesta por Servini “no había sido acreditada”. Además, la Audiencia Nacional cuestiona que la jueza argentina tenga jurisdicción para encausar el franquismo. IU y Participa retiraron los argumentos relativos a la causa judicial argentina y volvieron a llevar la moción que reclamaba la revocación de la Medalla de Oro a Utrera Molina. Esta vez los letrados de la institución no pusieron reparos y la propuesta prosperó. La Diputación defiende la retirada de los honores al exministro por sus “responsabilidades políticas de alto cargo durante la dictadura franquista responsable de la represión a centenares de hombres y mujeres de la provincia de Sevilla, causa por la que no es merecedor de esta distinción principal”. El texto, igual que la decisión del Ayuntamiento de retirar su nombre del callejero sevillano, viene amparado por la Ley de Memoria Histórica. “La participación de Utrera Molina en el régimen franquista como gobernador civil parece que fue determinante para la concesión de la medalla de oro en 1969, con el fin de reconocer su actuación personal durante la dictadura, reconocimiento que puede conectarse con las previsiones de la Ley 52/07 (de Memoria)”, reza el acuerdo, al que ha tenido acceso Público. La antigua avenida de Utrera Molina, en Sevilla capital, ha pasado a llevar el nombre del cura obrero y periodista José María Javierre, exdirector de El Correo de Andalucía, decano de la prensa sevillana.

 

 

2016: juicio a una época… ya juzgada


http://www.eldiario.es/zonacritica/juicio-epoca-juzgada_6_595700444.html

2016: juicio a una época… ya juzgada

 

Sí, en 2016 hubo momentos inéditos. Pero como espectadores ya hacía tiempo que los habíamos juzgado, porque también nosotros quisimos pasar página a la corrupción, hastiados unos, conformes otros con el castigo al PP en las urnas

Nos las prometíamos muy felices hace doce meses, cuando en enero veíamos la agenda de previsiones para el nuevo año y nos deteníamos en el capítulo judicial: 2016 iba a ser el año que sentaría en el banquillo toda una época. El año que haría temblar la democracia salida de la Transición, el año que el PP preferiría borrar del calendario, el annus horribilis para la monarquía con una infanta en el banquillo, el año de pesadilla que quitaría el sueño a Rajoy.

Empezaba ya en enero juzgando nada menos que a la familia real y alrededores, con el caso Nóos. Seguiría en febrero con los responsables de Caja Castilla-La Mancha, como representantes del saqueo y hundimiento de las antiguas cajas de ahorro (la manchega fue la primera rescatada). Y ya en otoño, concentraría a un centenar de acusados ilustres en la sede poligonera de la Audiencia Nacional para juzgar las tarjetas black (65 acusados) y la primera temporada de Gürtel (37 en el banquillo).

El photocall judicial de 2016 no podía ser más impresionante: Rato, Blesa, Urdangarín, la infanta, Bárcenas, Díaz Ferrán, Matas, Correa o el Bigotes como estrellas principales, pero también un listado de testigos VIP encabezado por la plana mayor de los gobiernos Aznar: Arenas, Acebes, Cascos, Mayor Oreja… Por la alfombra roja les seguirían decenas de abogados de los primeros despachos del país, defensores de un interminable listado de ex: ex alcaldes, ex diputados, ex senadores, ex tesoreros, ex vicepresidente del gobierno, ex banqueros, ex sindicalistas, ex duque de Palma, ex infanta lista, ex jefe de la Casa Real, ex comisionistas, además de empresarios y el mismísimo PP como responsable civil.

Nunca se había visto tal concentración de poder político y empresarial en el banquillo. El titular tan manido de “Juicio a una época” se quedaba corto. La España de los noventa y principios del XXI abierta en canal, con todas sus miserias al aire. Y en riguroso directo, con las televisiones acampadas a la puerta del juzgado y las sesiones retransmitidas en streaming, a menudo simultáneas, obligando a zapear.

Y sin embargo, llegado el momento de la verdad, nos invadió una tremenda sensación de déjà vu, de cosa ya vista, que como saben es un fallo neurológico propio de situaciones de cansancio mental. Esto ya lo habíamos visto, oído, vivido. Esas declaraciones ya las habíamos escuchado, esos interrogatorios ya los habíamos presenciado, esas fotos entrando y saliendo de juzgados parecían viejas, esas corbatas en el banquillo las teníamos muy vistas, el detalle de gastos de las black nos lo sabíamos de memoria. En este “juicio a una época” ya habíamos estado. No solo nosotros: también las acusaciones y fiscales, que no mueven una coma de sus peticiones iniciales.

Hablamos de casos que han tardado demasiados seis o siete años en llegar a juicio. Por el camino, las larguísimas instrucciones judiciales funcionaron como ensayo previo, y las revelaciones y filtraciones periodísticas adelantaron todo el material que ahora el tribunal convertía en grisácea prosa judicial. Nada que no supiéramos, nada que no hubiésemos oído ya, incluso con las mismas palabras. La lentitud judicial ha sido una explosión controlada, que cuando llega el estallido final se ha quedado sin pólvora.

Sí, hubo momentos inéditos, importantes, históricos incluso (toda una infanta en el banquillo…). Pero como espectadores ya hacía tiempo que los habíamos juzgado, y sentenciado, porque también nosotros quisimos pasar página a la corrupción, hastiados unos, conformes otros con el castigo al PP en las urnas. El propio PP se repanchingaba en las valoraciones: esto ya está amortizado, los ciudadanos ya votaron, pasa palabra. Y en efecto, según pasaban los días (y qué largo es un juicio), las noticias judiciales perdían sitio en las portadas, el número de periodistas en la sala menguaba, las conexiones en directo desde la puerta se espaciaban, los pocos ciudadanos indignados que abucheaban a la entrada se quedaban en casa.

Así que, a falta de bombazos, nuestra atención acabó por desplazarse a lo anecdótico: quién se sentaba junto a quién en el banquillo, qué se cuchicheaban los acusados, quién se confundía de puerta y se metía en otro juicio, cómo se miraban en los pasillos denunciante y denunciado, lo que se le escapó a uno con el micro abierto, el castigo del derrochador que ahora se comía un sándwich en los descansos, el poderoso que no sabía usar la máquina expendedora de bebidas…

El año que iba a juzgar a una época se fue desactivando y convirtiéndose en el año que juzgaba una época ya juzgada. La serie de procesos que iban a tambalear la democracia, castigar al PP, estremecer a la monarquía y quitar el sueño a Rajoy, cierran este 2016 con el bipartidismo reinventándose en discreta gran coalición, el PP como partido más votado y subiendo, el rey permitiéndose un discurso aburrido en Nochebuena, y Rajoy pasando unas tranquilas navidades en Moncloa.

 

Un vaso de vino (cuentos republicanos)


 

http://ctxt.es/es/20161221/Culturas/10211/cuentos-republicanos-Magda-Bandera-ficcion-manifestaciones-14-de-abril-Zapatero.htm

CUENTOS REPUBLICANOS

Un vaso de vino

Magda Bandera

No sé por qué me dijo que era republicano en nuestra primera cita, al tercer o cuarto vaso de vino. Quizá fue porque me sorprendió leyendo las pegatinas de su chaqueta, aunque ahora no sabría precisar si decían “No a la ley de extranjería” o “Salvemos las ballenas”. En realidad, aquellos lemas no me interesaban demasiado, solo quería ganar tiempo.

Nuestro primer encuentro fue un accidente. Javier estaba en una manifestación y decidió telefonear a su amigo Mario para tomar una cerveza, pero su dedo resbaló hasta mí. Me rellamó. Lo había hecho un par de horas antes, porque quería entrevistarme para el diario. Durante aquella charla su tono fue bajo, tenía poco que ver con su euforia mientras creía estar hablando con Mario:

—¡¿Tú dónde andas?! ¡Qué mal que no hayas venido! Ha estado fenomenal, de veras. Estoy de subidón. Nos vemos dentro de media hora en El Desván para celebrarlo.

Cuando al fin se calló, pude aclararle que se había equivocado de número:

—No soy Mario. Soy Lola, acabas de hacerme una entrevista por teléfono.

—Hostia, perdona.

—No pasa nada. Me ha hecho mucha gracia lo de tu subidón. ¿Puede añadirme a la fiesta?

—Bueno…

No te preocupes, es broma.

—No, ven, ven, en serio… Siempre es mejor ver la cara de los entrevistados.

Cuando se acabó el vino, Javier me dijo que le gustaba mi nombre, Dolores. Me temí lo peor y acerté. Era un viejo comunista de treinta años.

—¿Y cómo has aceptado trabajar un 14 de abril?

Mi ironía no pareció molestarle, porque pidió otra botella. Al principio me sorprendió que tomásemos tinto a secas. Pero no podía ser de otro modo, aquellas mesas de madera sin barnizar pedían vasos grandes, sorbos lentos.

—¿Los periodistas tenéis contrato?

Tampoco sé por qué le hice aquella pregunta tan abrupta. Tal vez fue para agradarle, porque estaba segura de que a partir de entonces empezaría a hablar sin descanso y yo podría aprovechar su entusiasmo para observarle a mi antojo. Y, sobre todo, evitaría que él siguiera con su interrogatorio telefónico. (……..)

 

 

 

 

 

27 municipios valencianos solicitan subvenciones para excavar fosas y retirar símbolos franquistas


 

http://www.eldiario.es/cv/municipios-valencianos-solicitan-subvenciones-franquistas_0_593541180.html

27 municipios valencianos solicitan subvenciones para excavar fosas y retirar símbolos franquistas

La Diputación de Valencia pone en marcha una línea de ayudas para el cumplimiento de la ley de Memoria Histórica

Las peticiones doblan lo previsto por la corporación provincial, que había presupuestado 200.000 euros 

Nueve años después de la aprobación de la ley de Memoria Histórica, que obliga entre otras cuestiones a la retirada de símbolos franquistas, varios tratados de colaboración internacionales e incluso una bronca de la ONU, en las calles valencianas todavía persisten las marcas del franquismo.

En forma de placas, nombres de calles y de centros públicos, a las puertas de las iglesias o en las puertas de las viviendas de protección oficial (VPO) aún encontramos generales o “homenajes a los caídos”, incluso al propio dictador. Además, en la provincia de Valencia hay 167 fosas con víctimas de diversas cronologías de la Guerra Civil y la dictadura.Para eliminar las distinciones que enaltecen el franquismo, garantizar el respeto a las víctimas y contribuir a que los municipios cumplan la normativa sobre Memoria Histórica, la Diputación de Valencia convocó unas subvenciones a las que podían optar tanto municipios como asociaciones. A ellas se han acogido 27 municipios y 3 asociaciones, con más de 39 proyectos. En total, se necesitarían más de 400.000 euros para abarcar todos los proyectos presentados, pero la diputación sólo cuenta con 213.000 euros para esta primera convocatoria.

Los casos más comunes son las placas de las VPO y los nombres de las calles, pero aún persisten distintivos a Primo de Rivera, monolitos en las puertas de los cementerios, cruces de los caídos y otros homenajes a los “caídos por Dios y por España”. Se tratarán de eliminar todos de forma paulatina, priorizando los casos más llamativos.

Se trata de la primera ocasión en la que la Diputación convoca este tipo de ayudas y, por el momento, ni Alicante ni Castellón las han planteado. Existen tres líneas de actuación en los municipios: localización, excavación y traslado de restos de las fosas comunes de los represaliados durante la Guerra Civil y el franquismo; la puesta en valor de espacios durante la Guerra Civil y la dictadura y la ayuda a los ayuntamientos para la retirada de símbolos franquistas y cambio de denominación de las calles. Respecto a la puesta en valor, desde diputación aclaran que se trata de una labor pedagógica, para destacar aquellos espacios emblemáticos durante la Guerra Civil, monumentos o placas a los fusilados por el franquismo o recuerdos de bombardeos.

La aplicación de la ley ha suscitado reticencias e incluso rechazo de los sectores más próximos a la derecha, asegurando que era una ley revanchista. Por contra, desde Diputación aseguran que la retirada se hará de forma “digna”, sin “generar conflicto social”. “Todos son víctimas de la guerra, se trata de no ensalzar a unos por encima de otros, no es un castigo social. Hay que hacer pedagogía”, señalan desde la corporación provincial. La simbología se retirará a museos locales o a los espacios que decida cada Ayuntamiento en coordinación con las preferencias de los familiares.

La mayoría de fosas que se excavarán se encuentran en la localidad de Paterna, cuyo ayuntamiento paradójicamente no ha solicitado estas ayudas, aunque sí lo han hecho tres asociaciones del municipio. La Diputación supervisará todo el trabajo y se colaborará con las consellerias de Cultura y de Justicia. La exhumación de los restos humanos procederá de la siguiente manera: una vez se realice la excavación se agruparán los restos, se practicará prueba de ADN y, una vez identificados, se entregarán a las familias. Existen diversos estudios sobre las fosas valencianas a través de los cuales se ha estimado el número de personas que se encuentran en cada una, así que los técnicos trabajarán sobre ese plan.

Respecto a la aportación económica, se elegirán los mejores proyectos, ya que superan con creces las previsiones económicas de la Diputación. En principio, las asociaciones se llevarán el grueso del importe (unos 150.000 euros). Las excavaciones se pueden subvencionar hasta el 100% y el resto de actuaciones hasta el 90%.

Los municipios que han presentado un proyecto para optar a las ayudas y cumplir la ley de Memoria Histórica son: Albaida, Alboraia, Aldaia, Alfafar, Algemesí, Alzira, Bétera, Catarroja, Chelva, Chiva, Cullera, Godelleta, Jalance, Ontinyent, La Pobla Llarga, Paiporta, Quart de Poblet, Rafelbunyol, Riba-Roja, Sagunt, Silla, Utiel, Vallada, Villar del Arzobispo y Xirivella. Por su parte, las tres asociaciones son: Asociación Ateneo Republicano de Paterna, Asociación Científica Arqueoantro y la Asociación de familiares y víctimas del franquismo de la fosa 113 de Paterna.

 

 

 

Feliz Navidad (Las campanas doblan por ti )


Y LA VIDA (EN ESTE CASO LA MUERTE) SE HACE ANTOJADIZA  QUE, HASTA ESTA NOCHE -Y AHORA-,  NOS ESTAN DESCARGANDO UN MUERTO. NO SABEMOS QUIEN, Y LO OMITIRIAMOS POR RAZONES SOBRADAS

Queremos y copiamos este articulo (al felicitaros la Navidad)  para que no olvidemos lo que esta pasando en Oriente Medios y Europa (Alemania la ultima) que cuantos: Sin techo, frio y hielo como dice el villancico, por culpa de unos desalmados políticos que no faltaron  nunca en la Historia Universal

Vaya con ese dolor y sufrimiento mi mas sincera felicitación.

 

Las campanas doblan por ti

Desgraciadamente solo es ante hechos como el atentado en Berlín cuando nos enfrentamos a la cruda realidad de que las campanas doblan por nosotros, que eso que ocurre en Oriente Medio o en el Norte de África no es ajeno a nuestra propia realidad, que nos concierne

Ibán García del Blanco / Farid Othman Bentría

23/12/2016 – 21:22

Un policía deposita unas flores en el lugar del atentado perpetrado el pasado martes en Berlín. EFE

Esta semana el terror volvió a sacudir Europa con el atentado en el mercado navideño de Berlín. Una vez más se muestra que no se necesitan medios muy sofisticados para matar, únicamente la terrible voluntad de causar dolor. Desgraciadamente solo es ante hechos como estos cuando nos enfrentamos a la cruda realidad de que las campanas doblan por nosotros, que eso que ocurre en Oriente Medio o en el Norte de África no es ajeno a nuestra propia realidad, que nos concierne. El terrorismo mata en Bagdad a quien va al mercado, asesina en Kabul mientras uno se pasea por la calle, secuestra a tu hija en Nigeria, o te mutila en Boston mientras corres una maratón; es un enemigo global que pretende poner de rodillas a quienes no sientan o piensen como él, independientemente del credo, origen o ideología.

El objetivo del terror es que nos rindamos. Y nos rendimos cuando abjuramos de nuestros principios fundamentales por el fin mayor de una “guerra contra el terror”. Lo hicimos con intervenciones como las de Irak, que abonaron los campos para el nacimiento de las serpientes de Al Qaeda o Daesh. Nos rendimos cuando desde Europa le decimos al mundo que abandone toda esperanza, que no hay consuelo para los débiles, como tristemente hemos hecho con la crisis de los refugiados.

Y nos rendimos también cuando nos dividimos y estigmatizamos a un grupo étnico, político o religioso. Acudir al concepto de “guerra de civilizaciones” para explicar la situación actual es un error estratégico –empuja a un lado de la trinchera opuesto a 1.500 millones de musulmanes/as– y una falacia absoluta que se destruye con solo observar que la abrumadora mayoría de las víctimas del terror son de origen musulmán. Justo después del suceso de Berlín, fue la popular Andrea Levy la que enarboló de la manera más frívola esa supuesta guerra de civilizaciones.

La respuesta no es la islamofobia, la respuesta es la alianza cívica. Alianza también con la ciudadanía española de confesión musulmana que comparte nuestros principios democráticos y que con su colaboración es la responsable, junto con la profesionalidad de nuestras fuerzas de seguridad, de los fenomenales resultados que el contraterrorismo ha tenido en España desde el 11M.

Pero nos estaríamos rindiendo asimismo si, tapándonos la nariz, convalidáramos lo inconvalidable en una mal entendida respuesta a un “enemigo común”. Lamentablemente no parece que ésta sea sólo una tentación de la derecha neocon sino que, cada vez más, tiene su reverso en una parte de la izquierda europea que parece haber retrocedido décadas en el tiempo. No se puede visitar uno de los campos de refugiados que escapan del terror, para luego entrevistarse con el “Lobo” que ha destruido sus vidas. No se puede normalizar un discurso bajo el cual se camuflan miles de asesinatos, no se puede legitimar a un carnicero como Al Assad. Alepo, es la mejor muestra.

Se movía estos días por las redes una viñeta en cuatro secuencias, que es un gran dibujo de lo que está pasando en Siria. En la primera aparecía Al Assad frente a una muchedumbre que sostenía carteles pidiendo libertad. En la segunda, Assad, con un palo, comenzaba a golpear a los disidentes. En la tercera se veía cómo remataba al último con un golpe en la cabeza mientras que, despejada la marabunta y todos yaciendo ensangrentados en el suelo, solo quedaba en pie un sujeto encapuchado al que antes no se veía, con un alfanje en la mano y un rifle a la espalda. Ya en la última escena el autócrata miraba directamente al lector y le decía : “¿Ahora cuál es tu elección, él o yo?”.

Seguir proclamando que “no existe oposición democrática en Siria, los únicos opositores al régimen son el Estado Islámico y Al Qaeda”, es competir en frivolidad y desconocimiento con quienes hablan de guerra de civilizaciones. Cuando hablamos de Siria no se puede reducir la ecuación a elegir entre Daesh o Bachar Al Assad, pues la realidad del país es más compleja y ambos extremos repugnan nuestros valores más esenciales. Por cierto, no legitimemos tampoco con nuestro lenguaje a un grupo terrorista como Daesh llamándolo “Estado Islámico”, porque ni es Estado, ni es Islámico.

Solo con una solución de concepción global, que forje una alianza internacional sobre principios esenciales compartidos y que ataque las raíces del problema, saldremos de esta pesadilla: la paz, la libertad, el respeto a la legalidad y la cooperación internacional, el reforzamiento de la interculturalidad en nuestras sociedades, la justicia social. La guerra contra el terror se gana con el arma de nuestros principios más elevados, solo ganaremos sacando lo mejor de nosotros mismos. Contando con todos quienes hacemos de ésta una sociedad más diversa y plural, contra nadie.

Ibán García del Blanco, exsecretario Federal de Cultura y de Movimientos Sociales y Diversidad del PSOE

Farid Othman Bentría, experto en materia de Derechos Humanos y Ciudadanía

 

¿Por qué utiliza el término Guerra de España y no el de Guerra Civil?


http://www.publico.es/politica/guerra-civil-debe-conocerse-guerra.html

Sagrario Vera, María Esquivel , Josefa Bermejo. Una historia “desconocida” de mujeres guerrilleras

La Ley de Amnistía seguirá como “escudo franquista” gracias a PP, PSOE y Ciudadanos

La lista negra de los 500: los ‘paseados’ gallegos del 23-F

585ad527188f3_r_1482347836071_132-259-1500-964

 

DAVID JORGE

 

ALEJANDRO TORRÚS

MADRID.- Acaba de publicar su primera obra, Inseguridad colectiva (Editorial Tirant Humanidades), y ya se propone revolucionar los términos con los que todos nos hemos referido a la Guerra Civil. La explicación es sencilla. El término de Guerra Civil sólo acoge dos bandos enfrentados dentro de un mismo país. Pero el conflicto bélico que asoló España entre 1936 y 1939 fue mucho más que eso. Es imposible entender el golpe de Estado del 18 de julio y el desarrollo de la guerra sin la participación de Italia, Alemania o la URSS. Por eso, este doctor en Historia y profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México utiliza el término de Guerra de España, que a su juicio, recoge en su seno tanto el concepto de guerra civil como la crucial importancia de los factores externos. Se trata de David Jorge, un joven historiador que ha culminado su doctorado con la obra anteriormente mencionada y que ha estado dirigido en este largo camino por el prestigioso Ángel Viñas. De hecho, la carta de presentación de David Jorge la suscribe el diplomático: “Un historiador de las nuevas generaciones nacidas en democracia, que con habilidad, destreza y maestría ejemplifica hasta qué punto la antorcha de la investigación sobre la guerra española está pasando a buenas manos”. El lector debe retener su nombre. Ha llegado para quedarse y ya prepara nuevas obras que revolucionarán lo que conocemos de nuestro pasado reciente. Atentos.

¿Por qué utiliza el término Guerra de España y no el de Guerra Civil?

Cuando hablamos de Guerra de España no se excluye que haya una Guerra Civil. Es una denominación más amplia que permite incluir los factores internacionales, que tienen un papel absolutamente clave en el golpe de Estado, en el desarrollo de la guerra y en el final de la misma. No se puede interpretar con un mínimo de rigor la Guerra de España sin tener en permanente consideración los factores internacionales. Tampoco se puede interpretar la situación internacional de la época sin tener en cuenta la Guerra de España. Hoy día hablamos de la Guerra de Irak, de Siria, de Corea, de Vietnam… y también había o hay una Guerra Civil en esos países. Se da por hecho que tiene dimensión internacional.

¿Es casual que haya prevalecido el concepto de Guerra Civil frente al de Guerra de España?

No, no es casual. Responde a la voluntad de separar el caso español de la II Guerra Mundial o de lo que se considera como II Guerra Mundial, es decir, de septiembre de 1939 a 1945. ¿Por qué? Para justificar la política de No Intervención, el triste papel de las democracias europeas y la decisión de no derrocar a Franco una vez muertos Hitler y Mussolini. Las democracias occidentales interpretan en 1945 que Franco ya no representa un peligro y sí un valladar anticomunista. No son consideraciones nada anécdoticas. Durante los años de la Guerra, se hablaba muy poco del concepto de Guerra Civil. Es sobre todo a posteriori y en el mundo anglosajón cuando se consagra. En el francés prevaleció el concepto de Guerra de España y permanece hasta nuestros días. Es un tema en el que hay profundizar más.   (…..)

 

 

MEMORIA HISTORICA


http://www.publico.es/politica/eduardo-santos.html

http://www.publico.es/politica/ley-amnistia-seguira-escudo-franquista.html

 

Entrevista a Eduardo Santos

“Tenemos que involucrar al servicio público de Justicia en la investigación de los crímenes franquistas”

Eduardo Santos es el diputado de Unidos Podemos que ha defendido la Proposición No de Ley para modificar la Ley de Amnistía de 1977 de modo que deje dALEJANDRO TORRÚS

MADRID.- La Ley de Amnistía de 1977 seguirá funcionando como una ley de punto final de la dictadura franquista que tapona las peticiones de verdad, justicia y reparación tanto de las víctimas del franquismo como de los más diversos organismos internacionales en defensa de los Derechos Humanos. Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos han rechazado la Proposición No de Ley (PNL) de Unidos Podemos para añadir un artículo a la mencionada ley que aclarara que no puede ser aplicable a los delitos de “torturas, desapariciones forzadas, crímenes de genocidio o lesa humanidad” cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. La Comisión de Justicia ha rechazado la propuesta con 16 votos en contra, 10 a favor y una abstención. Los argumentos de PP y Ciudadanos, por una parte, y PSOE, por otro, han sido bien diferentes. Los primeros han cumplido con esa ley no escrita de la física que dice que cuando se habla de la Ley de Amnistía un parlamentario de derechas debe citar el discurso de Marcelino Camacho en el Congreso de los Diputados el día de su aprobación. Lo había hecho Gallardón, también Manuel Fraga, entre otros, y hoy se han sumado Miguel Lorenzo (PP) y José Ignacio Prendes (Ciudadanos) para justificar su rechazo a la modificación propuesta por Podemos. El portavoz del PP ha denunciado además que la PNL propuesta por Unidos Podemos – En Comú – En Marea es de “baja calidad democrática” ya que el Congreso ha rechazado en otras dos ocasiones, siempre con los votos de PP y PSOE, derogar o modificar la Ley de Amnistía. “Una cosa es conocer la verdad de lo que sucedió y otra cosa es exigir responsabilidad penales”, ha defendido Lorenzo, que ha finalizado su discurso señalando a los diputados de Podemos que “esto”, en referencia al Congreso, no es una “asamblea en la facultad”.

ALEJANDRO TORRÚS

MADRID.- La Ley de Amnistía de 1977 seguirá funcionando como una ley de punto final de la dictadura franquista que tapona las peticiones de verdad, justicia y reparación tanto de las víctimas del franquismo como de los más diversos organismos internacionales en defensa de los Derechos Humanos. Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos han rechazado la Proposición No de Ley (PNL) de Unidos Podemos para añadir un artículo a la mencionada ley que aclarara que no puede ser aplicable a los delitos de “torturas, desapariciones forzadas, crímenes de genocidio o lesa humanidad” cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. La Comisión de Justicia ha rechazado la propuesta con 16 votos en contra, 10 a favor y una abstención. Los argumentos de PP y Ciudadanos, por una parte, y PSOE, por otro, han sido bien diferentes. Los primeros han cumplido con esa ley no escrita de la física que dice que cuando se habla de la Ley de Amnistía un parlamentario de derechas debe citar el discurso de Marcelino Camacho en el Congreso de los Diputados el día de su aprobación. Lo había hecho Gallardón, también Manuel Fraga, entre otros, y hoy se han sumado Miguel Lorenzo (PP) y José Ignacio Prendes (Ciudadanos) para justificar su rechazo a la modificación propuesta por Podemos. El portavoz del PP ha denunciado además que la PNL propuesta por Unidos Podemos – En Comú – En Marea es de “baja calidad democrática” ya que el Congreso ha rechazado en otras dos ocasiones, siempre con los votos de PP y PSOE, derogar o modificar la Ley de Amnistía. “Una cosa es conocer la verdad de lo que sucedió y otra cosa es exigir responsabilidad penales”, ha defendido Lorenzo, que ha finalizado su discurso señalando a los diputados de Podemos que “esto”, en referencia al Congreso, no es una “asamblea en la facultad”.

 

 

 

 

 

Feliz Navidad cuchareros y demás


Feliz Navidad

Para los que no vengáis (por las razones que sean) el Ayuntamiento ha embellecido y hermoseado así su fachada. Creo, y a mí me parece que preciosa.

Lástima, que, ni a las 19 hoy, ni a las 23´30 horas  ayer que la vimos, pasa un alma, y los bares cierran como que “casi ya”.  Que además el frio ‘es gélido` Tuve que salir ahora con la cara y la cabeza enfundada con una toquilla; ya sé que a los años no se les rebajan los humos. Pero mientras pueda ahí estará mi noticia

Pero que lo países todos bien.  Que otros como recientemente en Alemania ya no lo van a ver. ¡¡Lastima!! 

Los entes como este no se caen. Se caen sus gestores

Los entes como este no se caen. Se caen sus gestores

A %d blogueros les gusta esto: