La hipocresía en estado puro de Ana Rosa Quintana


INTERESANTE

http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2016/12/01/7438/

Luis Gonzalo Segura

La hipocresía en estado puro de Ana Rosa Quintana

Estimada Ana Rosa Quintana:

Estupor e indignación absoluta. No sé, me he quedado sin palabras al leer tu columna bajo el título “Hipocresía en estado puro”. No comprendo el motivo por el que has tenido que hacernos algo así… ¿Qué decir ante tanta desvergüenza? ¿Qué decir ante tanta hipocresía en estado puro?

Lo intentaré, y aunque no sé por dónde empezar, allá voy. Es cierto y no te falta razón, aunque a la vez te falta toda, cuando afirmas que la corrupción cuesta a los españoles 87.000 millones de euros al año (otras estimaciones hablan de 48.000 millones, pero esa no es la cuestión). Tampoco te falta razón y, nuevamente, te falta toda, cuando señalas que uno de los mayores problemas es el abandono de los denunciantes de corrupción.

Hay un momento de tus infames palabras que me gusta especialmente, creo que está logradísimo, es cuando te preguntas invitando a la reflexión sobre “qué está pasando para que suceda esto [en referencia al triunfo electoral del PP, un partido corrupto]”. Es de lo mejor que he leído nunca, de verdad, ¡es la leche!, ¡eres mundial!

Luego sigues, te calientas, una cosa lleva a la otra y en tono indignado reprochas al PP las dificultades que está planteando a la tramitación de una ley de protección al denunciante. Ya crecida, señalas a CC y EH Bildu su falta de apoyo. En esta parte no aciertas del todo, pero sigamos porque el final es de traca, absolutamente grandioso: “Gracias a todos los que anteponiendo vuestro bien personal habéis dado el paso adelante por todos nosotros y por una sociedad mejor”. Sin palabras, AR, lo dicho: ¡eres mundial!

Te aseguro, mi respetada periodista, que me está costando mucho guardar las formas y no recurrir a lo escatológico, lo intestinal, lo familiar o lo divino, porque el estado en el que me has dejado el cuerpo da para todo eso, para todo lo contrario y para mucho más. Sucede que tú, tu programa y tu cadena de televisión jamás habéis dado la más mínima cobertura a las denuncias en el mundo militar, incluso os habéis prestado al blanqueamiento de imagen del mismo con una serie sobre la milicia denominada “Los Nuestros”. Esa cosa extraña que paristeis con asesoramiento expreso de un teniente coronel y que nada tenía que ver con la realidad, aunque para el servicio que pretendíais dar (y no era a la ciudadanía) os sirvió de lujo.

Te diré, por si no lo sabías, que el último informe de Transparencia Internacional, organismo de gran prestigio y reconocimiento a nivel mundial, afirmó que gracias a las denuncias realizadas y los arrestos que sufrí (tres arrestos que sumaron 139 días de encierro) se ha estimulado a la conciencia pública sobre la potencial corrupción existente en las Fuerzas Armadas. Dicho informe destaca, igualmente, la preocupación que debería generar en la sociedad la ausencia de evaluaciones sobre la corrupción militar. A vosotros más que preocupación os dio por servir a los corruptos y blanquear su imagen, ¿y ahora escribes una columna criticando al PP por maltratar a los denunciantes?

Por si fuera poco, no se trata de un caso aislado, muy al contrario, son muchas las historias que ocultáis a la ciudadanía en muchos otros ámbitos, bien lo sabes Ana Rosa, y muchos los denunciantes que terminan triturados bajo vuestra censura, autocensura y/o desvergüenza. Ni mucho menos sois precisamente un referente a la hora de dar voz a los que no la tenemos.

A estas alturas ya resulta obvio que no deberías haber escrito esas palabras, menos aún en un medio tan respetado por muchos, pues lo que procedía era otra columna. Deberías haber pedido perdón a los denunciantes por el continuo abandono al que nos sometéis muchos medios de comunicación y muy especialmente tú, tu programa y tu cadena de televisión. Remordimiento y no indignación debería ser tu sentimiento, perdón y no gracias deberían ser tus palabras. Lamentablemente, te cuesta muy poco criticar lo ajeno y mucho percatarte del lamentable comportamiento que has tenido con muchos denunciantes y con muchas otras historias, que fueron arrojadas al cubo de la basura con tus propias manos.

Finalmente, Ana Rosa, quiero responderte a la cuestión que planteas al afirmar “qué está pasando para que suceda esto” en referencia a la victoria del partido político de la corrupción. Pasa, admirado referente moral, que muchos de los que os llamáis periodistas, incluida tú por supuesto, os rasgáis las vestiduras (como lo has hecho al referirte a la infame conducta del PP con los denunciantes de corrupción), pero hace mucho tiempo que abandonasteis la decencia y la ética periodista y la cambiasteis por el fajo de billetes. Por el sobre y por el velado soborno, porque al fin y al cabo solo sois una anotación más en una libreta más amplia y más legal que la del propio Bárcenas. No es casualidad, pues, que los medios de comunicación españoles sean los menos creíbles de Europa y en tal distinción, de nuevo, tú, tu programa y tu cadena tenéis un destacado papel.

Hace mucho tiempo que no buscáis la verdad, hace mucho tiempo que la verdad poco o nada os importa, hace mucho tiempo que ocultáis múltiples historias y hace mucho tiempo que en lugar de ser críticos con el sistema sois sus metralletas. Porque sois vosotros, el brazo armado del sistema, los que permitís que el PP y el PSOE sigan en el poder y sois y seréis vosotros los que si continuáis con este indecoroso comportamiento seréis responsables de conducirnos a una situación catastrófica dentro de unos años. Repito: que haya ganado un partido político corrupto en un país en el que los medios de comunicación son los menos creíbles de Europa no es una casualidad y un poco de sentido común es suficiente para percatarse de ello.

Antes de terminar te aclararé que, gracias a vuestra forma de hacer periodismo y por supuesto a ti, a tu programa y a tu cadena, el Pequeño Nicolás ha ganado en unos pocos meses más de 200.000 euros mientras los denunciantes carecemos de visibilidad y los corruptores (que os financian) pasan desapercibidos en toda esta historia. Al tiempo que acontece esta infamia los denunciantes perdemos nuestros trabajos, somos desahuciados y terminamos mendigando. Ni siquiera contáis con nosotros, y eso que lo haríamos gratis, para incidir en los enormes problemas de la corrupción. Por tanto, dais dinero y espacio a los golfos y a los pícaros, financiáis la picaresca, e ignoráis a los que por denunciar lo perdemos todo.

Así pues, Ana Rosa, la próxima vez que pretendas escribir sobre la “hipocresía en estado puro” no hace falta que analices la conducta de ningún partido político, pues solo tienes que mirarte al espejo y describir lo que contemples. Espero, no obstante, como muchos otros, tus disculpas y la inmediata modificación de tu conducta, la de tu programa y la de tu cadena con los denunciantes de corrupción. Siempre estáis a tiempo de dejar de destrozar vidas y construir un futuro mejor con un país menos corrupto. Tal vez sea mucho pedir, pero espero, como mínimo, que si no eres capaz de rectificar al menos no tengas la poca vergüenza de abanderar aquello que con tanto ahínco has estado pisoteando durante años.

Recibe un cordial y afectuosísimo saludo.

 

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra.

En la actualidad sobrevivo gracias a las ventas de Código rojo¡CONSÍGUELA AQUÍ FIRMADA Y DEDICADA!. “Código rojo no deja títere con cabeza. Se arriesga, proclamando la verdad a los cuatro vientos, haciendo que prevalezca, por una vez, algo tan denostado hoy en día como la libertad de expresión” (“A golpe de letra” por Sergio Sancor).

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: