Y la muerte se ocasionó otra vez


Y la muerte se ocasionó otra vez

En Nochebuena una, y en el Año Nuevo otro/a

Abrimos las ventanas de casa y vemos que el Tanatorio está operativo. El coche fúnebre en el aparcamiento, y la chica que lo atiende por sus rededores.

Y no es antojadiza la muerte, es, (pienso yo) que somos una población envejecida y los óbitos son normales y frecuentes  en Pedro Bernardo, y otros pueblos deshabitados.

Tampoco sé hoy de quien se trata, si tengo la primacía de enterarme  por vivir frente al Establecimiento mortuorio.

Descanse en paz


Por otro lado las escarchas, que se acaecen día a día ( lo que circunda la Vuelta el Castañearon)

cam00609

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: