LA SANGRE, y las vallas


LA SANGRE y las vallas

Subo por la Cuesta del Rollo y veo la sangre (de la Herida de ayer) allí seca.

Creo señor Alcalde, que la vida es más importante que (la limpieza y el aseo, siéndolos ambos)

Sin vida, que puede ocurrir en una caída a la gente sexagenaria, octogenaria y nonagenaria por esa Cuesta, sobraría todo. Las preferencias y particularidades deben ser atendidas con predilección y parcialidad.

 

Por otro lado, vemos las vallas de Las Olivillas ya colocadas hoy. Ya está bien, desde el 25 de Junio puesta por el apagón de la luz

De Lorca

-¡Qué vidrios se me clavan en la lengua!

  • Porque yo quise olvidar y puse un muro de piedra entre tu casa y la mía
  • Es verdad. ¿No lo recuerdas?
  • Y cuando te vi de lejos me eché en los ojos arena.
  • Pero montaba a caballo y el caballo iba a tu puerta.
  • Con alfileres de plata mi sangre se puso negra,
  • y el sueño me fue llenando las carnes de mala hierba.
  • Que yo no tengo la culpa, que la culpa es de la tierra
  • y de ese olor que te sale de los pechos y las trenzas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: