LA SANGRE, II


La sangre 2

Más de la Herida en la Cuesta del Rollo.

No sabía nada mas, (de la herida en la Cuesta) que lo que puse y podéis ver en la entrada anterior.

Hoy veo a un familiar y me cuenta “el vía crucis”: La tuvieron que llevar a Ávila, darla puntos de sutura, y la cara se la puso toda negra. Sigue con el pos, que la deseamos lo supero todo y pronto.

Señor alcalde. Usted nos es culpable de que esa acera con ese repecho tenga ese suelo enguijarrado. Lo fue un tal Antonio Sierra y su vicealcalde que nos llenaron el Pueblo “de cantos sin santos”. Cuando cantos, nos sobraban por los cuatro puntos cardinales y la médula, todo empedrado. Ni se les ocurrió –también se endiosaron-  que se harían mayores sus padres entonces cincuentones, ya añejos, y ya lo van  siendo ellos.  ¡Pobrecillos, como desplegaban sus talentos y aptitudes! Para dejarnos un pueblo que progresara y que se abate vertiginosamente hacia el abismo.

Pero Sr. Alcalde. Ahora le toca a V., reparar esos desarreglos. Para mí, por mayor, y como este pueblo se degenera por ese envejecimiento de población de HECHO, debe darlo un trato preferente. Esa mujer caída y herida, pudo llegar a lo inesperado (sin esperar a otra/ o).

 

SECRETARIA VACANTE

http://www.diputacionavila.es/bop/bops/2017/25-07-2017/25-07-2017_175317.pdf

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: