EL VITO


Fiestas

Cumpliendo con el “Vito”

Pilar Barderalunes, 25 de enero de 2016
Como es tradición, los cuchareros participaron de forma multitudinaria en esta procesión que incluye varias paradas a lo largo del recorrido, en las que los fieles recuerdan con vítores y alabanzas las hazañas de San Sebastian

Un año más, Pedro Bernardo  celebro el ‘Vito’ en honor a  San Sebastián, un evento religioso aunque de marcado carácter festivo en el que se implican todos los cuchareros. Se trata de un pasacalles nocturno a pie y a caballo, que recorre distintas calles del municipio y durante el cual se lanzan vítores al santo en una tradición de siglos, que se remonta al menos a 1620.
La procesión del Vito partió a las 18,30 horas desde la plaza de Toros y tras bendecir el párroco de Pedro Bernardo las cintas rojas que a continuación se repartirían entre todos los asistentes, visitantes y caballos presentes para continuar con el  recorrido por las calles del pueblo. Un recorrido que incluyó varias paradas en los ‘cerritos’ para cantar el vito: Vito en la Plaza del Ayuntamiento con dirección calle Arriba y San Sebastián hasta la Ermita (Vito en la Ermita),  Cerrito La Correas, calle Fuentecilla, Callejuela (Vito en el Puente) a la Casa del Cura, donde se clavaría El Vito.
Como es tradición, la procesión está presidida por un estandarte con la imagen del Santo, el Vito, portada por ‘el que echa el Vito’ y cuando se llega a los pequeños cerritos la procesión se va parando quedando los presentes en un profundo silencio solo roto por la voz de las alabanzas y hazañas del mártir en honor a San Sebastián, a cuyas letras respondían con firmeza y aclamándolo a la voz de ‘vito’ los cientos de devotos concentrados, entre vecinos y otros visitantes.
En todas las paradas los vecinos pudieron degustar limonada y bollos típicos. Y así, se  llegó hasta la iglesia en donde se procedió a ‘clavar el Vito’ en la casa del cura. Durante todo el trayecto le siguieron muchos fieles a pie, además de otros a caballo, y muchos con cintas rojas, tal y como manda la tradición.

A %d blogueros les gusta esto: