Fernández Díaz, señuelo para franquistas


http://ctxt.es/es/20160629/Firmas/7016/Fernandez-Diaz-No-Do-cristianismo-franquista.htm

Fernández Díaz, señuelo para franquistas

LUIS GRAÑENA

6 de Julio de 2016

He aquí un tesoro del conservadurismo español, un truco electoral que pasa desapercibido: Jorge Fernández Díaz es el vínculo estético del PP con el franquismo. Tiene un poco del bisbiseo nasal de Torcuato Fernández Miranda y bastante del cráneo resinoso de Arias Navarro. Su comunicatividad mediocre y su estampa como de cera encajarían como un guante en cualquier pase del No-Do, y eso calienta los corazones falangistas cosa mala, igual que su manía de conceder medallas y distinciones a trozos de piedra como la virgen o Paco Marhuenda. Muerto Fraga, quedó Fernández Díaz de señuelo.

Como buen gestor de las cloacas del Estado, parpadea mucho, probablemente como un acto de contención… por no sacar la mano a pasear. En virtud de su puesto, también gasta unas bolsas oculares grandes dentro de las que podría guardar perfectamente un par de ojos de repuesto. Tiene, además, la boca reprimida. En su rostro hay una grave congestión emocional que se resuelve con un atascamiento de pómulos, un rictus gris.

Escucha o se expresa con tacañería. Su comportamiento público va de la indolencia y la pereza al discurseo cenizo y punitivo, sin pasar por un término medio. Sonrisas se le han visto pocas, y las que ha enseñado se parecían más a una mueca de urticaria sin rascar que de alegría.

Su exposición mediática es parca, no mira a los ojos y gesticula lo justo. Apenas se sirve de las manos o de los hombros, se mueve poco para que no le pase lo que a Barrionuevo, que de tanto ajetreo físico acabó aireando el olor a cieno democrático que llevaba siempre pegado al traje.

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: